Compartir
Hasta en la sopa

Hasta en la sopa

Qué bueno que haya muchas personas interesadas en servir y fungir como alcaldesen los 43 municipios de Tamaulipas. Qué bueno, también, que haya quien les apoye y piense, en algunos casos, que ser requieren cambios, y en otros, que hay que hacer sólida la idea de la reelección y la continuidad.

Iniciaron esta semana las campañas y ya estamos viendo candidatos hasta en la sopa: con sus sonrientes rostros y propuestas de mejora que, esperamos, sean reales y cristalicen en quien gane cada municipio, en obra e inversión.

En Victoria, por la cercanía, tenemos un panorama un poco más claro, sin dejar de pensar en el ex – sólido sur, donde algunos políticos buscan la reelección. Entendemos que hay muchos intereses, y en ellos algunos candidatos, desde nuestra óptica, no merecen el beneficio de la reelección, por los resultados obtenidos en cuanto a transparencia, como en obra realizada. Otros, sin embargo, pensamos serían buenos alcaldes por segundo período consecutivo.

En Victoria, la capital, habrá una lucha muy interesante, por lo significativo de los personajes, y porque algunos no son muy bien vistos por la comunidad pese al enorme apoyo oficial con que cuentan.

No debemos dejar a un lado el hecho de que las elecciones se ganan con votos, y éstos son muy estrechamente vigilados para que sea respetada la voluntad popular, así que, lo que se haga por ganar el sufragio deberá serlo antes del día 1 de julio: en la jornada no habrá oportunidad de manipular urnas, cambiar votos ni nada de lo que se hizo costumbre en años anteriores, y que con los años se dejó de hacer porque no es ya congruente ni claro robarse votos.

Los filtros ciudadanos son muy estrictos, y ningún partido podría decir que han hecho uso ilícito de los sufragios: no se puede, así de claro.

Pero, volviendo a Victoria, tenemos para los críticos a dos fuerzas que lucharán prácticamente por el triunfo, y se centran los comentarios en el licenciado Oscar Almaraz Smer, actual alcalde, y en doctor Xicoténcatl González Uresti, quien de independiente pasó a ser blanquiazul, lo que muchos de sus ex seguidores no perdonaron.

Quienes afirman conocer de política dejan fuera a los demás aspirantes, y se olvidan, por ejemplo, de Eduardo Gattás, quien bajo las siglas de Morena busca llegar al 17 Hidalgo y tiene fuerza política y una imagen positiva en el virtual electorado. De igual manera, Nayma Barquiarena tiene una posición política muy destacada y puede porque tiene con qué, llegar a un resultado favorable. Otros candidatos surgen, sin embargo la ciudadanía y los politólogos locales no otorgan posibilidades.

Los ciudadanos tendremos que tragarnos miles de spots y publicidad, eventos y demás, en los que nos inunden de propuestas y buenos propósitos, de los que, deseamos, no estén como los presidenciables llenos de injurias para los de enfrente.

Los victorenses queremos saber qué se puede hacer para mejorar como nos ha sucedido en los últimos tiempos, qué se puede proponer para que Victoria vuelva a tener el sitio que merece como capital de Tamaulipas y no siga siendo menospreciada en ningún aspecto.

Queremos una capital digna de una entidad tan significativa en el contexto nacional, y para ello, deberemos contar con un gobierno suficientemente digno que nos lleve por buen camino. Tiempo es de que no dejemos para después una acción que puede ser la diferencia entre lo que somos y lo que podemos llegar a ser.

Victoria, como todo el estado y casi todo el país, busca a su alcalde y su gobierno que le represente dignamente, y en los candidatos está el turno de convencer; solo pedimos que no nos abrumen con tanta basura política: sean justos y congruentes: vayan al grano, que prácticamente ya sabemos casi todos por quien vamos a votar, porque vivimos aquí y conocemos a los de aquí, así que pocas sorpresas pueden regalarnos en tiempo electoral.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario