Compartir
Entre Nos … Cumple Almaraz a Victoria

Entre Nos … Cumple Almaraz a Victoria

Por Carlos Santamaría Ochoa

En medio del maremágnum de noticias desagradables, de crisis y alza en combustibles que ha detonado en el país una serie de protestas, carestía e inconformidad, llama la atención el hecho de que Victoria, la capital tamaulipeca experimenta una transformación agradable, que nos beneficia a muchos y es motivo de satisfacción.

Oscar Almaraz se comprometió a trabajar por su natal ciudad, y la verdad es que lo está haciendo pese a que el dinero escasea cada vez más, y que los ayuntamientos han experimentado recortes importantes.

Claro, en ese sentido, hay que buscar alianzas con los que pueden y tienen, y Almaraz lo ha hecho para beneplácito de los habitantes de la castigada capital tamaulipeca, ávida de una buena nota.

Vimos con mucho gusto el equipo de limpieza compuesto por varios camiones que vendrán a aliviar la situación de la recolección de desperdicios. Una toma muy interesante nos pone de manifiesto que se ha avanzado en ese sentido, y para lograrlo se ha hecho un enorme esfuerzo en dinero y gestiones, que, finalmente, vendrán a dar una respuesta a nuestro problema cotidiano.

Y el presidente municipal no ha parado en sus recorridos y acciones, constatando lo que se está logrando, y propiciando que su equipo de trabajo también sude la camiseta en serio, en aras de que, cuando concluya la administración nos entreguen buenas cuentas a todos.

La verdad sea dicha: los ciudadanos no buscamos que un partido determinado haga proselitismo: es lo que menos nos importa, más cuando nos han decepcionado enormemente todos los mal llamados institutos políticos: lo que queremos es que la autoridad, sea quien sea, nos cumpla como tal y devengue el salario que se le paga por servirnos.

Nosotros los elegimos, pero ellos decidieron exponerse al concurso ciudadano, así que deben de cumplirnos porque para eso trabajan.

Y poco a poco se transforma la capital tamaulipeca en materia de pavimentación, limpieza, infraestructura y vistas; por el mal llamado 8 de 8 –uno de los más turbios negocios del anterior gobernador- pintan los cordones y carriles, aunque a veces pensamos que sería mejor hacer más obra de otra índole, pero finalmente, debe dársele mantenimiento a todo lo que es servicio público.

Almaraz nos está cumpliendo independientemente del partido que represente: los que vivimos aquí queremos calles limpias, agua, drenaje, alumbrado, seguridad, jardines en buen estado, calles adecuadas, y eso es lo importante.

Y ciertamente da gusto verle en recorridos todos los días, constatando personalmente lo que se hace o lo que falta; la gente se acerca y propone, pide, se queja, gestiona.

Es una administración que tiene esa cercanía que perdimos hace años cuando nuestros políticos decidieron envolverse en burbujas de cristal para no rozarse con la ciudadanía, dejando la convivencia para sus reuniones familiares y de gabinete, olvidándose de lo que la gente siente, requiere y piensa.

Y se agradece que haya ese contacto, porque la mejor manera de enterarse de lo que hay que hacer, lo que se debe hacer, lo que se quiere y lo que la gente pretende es colarse entre ellos y darse lo que se conoce como “baños de pueblo”, que, insistimos, hace mucho no se presentaban.

Ahora habrá que aprovechar esa cercanía y procurar que nuestra administración municipal funcione como debe, que nos permita lograr la gestión necesaria y que se transforme todo esto en beneficios ciudadanos, los que nos permitirán vivir mejor en todos sentidos, y eso, eso verdaderamente es lo importante.

Y habrá que decirle a Oscar lo que un viejo abogado comentó a una excelente bailarina, estrella en su trabajo: “Lo hace usted muy bien… pero no se lo crea”, aludiendo a que el buen trabajo debe llevarse a cabo, pero no sentirse los mejores, porque en ese momento todo comienza a derrumbarse, y la labor desmerece.

En tanto, habrá que aplaudir lo que se está haciendo bien, y no únicamente criticar.

Comentarios: [email protected]

 

Dejar un Comentario