Compartir
Entre Nos … Con toda la fuerza

Entre Nos … Con toda la fuerza

 

Por Carlos Santamaría Ochoa

 

A una jornada de comenzar a laborar en lo que representa 2017, muchos tamaulipecos nos incorporaremos a la función como empleados, servidores públicos, académicos o estudiantes: todos volvemos a clases, trabajo y rutinas cotidianas que deben dejar cosas buenas, pese a lo que México vive hoy en día.

Pero no podemos estar lamentándonos y dejar que las cosas avancen: es menester realizar esfuerzos por mejorar en cualquiera de los ámbitos en que nos desenvolvemos, y qué mejor que con una actitud distinta a la que pesimistamente no nos ha dejado nada bueno.

En ese sentido, recordamos que hay muy escondida en muchos de nosotros una “lista de propósitos” de año nuevo, y en la misma hemos escrito o dilucidado muchas cosas, algunas, inalcanzables por su conformación o por su ambicioso objetivo.

Lo que sí tenemos muy claro es que hay que avanzar como personas, iniciando por un bienestar físico que resulta fundamental en el desarrollo de otras acciones: el estar bien físicamente ayuda y mucho: levanta la autoestima, nos permite conducirnos mejor y muchas cosas más. Entendemos que algunas de éstas tienen que ver con la pérdida de esos kilogramos que se acumularon producto de posadas, convivencias y excesos decembrinos. Bueno, es la hora de actuar y dejar las cosas mejor que como estaban antes de los daños del último mes.

Y comenzar bien puede ser apoyarnos en las instancias oficiales del Sector Salud para comenzar una nueva experiencia nutricional y de actividad física. En ese sentido, hacemos propias las palabras del Subsecretario de Prevención y Protección a la Salud, Alejandro García Barrientos, quien lanza el exhorto a la población para que cuidemos nuestra integridad física a través del ejercicio y una adecuada alimentación, como base para conformar una salud sólida, ajena a complicaciones que luego pasan facturas muy elevadas a nosotros y los nuestros, y nos llevan a padecer enfermedades, algunas, incurables y terroríficas, como son las crónico –degenerativas que conllevan a un deterioro gradual de la existencia del individuo.

El doctor Alejandro recuerda que existen programas para hacer ejercicio, para aprender a comer, para entender cuales son las consecuencias, causas, síntomas y demás de este tipo de padecimientos que, si no los tomamos en serio, podrán causar muchos inconvenientes a todos.

Y en ese sentido, comenta que existe en clínicas y hospitales del sector un número importante de profesionales de la salud que nos pueden ayudar, así como constatar o confirmar esa información que tenemos y a veces no cuentan con un sustento adecuado.

En ese sentido, la Secretaría de Salud sigue promoviendo la salud integral en base a hábitos de vida que debemos adoptar, y que se convertirán en la parte necesaria para tener con nosotros el mayor de los tesoros: el bienestar físico.

Ya vimos que se tiene la información, que existen los programas; ahora se necesita que hagamos uso de todos estos recursos, que tengamos la atención de solicitar el apoyo necesario, y entonces, poder conformar esas brigadas de ciudadanos que queremos vivir sanos, sin complicaciones, y que quienes hemos sido diagnosticados con diabetes mellitus, hipertensión o ambas podemos tener una calidad de vida similar a la de cualquier ser humano, sin limitación alguna.

Entonces, hagamos también de cada uno de nosotros el llamado del doctor Alejandro García, y comencemos a llevar a la práctica la actividad física, a comer mejor, aprendiendo a hacerlo con poco dinero y mucho ingenio, y entonces, dispuestos a obtener la mejor de las recompensas que tiene que ver con vivir bien, vivir mejor, porque cuando se tiene salud se cuenta con el mayor de los tesoros, ya que de ahí parte lo que viene.

Es pues, momento de hacer caso al llamado y entender que lo que no hagamos por nosotros nadie lo hará, y los beneficios, si llegan o no, serán consecuencia de nuestras propias decisiones.

Nosotros tenemos la palabra, entonces.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario