Compartir
Los cuatro jinetes del apocalípsis mexicano

Los cuatro jinetes del apocalípsis mexicano

En la elección del próximo primero de julio, estará en juego mucho más que saber quien será el próximo presidente de México: estará en juego saber quien puede, combatir de fondo los cuatro jinetes del apocalipsis mexicano: la corrupción, la impunidad, la violencia y la pobreza.

Mas allá de lograr el poder por el poder, más allá de ser el próximo inquilino de Los Pinos, más allá de ser el titular del ejecutivo federal, la verdadera motivación de quienes están compitiendo por la presidencia de México debería ser cambiar el rostro y el rumbo de este país y de todos los mexicanos.Y este cambio no será fácil. Un solo hombre o una sóla mujer no podrá solo o sola con la encomienda.

Debemos de ser la sociedad toda quienes empujemos el cambio. ¿Cuándo? A partir del dos de julio, cuando terminen las campaña y cuando pasen las elecciones. Cuando sepamos ya, bien a bien, cual es el proyecto de país que la mayoría de los mexicanos elegimos para los próximos seis años, tiempo que claro que no es suficiente para cambiar el rostro de México, pero es mucho tiempo para perderse en la nebulosa y no hacar nada.

Por ello, los mexicanos debemos estar muy atentos a lo que pasa en el escenario político del país. Debemos escuchar todas las propuestas, todos los planteamientos, quien dice que, quien dice el cómo. Debemos decidir cual será el proyecto de país que queremos para los próximos años.

Y quien gane la elección el primero de julio, a partir del día siguiente, deberá estar afinando ya el diseño de un plan que deberá ser para cincuenta años, un gran proyecto nacional que de rumbo y certidumbre a este país, que termine con las inspiraciones divinas y los golpes de suerte. Y ese nuevo plan de gobierno deberá puntualmente definir como se va a combatir a los cuatro jinetes del apocalipsis mexicano: la corrupción, la impunidad, la violencia y la pobreza.

Y del Gabinete que acompañará al ganador de la elección, todos los candidatos, los cinco, hasta los que no tengan la más mínima posibilidad, ya deben tener diseñado un gabinete con el cual gobernarían los próximos años. Que no lo den a conocer no quiere decir que no lo tengan delineado.

Así que no hay plan que no contemple estos factores, pero en la resolución de los grandes problemas nacionales, deben poner su granito de esfuerzo todos los mexicanos: el presidente de México, los Gobernadores de las 32 entidades del país, los alcaldes de los 2,462 municipios de México, los sectores vivos de la sociedad mexicana y, en general toda la población.

Solucionando los 4 grandes temas nacionales que he mencionando, el tema de la economía nacional será resuelto. Eso es un hecho. Por ello, es necesario, reitero, una gran cruzada nacional para hacer frente a los 4 jinetes del apocalipsis mexicano. Y en esta cruzada, todos los mexicanos, de una u otra manera, debemos participar de manera activa.

PD. 1. Ayer estuvo en Tamaulipas, el candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés. En Tampico, Anaya convocó a más de 15 mil simpatizantes a la causa, lo que habla de que ha habido empatía entre las propuestas de Anaya y los tamaulipecos.

Y ello viene a colación porque GEA-ISA publicó una encuesta sobre las preferencias ciudadanas en la elección presidencial. En esta medición destaca que Ricardo Anaya ya se encuentra a sólo cinco puntos del puntero Andrés Manuel López Obrador, comparado con el ejercicio de dicha empresa correspondiente al mes de marzo.

Ello permite observar que cada día se van cerrando más las brechas entre los competidores, por lo que en la encuesta de GEA ISA Andrés Manuel López Obrador

logró un 29% de preferencias, contra 24% del panista Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade con 20%. Cada día faltan menos días y a hoy sólo quedan 50 días para que los candidatos convenzan a los ciudadanos.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipó[email protected] Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Dejar un Comentario