Compartir
Probamos la cámara dual del Asus Zenfone Zoom S

Probamos la cámara dual del Asus Zenfone Zoom S

Asus fue la primera empresa en seguir los pasos de Apple y equipar en un teléfono con doble cámara una con un zoom de corto alcance. Se trata del Asus ZenFone Zoom S, un teléfono que se mueve entre la gama media y alta. Sus principales cualidades están precisamente en el apartado de la imagen.

El uso de un objetivo zoom complementando el gran angular que usan los teléfonos desde hace tiempo es una de las mejores ideas que hemos visto en el último año en el terreno de la fotografía móvil. De hecho, no nos extraña que Samsung en su reciente Galaxy Note 8 haya seguido el camino que inició el iPhone 7 Plus.

La doble del cámara del Asus Zenfone Zoom S.
La doble del cámara del Asus Zenfone Zoom S. (Ramón Peco)

Es curioso que Asus apostase por implantar esta prestación en un teléfono que no aspira a competir con los de gama más alta. Lo que por otra parte es una buena noticia, pues esperamos que haya otros fabricantes que doten a terminales de gama media de un zoom óptico. Sin embargo, esta doble cámara, que sobre el papel pinta estupendamente, tiene mérito pero no nos ha dejado boquiabiertos.

La cámara principal equipa un sensor de 12 megapíxeles Sony IMX362 de 1/2.55” con píxeles de un tamaño de 1,4 µm, lo que no está nada mal. El objetivo es de 25mm, un gran angular un tanto exagerado, que cuenta conestabilización óptica de cuatro ejes. Otra cualidad que suena bastante bien. También es notable que Asus haya dotado a ese objetivo de una luminosidad de f/1.7. Una de las mejores cifras del mercado.

El Asus Zenfone Zoom S cuenta con numerosos modos para captar fotos y grabar clips.
El Asus Zenfone Zoom S cuenta con numerosos modos para captar fotos y grabar clips. (Ramón Peco)

La segunda cámara, equipada con un objetivo de 59mm y una luminosidad de f/2.4, debe incorporar, como en el caso del iPhone 7 Plus, un sensor de menor tamaño que el de la principal a tenor de su bajo rendimiento con sensibilidades ISO altas. Al igual que en el caso del teléfono de Apple, esta segunda cámara no cuenta con estabilizador óptico. Una prestación que por cierto incorpora la segunda cámara del Galaxy Note 8.

Otros argumentos importantes del Asus ZenFone Zoom S en el apartado de la imagen es que permite grabación 4K con estabilización electrónica del movimiento, como algunos Sony, y la cámara principal cuenta con un sistema de enfoque dual píxel apoyado con láser. En definitiva, una hoja de características técnicas que apunta muy alto.

El Asus Zenfone Zoom S presume de alcanzar incluso los cinco aumentos mediante software.

Quizá por las altas expectativas que genera sobre el papel, nos ha contrariado comprobar que Asus podría haber realizado un esfuerzo superior en lo que respecta al procesado de la imagen. Que es la asignatura pendiente del terminal. Sobre todo en aspectos como el modo retrato, que tiende a tener fallos o lograr superar el límite del zoom de 2,3 aumentos de la cámara secundaria del teléfono. Asus publicita un zoom de hasta 12 aumentos que hemos podido comprobar que da unos resultados muy pobres. Potencia no le falta a este Asus para lograr mejores resultados en este sentido. Equipa un procesador Qualcomm Snapdragon 625, suficiente para trabajar con soltura, y cuatro gigas de memoria ram.

No darle la importancia que se merecen los algoritmos de tratamiento de imágenes es algo bastante generalizado en la industria. La fotografía computacional cada vez es más importante y pocos se esfuerzan de verdad por potenciar su desarrollo. De hecho, ese es precisamente uno de los puntos fuertes de las cámaras de los iPhone.

La pantalla AMOLED de este Zenfone es otro punto fuerte.

Esto no quiere decir que este teléfono no sea capaz de hacer buenas fotos. Todo lo contrario. Pero hay que aprender a conocer sus limitaciones para lograr exprimirlo al máximo. Posiblemente los que le sacarán más partido precisamente sean los más exigentes. Los que disparan en modo manual y gustan de captar sus fotos en RAW para procesarlas posteriormente. A propósito, la cámara delantera no se definde mal ni haciendo selfies ni grabando vídeo. Incluso nos parece que logra una mayor cantidad de detalles que otras de terminales muy superiores.

En cualquier caso, los que echen en falta con frecuencia encuadrar con más flexibilidad de la que brinda un objetivo fijo, y no quieran desembolsar lo que cuesta un iPhone 7 Plus o un Galaxy Note 8, estarán encantados con la cámara dual de este terminal. Su precio oficial es de 469 euros y no le faltan otras prestaciones, como una generosa batería o una pantalla AMOLED. No dejen de ver el vídeo que publicamos a continuación. En él analizamos a fondo algunas de las fotos realizadas con este Asus.

Dejar un Comentario