Compartir
¿Qué nos hace temblar cuando tenemos frío?

¿Qué nos hace temblar cuando tenemos frío?

Una de las reacciones más curiosas que tiene el cuerpo humano es la de temblar cuando hace mucho frío. ¿Cuál es el motivo? ¿Por qué no podemos controlarlo?

Ciudad de México (Agencias).- En plena estación de invierno al amanecer, y con una masa de aire frío en turno, un baño de agua caliente nos hace entrar en calor y reconforta. Después de secarnos con la toalla, se nos hace un poco difícil salir del baño y llegar hasta la habitación para vestirse debido al frío. Lo hacemos lo mas rápido posible ya que es una sensación incomoda resistir este cambio de temperatura, pero comenzamos a temblar.

Esto se debe a una reacción de nuestro cuerpo a las bajas temperaturas del exterior. Para analizar por qué temblamos, vamos por partes. Todo comienza en nuestro cerebro, en una parte de él llamada el hipotálamo.

El hipotálamo, nuestro termómetro integrado

En el interior de nuestro cerebro se encuentra alojado el hipotálamo. Está formado por sustancia gris, es una glándula pequeña como un frijol, pero muy importante, ya que nuestra vida depende de las decisiones que tome dicha glándula.

Dentro de las funciones del hipotálamo, sobresale regular nuestra alimentación, el comportamiento de las hormonas, dormir y la temperatura corporal. Se podría decir que actúa como si fuera un termostato y regula nuestra temperatura en el momento indicado.

Nuestra piel está llena de receptores de temperatura

Cuando los termorreceptores que tenemos en nuestra piel consideran que el frío exterior representa un riesgo al mantenimiento de la temperatura corporal, generan una señal de aviso al hipotálamo. Éste, al recibirlo, manda la orden a los músculos del cuerpo para que produzcan movimientos de contracción de forma repetitiva, lo equivalente a los temblores.

Los músculos como fuente de calor

Los músculos generan energía en forma de calor, y en el momento en que el hipotálamo manda la orden para que se hagan las contracciones, estos empiezan a consumir energía corporal para transformarla en calor.

De esta manera, el cuerpo utiliza este calor para compensar un fuerte descenso de temperatura exterior, aunque también lo hace en otros casos como cuando tenemos fiebre o incluso tenemos miedo.

Temblores incontrolables

La señal que el hipotálamo manda a los músculos provoca movimientos totalmente involuntarios. Por eso cuando intentas dejar de temblar es prácticamente imposible, y aunque logres hacerlo un breve momento, ellos regresarán de nueva cuenta. Y es de esta manera como el cuerpo humano regula nuestra temperatura dando como resultado los conocidos temblores.

Dejar un Comentario