Compartir
La “generosidad” de Maki Ortiz no tiene límite

La “generosidad” de Maki Ortiz no tiene límite

Para variar y no perder la costumbre, la alcaldesa de Reynosa sigue en campaña, buscando a como dé lugar quedarse con la candidatura del Partido Acción Nacional a la Presidencia Municipal de Reynosa. Ya se le hizo obsesión su reelección y no pierde un solo minuto en esta ambiciosa tarea.

La tarde de este viernes, frente al auditorio municipal, la todavía alcaldesa de Reynosa, la chihuahuense Maki Esther Ortiz Domínguez, hacía uso de la palabra cuando dejó claro lo que piensa de los reynosenses: que son sus súbditos. Y ella, la reina es tan generosa con ellos, que les hizo el favor de “regalarles” un camión de bomberos, ambulancias, dos vactors para la limpieza del drenaje y patrullas de vialidad, que más tardarán en salir a la calle que en empezar a extorsionar a los ciudadanos. Y remató “gracias porque pudimos darle a la ciudad todos estos regalos”.

¿Regalos? Ah caray. ¿Acaso Maki compró todos estos vehículos, tasados en 83 millones de pesos de acuerdo con sus propias palabras, de sus recursos personales, como para regalárselos a los reynosenses? ¿O los compró de los dineros públicos con lo que no es un regalo sino una adquisición de la propia ciudadanía a través del gobierno que ella encabeza?

Porque para nadie es un secreto que Maki lo que hace es administrar los recursos de los contribuyentes y desde ningún punto de vista, ni ella ni sus compañeros de cabildo ni de ayuntamiento hacen ningún favor a la gente, porque para eso cobran y cobran mucho. Maki, sólo de nómina, se embolsa al mes 130 mil pesos y ella nunca dona su trabajo a la ciudad. Cobra y cobra mucho. Asimismo, los regidores, nominalmente, se embolsan 95 mil pesos mensuales, más compensación, lo que significa que tampoco es un favor lo que hacen a la ciudad.

Entonces, y por lo tanto, me parece muy fuera de lugar el comentario del “regalo” que le da Maki a la Ciudad, cuando es su obligación garantizar un mundo de cosas, con las cuales al día de hoy no ha cumplido. Maki anda en campaña y así seguirá hasta que los tiempos legales le hagan caer en la realidad de que se acabó y ya no hay más tiempo para que siga vendiendo su idea de que ella es el personaje que Reynosa necesita, lo que no ha hecho en los más de 15 meses que lleva al frente de la administración municipal, paso que ha sido por demás muy desafortunado, porque Maki insiste en polarizar a los ciudadanos y dividirlos, cuando el proyecto debiera ser sumar y multiplicar y no restar y dividir, lo que ha venido haciendo.

Maki, además se ha rodeado de un ambicioso equipo de personas que han sentido que se sacaron la lotería y han actuado en consecuencia. Así, Hugo Ramírez Treviño, el ya famoso “Alcaldito” fue separado de cualquier posición en el servicio público acusado de falsificación de firmas y de documentos. Y no es para menos. A Hugo se le subió el poder a la cabeza y desde su posición política empezó a tratar a los ciudadanos como si ellos fueran sus enemigos. Y entonces, a colaboradores de campaña, a empleados del ayuntamiento, a medios de comunicación, a los propios panistas y hasta a funcionarios del estado, el “Alcaldito” les hizo sentir que en Reynosa “nomás sus chicharrones tronaban, lo que hizo que la gente lo abominara.

Hugo se ganó el repudio general sintiéndose la eminencia gris de Maki Ortiz, el sabelotodo, quien tomaba las decisiones y, finalmente, un juez le puso los pies en la realidad: hoy José Hugo Ramírez Treviño está fuera de la administración, y muchos a quienes les hizo sentir el peso de sus decisiones, hoy también buscan cobrarle las facturas, porque en política nada es para siempre y esa lección ya la debe de estar aprendiendo el ex secretario técnico del Ayuntamiento.

Y nerviosos y nerviosas deben estar otros personajes y miembros de la administración municipal por sus abusos. Entre ellos, la Segunda Síndico Zita Guadarrama y la tesorera Esmeralda Chimal, quienes se han servido con el cucharón de esos recursos públicos que ayer la alcaldesa nos hizo favor de regalarle a los ciudadanos. ¡Que generosa es Maki!

PD. 1. Por cierto, los operadores de prensa de la alcaldesa de Reynosa andan muy movidos, “sugiriendo” a los compañeros de los medios de comunicación que no se les ocurra tocar ni con el pétalo de una rosa al hoy procesado alcaldito, Hugo Ramírez Treviño, so pena de desatar la ira de la todavía alcaldesa de Reynosa y con ello, que pudiera haber “consecuencias graves” para quien osase hablar del ex Secretario Técnico del Ayuntamiento de Reynosa caído en desgracia.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipó[email protected] Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Dejar un Comentario