Compartir
Entre Nos … Por el bien de ellos

Entre Nos … Por el bien de ellos

Por Carlos Santamaría Ochoa

 

Entre Nos … Por el bien de ellos . No cabe duda que los esfuerzos que se realizan en aras de ayudar a los demás son loables, más, cuando son reconocidos en otros lares; ir a presentar trabajo de campo e investigación al extranjero era un sueño para los mexicanos, sin embargo, en la Universidad Autónoma de Tamaulipas hemos demostrado que la capacidad existente en nuestro México querido, y especialmente en el progresivo estado nuestro es cosa de todos los días, y que es reconocida en otros lares.

Tal es el caso de la profesora Nora Hilda González Quirarte, de la Facultad de Enfermería Tampico de la UAT, quien defendió su tesis doctoral, con un trabajo encaminado a mejorar la calidad de vida del adulto mayor.

La catedrática universitaria obtuvo el reconocimiento Cum Laude (algo así como una mención honorífica, la más importante) al presentar su tesis de grado, con el tema antes mencionado.

Fue en la Universidad de Alicante, España, donde la profesora defendió y obtuvo el grado de doctora. El trabajo, según comentó, consistió en evaluar la variable de funcionalidad familiar en familias extensas que viven con el adulto mayor, y el significado d vivir con él.

Refiere la doctora González Quirarte que llevó a cabo entrevistas a adultos mayores y familiares, en as que encontró que existe una funcionalidad moderada, que puede ser modificada, logrando aumentarse con acciones que pueden llevarse a cabo de forma sencilla.

Recuerda que los seres humanos no estamos preparados para el cuidado del adulto mayor, y en ese sentido, se tiene que reconocer que éste, el “abuelito” de todos nosotros tiene debilidades y limitaciones físicas, cognitivas, emocionales, y una enorme disfunción social, gracias a la poca cultura de atención del adulto mayor existente en nuestro país.

En el trabajo se pone de manifiesto la dificultad que tenemos para interactuar con el adulto mayor ante la falta de preparación a una etapa a la que todos llegaremos; en ese sentido, reconoce en su magistral trabajo de tesis que no sabemos interactuar con nuestros adultos mayores, que antes que sentirse parte de la familia, se sienten aislados, llegando a experimentar sentimientos de soledad, la base de esa disfuncionalidad de la que hablamos. Ésta repercute en su estado físico, emocional y social, causando los estragos que todos conocemos y ellos padecen, ante una latente falta de comprensión social y familiar.

Importante es lo que señala en el sentido de que los miembros de las familias manifiestan tener amor por sus adultos mayores, pero éste –el amor-no logra percibirlo quien padece una segregación familiar, con el consecuente daño emocional que conlleva a un enorme daño físico.

Y expone que mucho de ello es porque los miembros de la familia se incorporan a sus labores cotidianas, como la escuela, el trabajo y actividades deportivas y sociales, siendo que hace falta más tiempo con ellos, nuestros viejitos queridos.

Y si a eso agregamos las enfermedades crónico degenerativas y las propias de la senectud, la cosa se complica más, llevando a ellos a sentirse como objetos poco valorados, como cacharros arrumbados, llevando a experimentar la depresión que los enferma más de lo que ya están.

Reconoce que se requiere instrumentar programas que difundan y promuevan entre las familias una educación  capacitación enfocada al cuidado del adulto mayor.

Este trabajo forma parte de lo mucho que se hace en la UAT en materia de investigación y abordaje familiar, buscando integrar a todos los sectores a la sociedad, mediante políticas y programas que tengan buenos resultados.

La profesora Nora Hilda González Quirarte es orgullosamente profesora tamaulipeca, y es uno de los muchos ejemplos que a diario nos pone de manifiesto la máxima casa de estudios tamaulipeca. Este y muchos casos son el ejemplo de que somos lo que muchos no quieren reconocer: una universidad de calidad, de nuestro tiempo, de excelencia.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario