Compartir
Organizan en China un ‘safari’ para fotografiar a los pobres norcoreanos

Organizan en China un ‘safari’ para fotografiar a los pobres norcoreanos

Se trata de un “turismo de la desesperación” que se prolonga durante meses a orillas del río Yalu, que marca la frontera entre China y Corea del Norte: miles de barcos que cruzan el río para llegar más cerca de la orilla opuesta y mirando a los vecinos pobres, como en un “safari” humano

“Los turistas chinos vienen a conocer por curiosidad, quieren ver cómo los norcoreanos son pobres”, explicó Yu, un guía que por 70 yuanes (poco más de 10 dólares) los lleva por una hora a la frontera con Corea del Norte.

“Cuanto más empeora la situación, más se vuelven curiosos”, añadió, “por supuesto, la gente está preocupada, pero solo un poco, no habrá guerra, esto es lo que cree la mayoría”.

El lunes, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó nuevas sanciones contra el régimen norcoreano y en Pyongyang el Ministerio de Relaciones Exteriores respondió amenazando infligir el mayor dolor y sufrimiento para Estados Unidos.

A pesar de las regularizaciones gubernamentales en la costa donde prohíben hablar o intercambiar objetos con gente de la frontera, los turistas chinos continúan agolpando la costa fronteriza.

Para Wei Jing, un trabajador de Fuxin, es un viaje a “las vacaciones de verano de mi hija”. Y agregó: “La diferencia entre China y Corea del Norte es el sistema político. China es un país en desarrollo, Corea del Norte es un país socialista, cada uno tiene sus ventajas”.

“Cuando los miramos, tenemos un sentimiento de superioridad” admitió el guía Yu, “lo siento por ellos. La mayor parte de todos carecen de libertad y comen mala comida, y no se pueden nutrir adecuadamente”.

Dejar un Comentario