Compartir
Ni maestra, ni doctora… entonces ?

Ni maestra, ni doctora… entonces ?

Por Miguel Angel Bautista B.

A más de un año, no todos los Servidores Públicos de las diferentes Secretarías en Tamaulipas han asimilado las políticas de trabajo del actual gobernador, el panista, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; buscar hacer una administración más eficiente, transparente y sensible para acabar con vicios perversos que rayaron en la corrupción e impunidad, en donde el derecho a la DIGNIDAD fue LETRA MUERTA.

Sin el afán de darle coba al trabajo de ejecutivo estatal, se puede comprobar que muchas cosas se han cambiado para bien, específicamente en miles de empleados del mismo sistema (gobierno), que por años fueron violentados en sus derechos laborales, pues fueron testigos mudos de cómo el tráfico de influencias y la desigualdad era el pan de todos los días; no importaba el perfil profesional para ganar exorbitantes sueldos y “COMPES” que comparados con quienes sí lo merecían, daban cuenta de la influencia que ostentaban el ser pariente o compadre de los de ostentaban el poder.

Eso poco a poco se ha ido erradicando; aviadores que devengaban un sueldo sin trabajar han dejado las plazas para evitar denuncias penales y otros fueron detectados aun “mamando” del presupuesto”, ahora ya sin empleo. Y les fue bien; mínimo era pagar con cárcel. Ellos lo saben.

Lamentablemente aún existen SERVIDORES PUBLICOS, que se empeñan en “jugarle a las patadas a SANSON”, pues su actuar como tales evidencian rebeldía o simplemente no comulgan con la política de trabajo de la actual administración.

Y precisamente a quien escribe, le hicieron llegar denuncias de un presunto caso de PREPOTENCIA y ABUSO DE PODER, y lo expongo en estas líneas para que las autoridades competentes realicen una INVESTIGACION a fondo para frenarlas de tajo y evitar conflictos que demeriten la paz laboral dentro de la dirección de Formación Contínua y Actualización Docente, ubicada en la zona centro de esta capital tamaulipeca.

Varios empleados de esta oficina, piden la intervención de las autoridades de SET (Secretaria de Educación en Tamaulipas) para corroborar las inquietudes y con ello ser parte de la mediación y encontrar los acuerdos que conlleven a que prevalezca un estado de derecho en esas oficinas que por su importancia, tiene como objetivo fortalecer las habilidades y estrategias profesionales de los docentes tutores, para el acompañamiento a docentes de nuevo ingreso.

Katia Georgina Betancourt Allande, actual Directora de esta importante oficina educativa, es señalada por sus compañeros de trabajo, de presuntamente usurpar funciones, pues en algunos documentos que nos hicieron llegar, firma como “doctora” y hasta donde hemos investigado, ella cuenta con un título como Licenciada en Derecho, salvo en su momento demuestre lo contrario. Habría que mencionar que éste es un delito dentro del Código Penal en su artículos 262 y 263, que de hacerse efectivo se paga con una sanción que va desde un mes a 3 años de prisión.

El sistema de la SET ha manifestado de manera puntual que cada oficina debe estar siendo operada por personal con perfil profesional apto para cada menester específico. Aquí parece que a alguien se le olvidó hacer cumplir este protocolo.

Dentro de las inquietudes y que se presume se repite la práctica de otroras administraciones priistas, aseguran que a través de una investigación por el departamento de CONTRALORIA, se podría descubrir en esa área a personal con techos financieros que no corresponden a la legalidad. Cuestión de hurgar y deslindar!!!

Por la importancia que tiene este departamento, los quejosos confían en que su denuncia que hacen a través de este medio y que por temor a posibles represalias omiten su identidad, se lleve a cabo una investigación a fondo, siempre dentro de un marco legal para el saneamiento de esta oficina y con ello se pueda trabajar en un ambiente de respeto.

Cuestión de recordar que EL GOBERNADOR TAMAULPECO fue tajante en advertir a todos los servidores públicos que no se tolerarán actos de corrupción, así como tampoco se permitirán diezmos ni cuotas en la contratación de servicios públicos; “el que no cumpla se va, esto para recuperar la credibilidad de las instituciones”.

Dejar un Comentario