Compartir
Entre Nos … Nueva embestida de la obesidad

Entre Nos … Nueva embestida de la obesidad

Por Carlos Santamaría Ochoa

Parece que a veces no queremos entender, pero la obesidad se sigue perfilando como el equivalente a ser el “autor intelectual” de miles de fallecimientos, de diagnósticos de enfermedades crónico degenerativas como diabetes e hipertensión.

El estar gordo causa muchos problemas, y nos está pasando factura, más ahora que infinidad de personas toman como pretexto las fiestas decembrinas para ocasionarse un daño personal e incalculable. Las fiestas de diciembre, las de enero… y así podemos seguir sin llegar a una conclusión adecuada, porque dicho sea con objetividad: la obesidad sigue siendo el asesino número uno del pueblo de México.

En ese sentido, la Secretaría de Salud insiste en reforzar las acciones que lleven a la comunidad a cuidar su peso por cuestiones de salud y dejar a un lado la estética y esas cosas vanas: lo importante es vivir con calidad, y la obesidad nos proporciona infinidad de males y molestias que realmente no tienen nada bueno.

Para el equipo que encabeza la maestra Lydia Madero es importante tener impacto en las acciones de salud que van dirigidas a todos los que llevamos entre la cintura y el pecho el testimonio de muchas fiestas, carnes asadas y más, aunado a la obesidad que existe desde siempre.

Hoy en día es más importante buscar a alguien sano que alguien enfermo, porque finalmente, la obesidad es una grave y contagiosa enfermedad: llega por los tacos, la harina, los carbohidratos… y por malos hábitos que tenemos para alimentarnos, hacer actividad física y más.

Y dentro de la subsecretaría de prevención y protección a la salud, a cargo del doctor Alejandro García Barrientos se estructuran acciones que tendrán un importante refuerzo, ya que la obesidad, además de causar infinidad de males en la gente, se lleva una parte considerable del presupuesto que bien podría destinarse a quien realmente está enfermo.

Y es donde los ciudadanos, los grupos sociales, las ONG’s y todos los que tenemos injerencia en la comunidad tenemos que unir esfuerzos y ver información que nos ayude en el sentido de que si nos enteramos más de los problemas, es más seguro que los dejemos a un lado.

Y bueno, pues habrá que aprovechar el auge de las carreras que se celebran a cada rato y que tienen muchas medallas para quien las gana, para asistir y lograr que nuestro volumen cambie y sea menos agresivo. La obesidad, finalmente, es una agresión que nosotros mismos nos hacemos.

Podemos buscar datos sobre la obesidad, pero realmente no hace falta: todos sabemos la importancia que existe en la atención a este problema que se relaciona directamente con la alimentación y el sedentarismo, y que es el principal causante de la serie de molestias clínicas que se reportan hacia quienes lucimos una hermosa y grotesca barriga y no hacemos nada por mejorar.

Dice el doctor García Barrientos que se requiere incrementar las acciones, pero esto se tiene que llevar a cabo con el concurso de todos los involucrados: miembros del grupo interdisciplinario, médicos, enfermeras, maestros y maestras y toda esa gente.

Hay muchas acciones que se pueden instrumentar en nuestro pequeño grupo social, solo es cuestión de informarnos adecuadamente, de saber qué se debe reforzar, y hacer lo que se tiene qué hacer, con la novedad de que todos podemos poner nuestro esfuerzo y conocimientos, apoyados por un profesional de la nutrición y algunos más del equipo de cada hospital, para evitar que siga creciendo el diámetro personal y social en cuanto a una enfermedad, padecimiento o hábito que realmente nos está llevando a la tumba.

Dejemos de bromear en ese sentido y tomemos conciencia, porque hay mucha gente que ignora lo que se debe hacer, y quiere vivir olvidando su grave y obeso programa, con el pretexto de que “no era para mí”, cuando estamos en el umbral de una nueva generación de obesos, y no quiere actuar en verdad.

Comentarios: [email protected]

 

 

 

Dejar un Comentario