Compartir
En la Remington … Tenía miedo a fracasar

En la Remington … Tenía miedo a fracasar

Por Ricardo Hernández

 

En la Remington … Tenía miedo a fracasar

Ana Alicia gracias por aceptar la invitación a este proyecto de entrevistas. ¿Cómo te gusta que te llamen?

Me llamo Ana Alicia, pero mis amigos más cercanos me dicen Any.

¡Perfecto! Te diré Any.

Any, me gustaría que partiéramos del tema de la familia, si te parece.

¿Cuántos hijos tienes?

Tengo cuatro hijos, tres son varones y mi hija, que es una adolescente.

¿Qué fue lo que te motivó a formar parte del mundo de las mujeres emprendedoras?

En mi caso fue algo personal a raíz de un divorcio, ahora sí que al quedarme descobijada totalmente de un hogar tuve la necesidad de empezar a crear, a desenvolverme para poder ayudar a mis hijos, fue como empecé a ver que había alternativas, que podía una persona como yo poder entrar a este mundo de los negocios. Todo comenzó cuando estaba trabajando con un doctor en el DIF de la Casa Club del Adulto Mayor.

Los abuelitos se acercaban a mí, me decían “ya no quiero ser una carga para mis hijos, ¿qué puedo hacer?”. Se desahogaban conmigo. Ellos llegan a creer que su vida ya no tiene sentido; ahí fue donde me surgió la idea.

Comencé a investigar acerca de los apoyos sobre préstamos que da el gobierno ya que me encontraba pasando por una situación difícil, pues no era mucho el sueldo que yo estaba percibiendo, por lo que busqué alternativas para poderme ayudar a crear otros ingresos.

A partir de esos apoyos (del gobierno) formé nuestro grupo de mujeres emprendedoras donde le dimos forma creando cursos para capacitarlas y con eso pudieran crear un pequeño negocio que les generara ingresos con la visión de que en un futuro –llegada la edad de adulto mayor- no se vieran desamparadas. Se fue corriendo la voz hasta que se formaron varios grupos de mujeres. Ellas me decían que se sentían motivadas por mí, yo les explicaba que juntas podíamos salir adelante.

¿Any quieres hablarme de tus miedos?

Claro. Por ejemplo, tenía miedo a fracasar, tenía miedo a querer intentar hacer algo y que no me fuera a funcionar bien, sobre todo, que se fueran a burlar las personas de mí.

¿Qué significado tenía para ti la palabra “fracaso”?

Cuando vives una relación donde manipulan tu autoestima el fracaso significa que no sirves para hacer las cosas, de ahí surgen esos miedos de que tal vez no seas buena para hacer una cosa u otra, lo peor es que tú te la crees.

Ana Alicia López Calderón
Ana Alicia López Calderón

¿Qué significado tiene ahora para ti la palabra “fracaso”?

¡Ahora hasta me río de mí!, jajajaja, me causa risa. No puedo creer que por una cosa tan pequeñita que realmente no tiene valor cómo era posible que me dejara dominar, era un simple fantasma que yo misma le daba poder.

Como mujer emprendedora ¿qué cualidades has desarrollado?

Principalmente la facilidad de hablar, en segundo lugar la capacidad de relacionarme con mucha gente, posteriormente la actitud de crear y proponer. Hasta le fecha he tenido el deseo de seguirme capacitando, leo libros de desarrollo personal, escucho audios de superación personal, lo más importante Ricardo, es que siempre conservo la sonrisa como mi mejor actitud: la sonrisa te abre puertas.

Any ¿en qué tipo de negocios te mueves?

Descubrí el mundo de los negocios conocido como NET WORK MARKETING. Estoy manejando el negocio dedicado a la salud, INMUNOTEC, se le llama el Secreto Mejor Guardado de Canadá porque tiene más de 40 años en la investigación, se le llama el Secreto Mejor Guardado porque no estaba al alcance del público, simplemente algunos privilegiados tenían la oportunidad de adquirir el producto.

La importancia de este negocio Ricardo, es conocer, primeramente, qué es la compañía IMMUNOTEC, enseguida qué es immunocal, posteriormente qué es deglutation. Esto último es una molécula que tenemos en nuestro cuerpo y que mucha gente no la conoce.

¿Cómo te preparas Any?

Mi preparación comenzó cuando leí por primera vez el libro “Papá Rico, Papá Pobre” de Robert T. Kiyosaki, ese libro me condujo a otro LOS SECRETOS DE LA MENTE MILLONARIA, de T. Harv Eker.

El autor nos habla acerca de cómo empezó un hombre cuando se inició en el mundo de los negocios, cómo fue transformando su mente. Nos enseña T. Harv Eker cómo es que estamos programados mal,  y cómo podemos programar para bien nuestra mente.

También leo y escucho a Jurgen Klaríc con su enseñanza “Véndele a la mente, no a la gente”, que consiste en “Primero crea el concepto en tu mente y luego lo vuelves a la realidad”.

Con Robert Kiyosaki vi lo que era un pasivo y un activo. ¡Si hubiéramos tenido una escuela donde nos enseñaran lo que dice Kiyosaki en sus libros, seríamos unas amas de casa millonarias!

¿Existe una diferencia entre la mujer de ayer a la mujer que eres actualmente?

¡Sí, totalmente! Sabía que había un potencial dentro de mí, lo que no imaginaba era cuando lo iba a utilizar. Ahora me siento con la capacidad de poder sacar cualquier proyecto adelante, sobre todo, que puedo lograr todo lo que me proponga en la vida.

¿Cuál es una de tus metas?

Pienso poner un comedor comunitario para indigentes, para niños y niñas humildes, donde puedan llegar a comer. Deseo agregar algo más Ricardo si me lo permites.

¡Por supuesto! Dime Any.

Me gustaría poder dejar huella en la vida de mis hijos y en la vida de todas las mujeres emprendedoras a través de mi trabajo o por medio de un libro. Todo es posible. El Universo está ansioso de darnos todo lo que nos corresponde. Gracias Ricardo, muchos éxitos cuánticos, ¡siempre sonrían y sean felices!

Tampico, Tamaulipas. Entrevistada: Ana Alicia López Calderón

www.immunotec.com/anaalivialopez // [email protected]  // Cel. 833 849 37 17

1 Comentarioen este Artículo

  1. Alejandro Garfias

    Esto es totalmente maravilloso !!!! Ejemplo a seguir!!!! Felicidades por tu estupendo proyecto Any,,, seguro estoy que lo lograrás

    Responder

Dejar un Comentario