Compartir
Gobierno de Peña en pleno punto de quiebre

Gobierno de Peña en pleno punto de quiebre

Por Dr. Jorge Lera Mejía
Cuando un gobierno pierde contacto con su Pueblo, Campesinos, Trabajadores, Ejército, Instituciones Sociales y Empresarios, corre peligro de quedarse solo y creer que sus comparsas son sus Aliados cruciales.
Ese error está cometiendo Enrique Peña Nieto, al tratar de imponer Pactos unilaterales.
Ayer se demostró lo alejado que se encuentra nuestro Presidente que no escucha la Voz de sus gobernados y se confía de sus socios y empleados como la extinta CTM y el CCE.
Hasta cuándo tendremos el gobierno que merecemos todos lo mexicanos?
Para mostrar lo distante de la realidad en que navega el gobierno de Peña Nieto, presento aquí una Sintesis del extrañamiento que ayer, a las 2 pm le hicieron los Patrones empresariales (COPARMEX):
(…) La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no firmó el “Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar” porque, aseguró, fue entregado dos horas antes de su firma y no incluye metas claras, objetivos puntuales ni métricas que sirvan para evaluar los avances.
En un comunicado, Coparmex explicó que el viernes 6 de enero el gobierno federal propuso a los organismos empresariales agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) suscribir un documento, para presentarlo este lunes 9 de enero; sin embargo, la propuesta final con el texto fue entregada hasta hoy a las 11:00 de la mañana, dos horas antes de su firma pública…
El gobierno de Peña Nieto sufre un síntoma a lo que el sociólogo Polaco, Zygmunt Bauman le denomina “Modernidad Líquida”. Este pensador falleció precisamente esta semana, y se considera uno de los mayores críticos de la Globalización y de la Desigualdad.
Reacio al término “posmodernidad” (porque falta perspectiva histórica para dar por terminada la modernidad), Bauman clamaba: (…) “La nuestra es una versión privatizada de la modernidad”. Hoy la esfera pública “no tiene otra sustancia que ser el escenario donde se confiesan y exhiben las preocupaciones privadas” (…)
Refiriéndose a las formas actuales de atender la política Bauman advertía (…) contra las “comunidades perchero”, de quita y pon, declaraba “el fin de la era del compromiso mutuo”, advertía de que “ya no hay líderes sino asesores”.
A lo cual concluía: “Cuando las creencias, valores y estilos han sido privatizados (….), los sitios que se ofrecen para el rearraigo se parecen más a un hotel que a un hogar”.
Estas ideas nos muestran lo que ahora prueban los políticos efímeros y superficiales como el actual régimen de gobierno, donde ayer mostraron total falta de sensibilidad al tratar de imponer los caducos Pactos o Acuerdos acartonados entre una sociedad empresarial que ya no representa a todos los verdaderos empresarios, a la sombra del conocido Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que supone aglutina a los organismos empresariales como COPARMEX, CANACO, Canacintra, entre otros.
Pero el gobierno juega a las escondidas imponiendo un Acuerdo que busca ser firmado con solo dos horas de dar a conocer, sin como lo cuestionan los miembros de Coparmex, ofrecer verdaderos proyectos y programas con metas y presupuestos medibles y actuables.
Estos Pactos fueron fracasados en la década de las crisis de los 80 y 90 del siglo pasado, y resultaron en el mayor fraude fiscal y monetario resultante del llamado “Error de Diciembre” de 1994, cuando Carlos Salinas nos endosó el mayor endeudamiento y desfasado modelo enmarcado en el TLCAN que aún pagamos los mexicanos a través del FOBAPROA.
Esperemos que estas historias no se repitan, y que estas muestras de punto de quiebre pronto resulten en cambios profundos y verdaderos, que nos muestren que los mexicanos ya no pueden ser engañados con Pactos y Acuerdos trasnochados.
Lo que debe ser acordado es un cambio de sistema y proyecto de gobierno, con bajas sustanciales en la fiscalización, los altos salarios y gasto corriente del sector público, legislativo y judicial, reducción real de los subsidios de partidos políticos, y un replanteamiento del trato hacia el TLC e intercambio con nuestro principal socio comercial.
Tenemos enfrente el rescate real de las Pymes, minería, sector petrolero y el Campo mexicano. Sin descuidar a las maquiladoras y grandes empresas, junto el promisorio sector turístico…

Dejar un Comentario