Compartir
Turquía purga a 4.000 funcionarios más

Turquía purga a 4.000 funcionarios más

Dos nuevos decretos de estado de emergencia, recientemente renovado tras el referéndum, han ordenado esta madrugada la expulsión de 3.974 funcionarios públicos más.

Aunque el gobierno vincula a las víctimas de estas purgas, posteriores al golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio, con la cofradía del predicador Fethullah Gülen – acusado de orquestar la asonada – entre los expulsados hay profesores universitarios que firmaron un manifiesto a favor de acabar con la guerra en la región kurda del país.

Al menos 484 académicos y 98 miembros del personal administrativo de 63 universidades de Turquía se han visto en el paro de la noche a la mañana. A estos maestros se les cancela el pasaporte, se les prohíbe trabajar en el sector público y en la seguridad social queda registrado como “terrorismo” el motivo de su despido, lo cual les somete, según denuncian, a una “muerte civil”. Las universidades de Gazi, Çanakkale, Süleyman Demirel y Politécnica del Mar Negro son las más afectadas por los despidos.

La mayoría de purgados esta madrugada, 1.127, eran trabajadores dependientes del Ministerio de Justicia. También las Fuerzas Armadas Turcas se han visto afectadas: 478 expulsados eran militares de la fuerza terrestre, 141 de la fuerza naval y 447 de la fuerza aérea, entre ellos numerosos pilotos. Del Ministerio de Salud hubo 216 funcionarios desempleados, y del Ministerio de Asuntos Religiosos, 201. Más de un centenar de estudiantes repartidos por Europa y Norteamérica, además, vieron sus becas suspendidas.

Esta última oleada eleva a 120.000 el número de personas que se han visto suspendidas de empleo y sueldo, o despedidas, tras el golpe de Estado. Más de 40.000 han sido arrestadas como consecuencia de esta asonada, tras la cual Turquía ha entrado en una fase de libertades duramente restringidas bajo el estado de emergencia. Cerca de 140 periodistas están entre rejas, la mayoría señalados como “terroristas”. Se les vincula con Gülen o con grupos pro separatistas kurdos o de izquierdas.(funcionarios)

El último decreto de estado de emergencia ha ordenado también cerrar 18 organizaciones no gubernamentales, 14 asociaciones, 13 instituciones sanitarias y el periódico Yürüyüs, simpatizante del grupo armado de ultraizquierda DHKP/C. Por el contrario, se reinstauró en su lugar de trabajo a 236  previamente suspendidos e investigados, así como se reabrieron cinco instituciones cerradas anteriormente.(funcionarios)

Dejar un Comentario