Compartir
Entre Nos … Un año muy difícil

Entre Nos … Un año muy difícil

Por Carlos Santamaría Ochoa

 

No cabe duda que 2016 pasará a la historia para México por muchas razones, y desgraciadamente, la gran mayoría no nos parecen adecuadas: incremento en inseguridad, precios, gasolina y servicios básicos y los oficiales son la marca de una administración federal que no ha tenido la sensibilidad de ser congruente.

No dudamos que sean medidas necesarias, pero el hecho de ver cómo viven, el avión que se compró de una forma ostentosa e inútil, los bonos de 500 vividores que se disfrazaron de representantes populares y otro tanto de Senadores, que no son sino también, una runfla de vividores, sátrapas y deshonestos mexicanos, nos hace enojar a la mayoría de los más de 120 millones de personas que todos los días tendremos que estar pendientes si sube más la gasolina, parteaguas de la inflación.

No se puede negar la importancia de un incremento al combustible, porque cuando sube, todo mundo aprovecha y nos clava una estaca en la cartera a los demás: el pretexto de que transportar la mercancía es más caro y otros hacen que los precios se vayan a las nubes.

Desgraciadamente, esto incrementa en muchos las ansias criminales y se registran más asaltos, robos y demás. Eso es lo que han sembrado, y la gente ya lo sabe, porque las redes sociales se han convertido en un medio de difusión sin censura que maneja la propia ciudadanía, sin distingos, sin pretextos o requisitos: el enojo total es general y justificado, o al menos, así lo vemos nosotros.

Hay miedo de una revuelta social, porque a eso están orillando a una Nación que sabe aguantar barbaridades, aunque a fuerza de ser sinceros, han sido demasiadas las que durante cuatro años nos han enjaretado.

Hemos visto videos en los que asegura el señor que no habrá más gasolinazos y otras cosas, y la verdad duele, pero ahí está lastimando a todos.

En ese sentido, esperamos un nuevo año lleno de angustias, aunque muchos de nosotros tenemos la esperanza de que haya algo positivo, que los empleos no se caigan y que tengamos forma de mantenernos todos, de sostener a nuestras familias sin la necesidad de buscar ingresos poco claros.

Son muchos los riesgos y nos extraña que quienes se ostentan como políticos no lo sepan. México habló en junio pasado y le dijo “NO” a su, clase política: ha buscado otras formas de expresión y gobierno, y para muestra, el Tamaulipas que tenemos hoy en día, que acabó con la economía de muchos porque repartieron el dinero en unos cuantos, que desde San Pedro se pitorrean de todos nosotros. El votante “botó” a los sinvergüenzas en más de la mitad de los estados donde hubo elección y seguramente estamos viviendo la agonía de un partido político que tiene el poder a nivel nacional y que lo perderá en forma irremisible y contundente.

Jugaron con fuego… se quemaron de más.

Y muchos hacemos propósitos para 2017, esperando superar esta crisis de 2016 que ha sido terrible y que no parece detenerse, ante la poca inteligencia de los que gobiernan, y la poca sensibilidad para entender que somos más los pobres que los ricos, que la clase política se ha adueñado en forma insultante de nuestros recursos, y que ya nos cansamos.

Nos cansamos de los Moreira, de los Duarte, de los Torre y de todos esos que nos saquearon sin remedio, y el resultado: la elección pasada.

Y ahora viene la respuesta social, en medio de un generalizado enojo y crisis de combustibles que nos afectará en todo, y de una manera de vivir que invita a buscar oportunidades de desarrollo en el extranjero, porque los que hemos querido mantener nuestra fuerza de trabajo para levantar al país hemos sido superados por la ignorancia política que vivimos, por la demagogia que nos abruma a diario y quieren convencernos que, morir de hambre, vivir en la inocua miseria y sufrir y ver sufrir a los nuestros es normal. Y todavía nos dicen que a partir de febrero puede haber aumentos diarios.

No tiene nombre, y es lo que viene para 2017. Esperemos que la sociedad se apiade de sí misma y reaccione adecuadamente. Mientras, a hacer un balance y una lista de propósitos, que esa aún es gratis.

Comentarios: column[email protected]

 

Dejar un Comentario