Compartir
Entre Nos … ¿Bienvenido, paisano?

Entre Nos … ¿Bienvenido, paisano?

Por Carlos Santamaría Ochoa

El operativo tiene muchos años y su finalidad principal es facilitar el regreso –aunque sea temporal- de muchos mexicanos que tienen su forma de laborar y subsistir en los Estados Unidos de América, y vienen cada mes de diciembre para reunirse con los suyos, dejando dinero, regalos y su presencia, quizá, lo mas valioso e importante para sus consanguíneos.

Por Tamaulipas, por la importancia de sus cruces fronterizos, Gloria Elena Garza Jiménez, quien funge como subsecretaria de Derechos Humanos y Asuntos Jurídicos del estado, considera que pasarán unos 200 mil, aunque a decir verdad, se nos antoja mínima la suma, pensando en los muchos mexicanos que vendrán a ver a los suyos.

Por lo general, Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo se convierten en un paso multitudinario y obligado, por la importancia que revisten en los dos países, y por las rutas que toman nuestros paisano.

El operativo nació con la idea de facilitar los trámites de importación temporal de los vehículos en los que se transportan, permisos y todo lo que legalmente se requiere, en aras de que no tengan problema para cruzar.

El aspecto de la inseguridad, ahora que nos hicieron el favor de cancelar los operativos que dieron tranquilidad a los tamaulipecos y más durante meses, lo suplen nuestros paisanos haciendo caravanas de muchos pero muchos vehículos, tratando de protegerse entre ellos mismos.

No es lo mismo y lo sabemos, pero algo es algo.

La subsecretaria Garza Jiménez considera que de esos 200 mil mexicanos que vendrán, un 70 por ciento cruzará por Nuevo Laredo por ser la conexión directa con la carretera que cruza prácticamente todo México: desde Laredo hasta el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, pasando por Monterrey, San Luis Potosí y Querétaro, como puntos prioritarios, y haciendo ramal en varios puntos cercanos.

Recordemos que muchos paisanos llegan al Bajío a ver a los suyos: es la zona que más trabajadores en EUA tiene, según INEGI:

Claro que hay temor en muchos de los que vienen por la forma en que se ha conducido el próximo presidente de Estados Unidos, y en ese sentido, se procura propiciar acciones que puedan ayudar a que ellos se reincorporen a sus hogares y la fuerza productiva del país, aunque, a decir verdad, se nos antoja difícil, porque el volumen de dinero que ganan allá nunca se comparará con lo que pudieran ganar en suelo mexicano.

También es importante destacar que la funcionaria recordó que durante el año que concluye ha habido unas 77 mil deportaciones de EEUU hacia México por los puentes tamaulipecos, de los cuales, unos 32 mil son de la entidad, y 45 mil son de otros estados. Es una cifra importante que requiere de acciones de otra índole para poder hacer frente a un problema social que se cierne en caso de que exista un masivo ejercicio de deportaciones. Lo sabemos, lo entendemos, aunque no lo aceptemos.

Algo que tiene que considerar la autoridad es el hecho de que algunos de los que son deportados, buscando una nueva oportunidad para retornar a la Unión Americana se quedan a vivir en la franja fronteriza, incrementando los llamados “cinturones de miseria”, y obligando a las autoridades municipales y estatales a doblegar esfuerzos en materia de servicios básicos y públicos: salud, educación, infraestructura, empleo, seguridad y más.

Sabemos que los problemas se incrementan con estas acciones, porque ellos no desean retornar a casa: quieren volver a intentarlo, y muchos, en ese “intento” se quedan a radicar en nuestra entidad.

Pero resulta agradable saber que la autoridad del estado tamaulipeco toma precauciones al respecto, y asume lo que habrá que realizar en la víspera de que un problema deje secuelas. Hay que prevenir, sin duda alguna.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario