Compartir
Día de la bandera

Día de la bandera

Una emotiva ceremonia adelantada, conmemorativa del Día de la Bandera se llevó a cabo este viernes en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, encabezada por autoridades del plantel, docentes, alumnos y con la gala de asistencia de la Banda de Guerra del 77 Batallón de Infantería.

Escuchar una real y verdadera Banda de Guerra es uno de los mejores espectáculos y banquetes auditivos que podemos disfrutar, por la calidad con que se desempeñan nuestros soldados, y la emotividad que transmiten a los presentes.

El día de la bandera se instituyó hace ya algunas décadas, y muchos de nosotros disfrutamos el recuerdo de los lábaros patrios a través de la historia como sucedió este viernes en la Facultad, pero la esencia de la bandera va mucho más allá de una ceremonia.

Es el sentirnos, como decía la doctora Cecilia Irene Tapia mancilla, más mexicanos, tener más espíritu de patriotismo que seguramente repercutiría en las acciones que llevamos a cabo diariamente. El sentirnos mexicanos nos ayuda y nos hace olvidar un poco los muchos fraudes de autoridades y servidores públicos de todos niveles, enemigos del México de nuestros hijos, y nos convierte en cómplices de un espíritu nacionalista que nos lleve a actuar mejor en el ámbito que nos corresponda ejercer en esta vida.

Y el lábaro patrio ayuda, y mucho, en la reafirmación de ese sentimiento. Recordamos aquel día de la bandera en que Enrique Cárdenas Del Avellano regaló la enorme y majestuosa bandera que se instala allá en la sierra, teniendo como testigo y fiel guardián al glorioso Ejército Mexicano.

Muchos de nuestros jóvenes no sabían que Enrique fue el que donó la primera bandera monumental de Victoria, y que seguramente estará bien resguardada ahora, porque de eso hace ya algunos ayeres.

Pero, volviendo con los sentimientos de la nación, hay mucho de lo que nos podemos sentir orgullosos, porque los mexicanos somos un pueblo muy especial, y si nos hacemos todavía un poco más regionales, los tamaulipecos tenemos un enorme orgullo de pertenecer a este noble estado del noreste mexicano, del que surgen parajes de la historia mexicana muy importantes, y que tiene su participación en las luchas de independencia, revolución y otras que el pueblo mexicano ha encabezado.

En el evento de este viernes, el doctor Enrique Alfaro Dávila, director de la Facultad encabezó la imponente ceremonia; destaca y mucho la participación de la comunidad estudiantil, que nos presentó un desfile de las banderas de México a través de la historia y de la que nos explicaron el origen y motivo de cada una de ellas.

Un emotivo y significativo discurso como siempre, de parte de una representante de los alumnos, y el mensaje de la autoridad, ue nos lleva a recordar los días de la primaria en que todos los lunes hacíamos honores a la bandera, y que luego se pierden, como si no fuera importante el sentirnos más mexicanos.

Se rescatan estos valores, y sería muy positivo que todos tuviéramos ese sentimiento, y que lográramos inculcar en nuestros iguales el amor por México, porque seguramente habría menos ladrones, menos deshonestos y tendríamos probablemente funcionarios más honorables y comprometidos con el México de todos nosotros.

Qué bueno que hay eventos de esta naturaleza, y qué bueno que se sigan promoviendo. Ojalá el gobierno del estado vuelva a llevar a cabo las ceremonias de honores a la bandera, donde se congregaba la burocracia en torno a su líder, y se refrendaba el compromiso de servicio que debe imperar en cada uno de los trabajadores del gobierno estatal, porque, finalmente, nos sirven a los demás, porque es su trabajo y su vocación.

Por eso, el día de la bandera sigue siendo lo que es, y nosotros nos seguimos sintiendo orgullosos de ser mexicanos.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario