Compartir
Contribuyen mujeres al desarrollo de grandes urbes y la a formación de mejores familias: SNTE

Contribuyen mujeres al desarrollo de grandes urbes y la a formación de mejores familias: SNTE

El Secretario General de la Sección 30, del SNTE, José Rigoberto Guevara Vázquez, acompañado de Dimas Sagahón, representante de CEN del SNTE, ofrecieron un sencillo pero emotivo convivio a las madres de familia con motivo del 10 de mayo.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, reconoció el avance de la mujer dentro del marco de la vida social y la ciudadanía le debe mucho a las madres de familia que conforman una sociedad que constituye la formación de mejores familias y el desarrollo de las grandes urbes del mundo, dijo José Rigoberto Guevara Vázquez, en el marco del convivio del día de las madres.

“Con esa capacidad y calidad, son grandes científicas, investigadoras, politólogas e importantes creadoras de las corrientes económicas en el mundo, que vienen a fortalecer la economía de cada una de las familias”, comentó.

En el evento en donde fue acompañado del representante del CEN de SNTE, Dimas Sagahón Hernández, el líder sindical dijo, que las secciones sindicales se fortalecen con la presencia de la mujer, su inteligencia y capacidad son parte de su aportación para elevar la calidad de vida de los trabajadores de la educación.

El Secretario General de la Sección 30 del SNTE, aseguró que el maestros Juan Díaz de la Torre, en el marco de la igualdad y del reconocimiento a las mujeres, dio la instrucción para que cada Comité Seccional, se conforme con un gran número de mujeres, reconociendo con esta acción la inteligencia y el talento de cada una de ellas.

“La mujer casa, es la primera que se levanta y la última en irse a descansar, en su preparación profesional, hace lo mismo que el hombre y mejor aún su capacidad e inteligencia, contribuye en el desarrollo de las instituciones como en este caso el sindicato de maestros”, afirmó.

“Les agradecemos que nos ayuden y que sigan fortaleciendo la vida sindical, que saben ustedes que hay veces que los hijos somos ingratos porque no reconocemos lo que hacen nuestros padres, pero al final de cuentas siempre hay la justificación de una madre, dejo pobrecito viene cansado o déjalo está enfermo”, resaltó.

Hoy se da la oportunidad para reconocer a la mama por su naturaleza pero más que nada, a la gran mama que con su maternidad y con sus sentimientos humanos tiene una formación con su capacidad, su inteligencia, para establecer cánones y parámetros mejores para elevar la calidad de vida y de los trabajadores de la educación, concluyó.

Dejar un Comentario