Compartir
Glafiro Salinas, líder del Congreso.

Glafiro Salinas, líder del Congreso.

Lo que era un secreto a voces, el actual diputado local panista, Glafiro Salinas Mendiola, se convirtió a partir de este primero de febrero como pastor y líder espiritual del Congreso del Estado; es decir será presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la fracción parlamentaria del blanquiazul en el poder legislativo.

Cabe destacar que fue ya ex legislador federal por el mismo partido, hoy con la bendición de su amigo, el gobernador de Tamaulipas y por medio del Comité Directivo Estatal a cargo de Francisco Elizondo Salazar, es nombrado, el pastor generar del Congreso del Estado de Tamaulipas.

Sin duda que la tarea no será nada fácil, primero para cubrir las comisiones que su antecesor tenía, donde en unas era presidente, en otras era vocal, así como otros cargos que tenía como represente del Congreso en otras partes. Con esto el nuevo presidente del Congreso tendrá que remar contra corriente, sin descuidar su trabajo como presidente del Poder Legislativo.

Cabe hacer mención que su antecesor hoy precandidato del PAN a la presidencia municipal de Matamoros, Carlos Alberto García González, era presidente de las comisiones de Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública y Anticorrupción y Participación Ciudadana.

Además, vocal de la de Gobernación, Ciencia y Tecnología, de Fomento y Comercio Exterior, Puntos Constitucionales, de la Comisión de Especial de Cambio Climático y Energía, así como represente del Congreso ante la Junta de Aguas y Drenaje de su ciudad natal, Matamoros, entre otras representaciones.

Sin embargo, otro de los aspectos será lidiar con sus demás integrantes de la Junta de Coordinación Política; es decir con Alejandro Etienne Llano, Oscar Martín Ramos Salinas, Guadalupe Biasi Serrano y María de la Luz del Castillo Torres. Y sobre todo con sus mismos compañeros de bancada, que a veces son más difíciles.

Por lo tanto, la tarea no será nada fácil, ya que a partir de esta sesión del miércoles se verá la mano del nuevo pastor del Congreso, donde sin duda las cosas deberán de cambiar. Y desde aquí le hago una petición que como jerarca del Poder Legislativo quite el departamento de Seguridad Pública que existe en el interior del Congreso, ya que se está tirando un recurso público que bien pueden ser usados en otros rubros importantes del Estado.

El propio gobernador del Estado, como el Secretario de Seguridad Pública, desde el inició de la administración pública se han quejado de falta de elementos, “estos que están en el Congreso de Tamaulipas, bien pueden ser usados en materia de seguridad, ya que ahí, sólo están siendo usados para hostigar a los propios trabajadores, como a quienes visitan ese poder legislativo”.

Este departamento, sin duda está fuera de toda Ley, ya que no lo cuanta con un reglamento interno, muchos menos, se tiene conocimiento que hayan presentado exámenes de control y de confianza para estar en un área que es totalmente pública y no privada como lo hacen estos elementos de seguridad al mando de un dizque que capitán.

Seria, saludable, señor presidente de la Junta de Coordinación Política que este departamento de seguridad pública desaparezca, debido a que el Congreso de Tamaulipas, según consta en el rezo es Libre y Soberano. Pero con ello, es todo lo contrario. Más bien es un Poder Legislativo privado

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario