Compartir
Perder el piso

Perder el piso

No cabe duda que cuando alguien está desesperado, hace estupideces al por mayor, como es el caso de la señora Ruiz Massieu, pariente de aquel tristemente célebre político asesinado Francisco Ruiz Massieu, y sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Cuando uno es visceral, ignorante, limitado y acomplejado, tiene respuestas como la que tuvo la señora en mención, para acudir a instancias internacionales para que le dieran un “escarmiento” al candidato presidencial de México Ricardo Anaya Cortés, para muchos, el próximo presidente del país, y para otros, el enemigo a vencer con toda la extensión de la palabra, que en caso del PRI, saben utilizarla en su máxima dimensión, y como prueba está el mismo caso de Fráncico Ruiz Massieu, Luis Donaldo Colossio y otros más que en aras de ser un partido en el poder, han sacrificado a sus mejores hombres.La señora en mención no supo distinguir los cauces legales de una nación y los levó a otros lares, donde seguramente estarán aún revolcándose de risa ante la ignorancia manifiesta de la mujer, así como de sus correligionarios encabezados por un individuo que solamente ha servido para hacer reír a sus enemigos, por su cinismo, ignorancia, niveles de corrupción y otros más: Enrique Ochoa Reza no ha sido más que el más grande bufón que ha tenido el tricolor.

Y la señora Ruiz Massieu le siguió el juego, dejando a un lado los aspectos legales.

El lector debe saber que de todas las diatribas publicadas y difundidas contra Ricardo Anaya, ninguna ha resultado ser cierta: ni sus bienes, ingresos, viajes y más. En su oportunidad -y los de memoria chiquita no lo ven- lo aclaró cuando no tenía obligación de hacerlo, porque lo hacen por vías mediáticas y no judiciales.

Como dice Anaya, si algo hay de cierto en estas cosas, sería fácil demandar y meterlo a la cárcel y listo, y nos quitaríamos de tantos dimes y diretes.

Lo que sí es cierto, y lo sabe la sociedad, es que Enrique Ochoa cobró una liquidación ilegal, que tuvo que devolver porque lo cacharon, pero, muerto de hambre como es, quiso sorprender cobrando dinero de México para su beneficio personal.

Como Ochoa Reza, hay muchos más que han vivido del erario público, y desgraciadamente sigue habiendo y siguen pululando en el panorama nacional.

Los bribones, los que consideran que todos son igual de ladrones y ratas, siguen acusando a diestra y siniestra.

Los mexicanos estamos hartos de lso teatritos del Peje López, de Meade e inclusive de Anaya, o las descalificaciones llenas de ardor de la Zavala o la prepotencia del Bronco, para concluir con la apatía de un Ríos Piter que busca también la presidencia del país.

Hartos de descalificaciones y mentiras. Sería interesante escuchar una denuncia que ya fue puesta en tribunales con todas las de la ley, y que tiene sólidos argumentos, pero estos politicuchos de hoy están acostumbrados a legislar en los medios y a dar más importancia a Milenio que al Ministerio Público, lo que no es legal por ninguna forma que se vea.

Es tiempo de que los que viven de ella procuren dignificar a la política, y sus acciones sean encaminadas a convencernos de su valía, de sus aptitudes y dejar de lanzar ofensas a los de enfrente.

No han entendido, porque parece que no tienen mente para eso, que los mexicanos estamos fastidiados de sus mentiras, sus demagogias y sus ataques estúpidos, y quisiéramos campañas de altura, de nivel, no las mamarrachadas a que nos tienen acostumbrados y que nos han entregado este tiempo que hay que sufrir sus mentiras y cosas que ofenden al más pollino de cualquier grupo político.

No insulten la inteligencia de su pueblo; señora Ruiz Massien, use por vez primera el raciocinio lógico, el entendimiento, la inteligencia, y haga algo congruente con una realidad jurídica, y deje de actuar con la hormona por delante, que México merece políticos serios y no esos como ustedes, por favor.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario