Compartir
En su día, humilla gobierno a las mujeres

En su día, humilla gobierno a las mujeres

Estás acciones no pueden pasar desapercibidas por las autoridades y todas esas organizaciones de derechos humanos que existen, porque lo ocurrido en la Torre del Parque Bicentenario de aquí de Victoria, porque quienes dieron la orden de que las mujeres todas trabajadoras del gobierno no podrían ingresar a sus laboras por no portar el uniforme, como botas o zapatillas, simplemente no tiene madre.

Sin duda que esto no es sólo abuso en contra de las femeninas, sino un abuso de poder y de querer imponer medidas castrenses en oficinas públicas, al grado de prohibir ingresar a las mujeres con zapatillas y sin el uniforme. Como si el gobierno pagará bien a sus empleados.

Se espera que el Congreso del Estado, por medio de las comisiones legislativas de Derechos Humanos, de Igualdad de Género, Justicia y de Trabajo y Seguridad Social, hagan algo al respeto, contra estas medidas por demás absurdas y se mande llamar a los responsables de estas arbitrariedades.

No se puede permitir que en su mero día, haya el gobierno permitido que se aplicara esa acción por demás indolente y que se haya regresado a varias mujeres a cambiarse de ropa, como de calzado. Esto es por demás aberrante.

Hay que hacer mención que este hostigamiento laboral, ha sido desde el inicio del gobierno de los “Vientos del Cambio”, debido a que comenzado corriendo a trabajadores y trabajadoras de gobierno, incluso no sólo de confianza, sino hasta sindicalizados. Como lo ocurrido por ejemplo en el Poder Legislativo, donde se usó la fuerza pública interna para sacar del interior del edificio a la gente.

Creo que es necesario un “ya basta”, porque no es posible que los empleadas y empleados del actual gobierno de Tamaulipas, estén siendo tratados como trabajadores de empresas privadas de parte de los funcionarios de la actual administración estatal, donde se les impide hasta el cómo vestirse y calzar.

De seguir así las cosas, al rato, sancionarán hasta el modo de caminar en las oficinas estatales, porque el impedir y amenazar a las trabajadoras con levantarles un acta si se pasaban, esto no tiene nombre. Por lo que la Comisión de Derechos Humanos en Tamaulipas, por el momento acéfala, debe de iniciar una investigación seria y responsable contra esta humillación, discriminación y aberrante orden.

Desconocemos si el ejecutivo estatal, me refiero a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, tuvo conocimiento de esta orden, porque creo que debió salir de la Secretaria de Administración, donde su titular anda encantado con la candidatura alcalde en Tampico.

Vemos quien tira la primera piedra, porque esto que hicieron en la Torre del Parque Bicentenario, no podemos darle más calificados, sino que existe una total ignorancia de quienes se dicen servidores públicos y que están a favor de la sociedad. Pero si así tratan al personal, como tratarán a las personas que acuden a esa Torre.

Sin embargo, estás medidas de control y fuerza desmedida, donde se utilizan a elementos vestidos de seguridad, no sólo se da en esa Torre, sino en instancias que son PÚBLICAS como la Procuraduría, aquí hasta los lentes te quitan, en el Congreso del Estado, te piden hasta la acta de defunción para firmar, en sí, creo que buscan militarizar las instancias gubernamentales. Sería el colmo.

Por último, esperemos que este hecho en contra de las mujeres no quede Impune y tampoco en un usted disculpe.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario