Compartir
Muerte civil para los corruptos: Anaya

Muerte civil para los corruptos: Anaya

Hace un par de días, el candidato de México al Frente, el panista Ricardo Anaya Cortés, pidió en Coahuila, aplicar la muerte civil para los funcionarios corruptos, sean federales, estatales o municipales.

¿De qué tamaño es el problema? Grande. México posee el peor desempeño en seguridad y combate a la corrupción dentro de los 35 países que componen la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

A México se le percibe como un país que enfrenta problemas de corrupción importantes, de acuerdo con el documento “Estudios Económicos de la OCDE para México 2017”.

Mientras el promedio en su índice de corrupción es de 70 puntos de 100, la nación que gobierna Enrique Peña Nieto se ubica por debajo de los 35, y el resto de los países miembros se ubican por encima de 40. De ese tamaño es el problema y el reto que tendrá que enfrentar el próximo Gobierno Federal. En el extremo opuesto están países como Dinamarca, Finlandia y Suecia con un puntaje superior a las 80 unidades, dentro del corruptómetro de la OCDE.

México también es el peor lugar para sentirse seguro al caminar solo por la noche entre los países miembros de la institución que dirige el mexicano José Ángel Gurría Treviño, tamaulipeco por cierto, aunque algunas voces lo ubican como nacido en Mata Redonda, en Veracruz, en el límite entre las dos entidades.

Este indicador de la OCDE registra menos de 40 puntos, mientras el promedio general del organismo internacional es de 50. Por otra parte, Dinamarca consigue el mejor puntaje con casi 90 puntos de 100.

Y la corrupción no sólo es un problema de percepción. Es un problema que cuesta dinero y mucho. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el costo de la corrupción en nuestro país se estima en 347,000 millones de pesos al año, de acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción, elaborado por el organismo Transparencia Internacional.

El aspirante de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, ofreció que, de ganar la Presidencia de la República, dará “muerte civil” a todo aquel servidor público que sea corrupto, de tal suerte que a quienes se les demuestre que si lo sean, nunca podrán volver a trabajar en el gobierno.

Y Anaya fue más allá al asegurar que el funcionario que cometa corrupción nunca más en su vida podrá volver a trabajar en el gobierno, nunca podrá volver a prestar un bien o vender un servicio al gobierno, en ninguno de sus órdenes, federal, estatal o municipal. Y se le dará muerte civil a los funcionarios y las empresas condenadas por actos de corrupción expresó el queretano.

También, el exdirigente nacional del PAN ofreció que de llegar a Los Pinos, eliminará tanto el fuero como las preinscripciones de los delitos relacionados con actos de corrupción porque ningún servidor público se esconderá detrás del fuego.

Anaya añadió que el país necesita un cambio de rumbo y que “los dinosauros ya no pueden seguir en el gobierno”. Y aseguró que falta muy poco para lograr en México el cambio inteligente: “los dinosaurios estarán en los museos y ya no en el gobierno” dijo Anaya.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipó[email protected] Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Dejar un Comentario