Compartir
Agenda Pública …  El ocaso de una lideresa

Agenda Pública … El ocaso de una lideresa

Por Salvador Leal Luna.

Los tiempos de Blanca Guadalupe Valles Rodríguez, desde hace tiempo, se habían agotado, sin embargo, con las componendas en aquellos tiempos de los gobiernos priistas, ella siguió viviendo bien, no había quien le hiciera esquina y aquellos que se atrevían a quererla brincar, eran aplacados.

Hoy esta lideresa del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, menor conocido en bajo mundo de la política (SUTSPET), está viviendo sus últimos tiempos como líder que hasta por más de dos décadas al frente de las cuotas de las trabajadores del gobierno del Estado.

Hay que hacer mención que una vez que se apodero de ese sindicato, no lo dejo, se protegió con los sexenios de Cavazos, Yarrington, Hernández Flores y Torre Cantú, hasta ahí, pero a partir del primero de octubre del 2016, las cosas no le pintaron de color de rosa, sino azul con blanco, a quien desde tiempo, ha estado callada, sumisa, encerrada a piedra y lodo, queriendo ocultar el pasado.

Por lo tanto, esperemos que el gobierno de los Vientos del Cambio, la esté investigando o en su caso auditando, debido a que en todo ese tiempo, hizo su fortuna, no sólo política, sino más bien económica, ya que se dice que apostaba cantidades importantes en un casino que estaba ubicado aquí en la Capital del Estado, Ciudad Victoria.

Este silencio de casi un año, hoy dice que se va, que su período vence en el 2019, luego de haber sido reelecta, pero en el gobierno del sujeto de marras de Egidio Torre, quien entrego el poder al Partido Acción Nacional que hoy encabeza, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

En un informe de actividades como lideresa de ese sindicato, donde no estuvieron representantes del actual gobierno, indica que el “ocaso de una lideresa” está feneciendo, esperando ver resultados, bueno si lo hay de esa investigación o auditoria a ese sindicato de trabajadores del gobierno del Estado, donde ha estado por más de dos décadas al frente.

Veremos, según dijo ella, (Valles Rodríguez) que si el consejo le pide reelegirse, tal vez no aceptaría, por la cantidad de años de estar trabajando para el gobierno y líder del sindicato por más de 20 años.

Esperemos que ya en este ocaso de Valles Rodríguez, no vaya a querer; es decir mamar y dar tope, pedir su jubilación por esos más de 45 años de servirle al gobierno, cuando con las puras cuotas de los trabajadores tiene para seguir viviendo lo que le resta de vida, no estar pensionada como trabajadora.

 

En fin, veremos cuál será su salida, porque sin duda alguna en el interior de ese sindicato de trabajadores al servicio del Estado, existen hombres y mujeres que desean ser líderes, pero ahora serán con el apoyo del actual gobierno, porque tampoco esperamos que haya elecciones directas, democráticas o autónomas en caso de que haya un cambio en esa dirigencia sindical del SUTSPET.

También hay que hacer mención que desde el inició de la administración estatal de color azul con blanco, se realizaron una serie de despidos injustificados de trabadores de ese sindicato, que van desde sindicalizados, extraordinarios y de confianza, en tanto, Valles Rodríguez, hasta el día de hoy, ha estado ciega, sorda y muda, no ha defendido a nadie y la pregunta es ¿por qué?

Así es por desgracia el ocaso de una lideresa que vivió y seguirá viviendo de las cuotas que los trabajadores del gobierno siguen aportando a ese sindicato del SUTSPET en Tamaulipas.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario