Compartir
¿Y si amarramos al tigre?

¿Y si amarramos al tigre?

Las chifletas al aire de Andrés Manuel López Obrador, ante la Comisión Nacional Bancaria —con respecto a que, en caso de fraude electoral el tigre se soltaría— levantó innumerables comentarios.

Sin embargo, se pasó por alto el fondo del asunto, en México es posible intervenir, y por lo tanto alterar, hasta cierto punto los resultados.

Es, por lo menos, lo que todos los partidos de oposición acusaron con respecto a los resultados en las elecciones de los estados de Coahuila y México.

En el primer caso, la propia autoridad electoral documentó el exceso de gasto de campaña del ganador, lo que tendría que haber llevado a anular la elección.

En el segundo, se realizó una operación de Estado, en la que secretarios del gabinete fueron responsables de tareas específicas, para hacer uso de todos los recursos posibles para ganar la elección. Se decía que el triunfo de Delfina Gómez podría afectar al tipo de cambio.

De hecho, el triunfo priista se basó en un comportamiento electoral más que atípico, ya que la participación electoral y el voto tricolor fue inusualmente alto en las comunidades rurales.

Pero la compra del voto y la movilización masiva de electores rurales es solamente una variante para intervenir elecciones.

En realidad, a 30 años del fraude histórico de 1988, es posible hacer trampa en las elecciones en México y eso representa un riesgo para la sociedad.

El gobierno mexicano puede también triplicar el gasto en publicidad, para asignar, sin control alguno, algo cercano a los 7,000 millones de pesos a los medios de comunicación.

Con una cartera de ese tamaño, se influye en lo que se informa y se editorializa.

Además, el contenido de los mensajes transmitidos no busca proporcionar información valiosa para la población, sino abiertamente promocionar al gobierno, algo inusual en las democracias.

Ya la libro de pancita…

Digan lo que digan, el candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya, al flotar entre viajes y declaraciones en YouTube, ya casi libra el período de Inter campaña… Llegaron los tiempos en que a muchos analistas y politólogos la realidad les obligará a mostrar que hace tiempo sus opiniones dejaron de ser imparciales, tienen el sesgo de los intereses para los cuales han trabajado muchos meses…

Meade sigue…

Ayer acudió al INE el candidato de la coalición PRI, PVEM y PANAL José Antonio Meade a registrar su candidatura y con ello estar listo para que durante la semana santa el instituto le dé luz verde para la campaña.

Como sus adversarios, habló en la explanada frente el edificio de instituto e hizo un compromiso: pedir a los legisladores una iniciativa que de una buena vez eliminen el fuero para funcionarios y legisladores.

Si este fuera un mundo ideal y se pudiera garantizar que en el futuro ningún gobernante perseguirá con acusaciones frívolas a sus oponentes, estaríamos de acuerdo, pero, el mundo, la política y la democracia son imperfectos. Ni modo, al candidato le ganó la coyuntural corrección política.

¿Cuánto cuesta la corrupción en México?

En los últimos 13 años, México ha descendido 71 lugares en la lista de países ordenada desde el menos corrupto hasta el más corrupto. México está en la posición 135 de 180 países.

A cada mexicano nos cuesta más de 12, 243 pesos un acto de corrupción, en el país.

De estos brillan como espectros, participación en licitaciones, ganar contratos gubernamentales, evitar el cumplimiento de la ley, obtener un servicio, evitar inspecciones, pagar menos impuestos, evitar clausura, obtener licencias y permisos, evitar multas o sanciones y evitar tramites.

Esta es la ideología del mexicano, siempre salirnos con la nuestra y no pagar… por lo que debemos pagar.

¿Usted se imagina de cuanto es el porcentaje de tramites, pagos o solicitudes de servicios de las unidades económicas con presencia de actos de corrupción, según el tipo de trámite?

Contacto con autoridades de seguridad pública (rebasada) 44.5 % porciento

Inicio o seguimiento de averiguaciones previa ante el MP 30.6% porciento

Procesos y juicios laborales y mercantiles 24.9% porciento

Licitaciones 8.3% porciento

Permisos 6.8% porciento

Responsabilidades patronales 1.7% porciento

Tramites fiscales 1.6% porciento

Servicios básicos 1.6% porciento

Pedimos y exigimos seguridad, y somos nosotros mismos los que echamos a perder a nuestro país, en la interacción con las autoridades de seguridad y justicia ya que es donde se observa, con mayor frecuencia actos de corrupción.

¡HAY QUE PARARLE NOSOTROS!, para poder exigir.

Colofón.

Grupo Editorial Cambio, realizo un sondeo entre distintos puntos de la capital para saber el ánimo de la población sobre las próximas elecciones.

El resultado evaluado entre el personal de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la carrera de Ciencias Políticas, en colaboración con algunos analistas políticos de CENCOS (Centro Nacional de Comunicación Social AC) arrojaron un par de sorpresas.

“Esta pagada”… Tal, vez sí, pero por la bolsa del equipo de Cambio.Press que quiso darle una verdadera encuesta a la capital, donde la población ya está harta de las promesas del priismo, cree en el panismo, y tiene la esperanza de que MORENA puede ser algo mejor.

Traducido esto a números; Vemos un Oscar Almaraz, muy conocido en la ciudad por sus escándalos, promesas incumplidas y su falta de ética para resolver los problemas de la población, como la inseguridad (Que no depende de él) pero si la seguridad para el comercio local y la inversión. Por lo que podemos decir que no le ira muy bien y mínimo tendrá que desembolsar 40 millones de pesos en su reelección. ¿Quién va a ser el bueno pa´dárselos?

Xicoténcatl González Uresti, confirma su avance, en el circulo ciudadano. Que, aunque representante del Frente por México, no deja de ser el Dr. Xico, esa sabana que cubrirá a los dolidos y desvalidos que ya no creen en los partidos políticos.

Xico sigue y seguirá siendo un candidato ciudadano e independiente, representado a un partido, con la mayor posibilidad de ganar, si su aceptación sigue en aumento como hasta ahorita. Solo sacamos a los panistas esos que no lo quieren (minoría) y asunto arreglado…

La sorpresa es que Eduardo “Lalo” Gattas, representante de MORENA en la capital arrastra una incondicional esperanza entre los seguidores de AMLO, sin embargo, la chispa del joven relevo generacional, pone en duda hasta al más escéptico, brindándole la confianza de por fin hacer bien las cosas por la capital. Tal vez “Lalo” nos dé la sorpresa… Según los números va muy bien.

Y eso que aún no es campaña.

“Otros” ni se ven…

Esperemos a ver que dicen los detractores y las plumas pagadas.

– Por lo pronto yo ya di el primer paso… ¿Quién se quiere sacar la espina? –

Nos vemos en una semana con más municipios y distritos electorales para medir candidatos a diputados federales y otros alcaldes.

Por lo pronto.

A chambear.

Dejar un Comentario