Compartir
Pagos – Cobat – Conafe

Pagos – Cobat – Conafe

El malestar de los docentes por falta de pago, que afecta tanto algunos de nuevo ingreso como varios de los que ya están dentro del sistema desde antes de que entrara en vigor la Reforma Educativa, ha dejado al descubierto que alguien le podría estar moviendo el tapete al secretario Héctor Escobar Salazar.

Porque ya no solo es el reclamo por parte de los maestros por todas las vías posibles: virtuales y/o presenciales, sino que se han sumado los señalamientos de la organización sindical y el deslinde de la representación de la Secretaría de Educación Pública, que en ambos casos por donde se le vea están culpando a áreas específicas de la dependencia estatal.

Y es que en efecto son tantos los recovecos y escritorios por los que tiene qué pasar un trámite de esta naturaleza, que en cualquiera puede atorarse por obra y gracia del ego o el afán de demostrar que no hay autoridad que les pueda marcar tiempos, mucho menos exigirles que cumplan con su trabajo como debe ser para no afectar a los verdaderos protagonistas del sector educativo: los maestros.

Tal vez lo que hasta ahora le ha faltado a Escobar Salazar es un poco de autocrítica pero también de autoridad, para señalar en dónde exactamente está la falla y quién es el que le está acarreando problemas no a la SET sino al Poder Ejecutivo en pleno, que es a final de cuentas donde rebota cualquier problemática que afecte la gobernabilidad.

Es por eso que pensamos que ese alguien o “alguienes” que han causado este zafarrancho informativo interinstitucional, están más preocupados en ponerle piedras al camino del doctor matamorense, que en cumplir su obligación de pagar el sueldo que ya han devengado estos docentes que hasta ahora han subsistido gracias al agiotismo y a quienes les fían para cubrir sus necesidades.

Ya la Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente culpó al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y ya éste se deslindó; más directo el SNTE señaló a Cómputo o Informática e incluso la delegación de la SEP dijo que problema de asignación de recursos no es, eso no puede llevar a otra conclusión más que Héctor Escobar Salazar tiene al enemigo dentro de su estructura.

De la Dirección de Recursos Humanos después hablamos, porque pasó de ser una zona de acceso total a una en que se deben pasar al menos tres “filtros”, antes de llegar a dialogar con Concepción Martínez Assad, si la suerte sonríe al solicitante de audiencia claro está. Lo grave aquí es que esa área atiende a más de 60 mil trabajadores del sistema educativo.

APUNTE.- Lo que sucede en el Colegio de Bachilleres de Tamaulipas o Cobat es más que nada una bola de nieve que se ha dejado crecer, porque son asuntos que si se hubiesen atendido en tiempo y forma no tendrían que terminar llenando espacios en los medios de comunicación.

Una cosa sí es segura en el fondo Óscar Guerra Montalvo está actuando apegado a Derecho, pero el problema podría estar en las formas porque se dejaron cabos sueltos que ahora se están volviendo contra el propio funcionario, aún y cuando no haya sido éste quien cometió errores.

Ahora bien, tenemos que ser objetivos y señalar que el asunto de la no renovación de contratos es cuestión menor, si recordamos que antaño Isaac Mata Vizcaíno y su banda usaron como papel sanitario el presupuesto del Cobat.

A Guerra Montalvo de lo que menos lo pueden acusar es de estar peleado con la legalidad, tampoco de ser un ogro caza enemigos políticos, porque nadie con sus aspiraciones políticas puede, ya investido como jefe, intercambiar cerebro por intestinos. Aquí lo que puede pesarle es tardarse mucho en responder a los señalamientos, pero seguramente es cuestión de horas para que lo haga.

PENDIENTE.- Pedro Hugo Medina Salazar está convertido quizá en el delegado federal con más convicción pero sobre todo más productivo. Como titular de la representación del Conafe tiene un palmarés difícil de superar, con metas superadas y con récord de logros económicos para sus líderes comunitarios. Compromiso, mesura y trabajo son sus mejores tarjetas de presentación.

Aquí los veo, leo y escucho: @JosdelCarmenPR / [email protected]

Dejar un Comentario