Compartir
Sarampión, una menos

Sarampión, una menos

No cabe duda que la constancia y el esfuerzo de todos los sectores participativos tienen buen fruto: el que hecho de que se cons9dere erradicada la enfermedad del sarampión en nuestra entidad es un enorme logro y una satisfacción que viene, desde el gobernador Francisco Cabeza de Vaca hasta el más lejano de los puntos geográficos donde habrá una criatura libre de este padecimiento.

Muchos años han transcurrido para poder cantar victoria en ese sentido. Al respecto, Alejandro García Barrientos, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud en Tamaulipas dice que al existir una cobertura total, del 100 por ciento, se puede decir que la enfermedad ya no causa problemas entre nosotros.

Recordó el subsecretario García Barrientos que hace poco tiempo se detectaron tres casos de esta enfermedad en la ciudad de México, asociados a la importación de la enfermedad, razón por la que, por instrucciones superiores, se llevó a cabo un fortalecimiento muy agresivo en el esquema de vigilancia y vacunación, así como medidas preventivas como el lavado de manos con agua y jabón, así como la aplicación de la vacuna al año de edad, con un refuerzo a los seis. Todo esto, bien combinado, ha tenido como respuesta que no haya casos de sarampión, en bien de nuestros niños y todos nosotros en general.

El subsecretario García Barrientos recordó que fue hace 22 años cuando se registró el último caso de sarampión, y recordó también que Tamaulipas se mantiene libre de este padecimiento tan molesto. Se cuenta con una cobertura muy elevada en cuanto a la vacuna triple viral conocida como SRP, misma que protege contra al sarampión, rubeola y parotiditis, además del sistema permanente de vigilancia que se lleva a cabo en todo el sector salud, por instrucciones de quienes se encargan de la Salud Pública de la entidad, encabezados por Gloria Moklina, secretaria del ramo, y su equipo de colaboradores.

Dice el doctor Alejandro que el sarampión es una enfermedad viral; su primer signo es la fiebre alta, con una duración de 4 a 7 días, y que se presenta después de 10 o 12 días de estar en contacto con el virus. También dijo que el grupo más susceptible son los niños pequeños y las mujeres embarazadas que no tienen la vacuna de referencia.

Sobre los síntomas, dijo que en la fase inicial puede haber congestión nasal, tos, ojos rojos y con secreciones, así como manchas blancas en la parte interior de las mejillas. Luego, aparece una erupción rojiza en la piel conocida como exantema, que dura de 5 a 6 días, iniciando en la cara y parte superior del cuello, extendiéndose hasta cubrir el cuerpo en u período aproximado de 3 días para luego desaparecer.

El subsecretario García Barrientos destacó que en una persona infectada con sarampión el virus se encuentra en las secreciones de la nariz y la faringe; cuando tose o estornuda, las gotitas de saliva que expulsa pueden transmitir el virus y ocasionar el contagio de la enfermedad, por lo que exhortó a todo mundo a extremar las medidas de higiene y salud, en aras de mantener ese “cero” en casos de sarampión que, orgullosamente tiene Tamaulipas en el contexto nacional.

Cualquier enfermedad es latosa y lo sabemos; algunas más que otras o que requieren distintos cuidados, pero lo mejor es estar sano, de ahí lo importante que resulta la recomendación de don Alejandro García Barrientos y el grupo de epidemiólogos de la Secretaría de Salud, porque si todos ayudamos, tendremos casos “cero” de muchos padecimientos, y sabemos que los “ganones” somos nosotros, los que no nos enfermamos.

La invitación, el exhorto del subsecretario García Barrientos es a mantener las medidas de prevención, vacunar a los hijos a tiempo y al menos síntoma o sospecha, acudir a la institución médica correspondiente, para un diagnóstico adecuado y tomar las medidas necesaria en el tiempo que deben hacerse. No dejarlo para después, porque puede ser de malas consecuencias, pues.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario