Compartir
La renuncia de Margarita y la corrupción de los hermanos Morín

La renuncia de Margarita y la corrupción de los hermanos Morín

Como lo he venido vaticinando, el PRI, perderá las elecciones del 1 de julio, en la mayoría de los municipios de Tamaulipas, por la corrupción de ex funcionarios priistas.

Del pésimo trabajo de su “líder” espurio, antidemocrático, traidor, autoritario, deshonesto e inútil del dirigente estatal Sergio Guajardo Maldonado, quien ya debería preparar el funeral y la tumba para sepultar a este instituto político.

Hay evidencias que al PRI, en estos momentos, el pueblo lo repudia, lo rechaza, lo vomita, lo desprecia e ignora, porque se encuentra en manos de un reducido grupo de dinosaurios que lo han utilizado para enriquecerse ilícitamente.

Esto, a través de acciones perpetradas en pasados Gobiernos y del acaparamiento de candidaturas para seguir teniendo títeres en el poder público que proteja sus intereses.

Al PRI, también le darán la espalda, porque no encabezó gestionar la solución de las demandas prioritarias de la sociedad, como son los servicios de agua potable, generación de empleos, eficiente seguridad pública, pavimentación, entre otros servicios.

El atenderlas en pleno proceso electoral, se le revertirá, es decir le generará severas críticas y votos en contra a sus candidatos, porque la ciudadanía reclama el porqué en periodo de elecciones sí acceden a solucionarlas.

Le preciso que de acuerdo a una encuesta realizada por directivos del partido Movimiento de Regeneración Nacional, en redes sociales vía internet, se establecen los siguientes porcentajes de empatía de los candidatos en cinco municipios de Tamaulipas. El sondeo señala que no hay índice de confianza y margen de error.

Para la alcaldía de Matamoros, el primer lugar lo ocupa con un 42.86 por ciento el candidato de la coalición “Por Tamaulipas Al frente” integrada por los partidos PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, Carlos Alberto García González, militante panista y diputado con licencia, quien presidía la Presidencia del Congreso del Estado.

La sigue el aspirante de “Juntos Haremos Historia” de los partidos Morena, PES y PT, el empresario gasolinero Mario Alberto López Hernández, con un 26.53 porciento y en tercer lugar aparece Jesús de la Garza Díaz del Guante, del PRI, con un 24.49 porciento.

En lo referente a la candidatura a la Presidencia Municipal de Victoria, la ventaja la tiene el priista Oscar Almaraz Smer, abanderado de la coalición PRI, PVEM y PANAL y alcalde con licencia y que busca la reelección, con un 27.86 porciento y lo sigue el abanderado de “Por Tamaulipas Al frente”, Xicoténcatl González Uresti, con un 26.43 por ciento, mientras que Eduardo Gattás Báez, de “Juntos Haremos Historia”, con un 20.00 por ciento.

Rumbo a la Presidencia Municipal de Altamira, con un 43.90 por ciento aparase el ex priista y ahora abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Armando Martínez Manríquez; mientras que el ex diputado local Carlos González Toral, del PRI con un 31.71 por ciento y Alma Laura Amparán Cruz, candidata de la coalición “Por Tamaulipas Al Frente”, con un 21.95 por ciento

En Ciudad Madero, aunque no ha sido aceptada su candidatura por la autoridad electoral, las preferencias las encabeza el empresario Adrián Oseguera Kernion, por el Partido Morena y la coalición “Juntos Haremos Historia”, con un 63.38 por ciento, en segundo sitio se encuentra Andrés Zorrilla Moreno, de “Por Tamaulipas Al frente”, con un 28.17 por ciento y en tercer lugar, Julio Cesar Barrientos Cisneros, del PRI, con un 2.82 porciento.

En Reynosa, la encuesta le da la ventaja, a la alcaldesa con licencia y aspirante a reelegirse Maky Ortiz Domínguez, de la coalición “Por Tamaulipas Al frente”, con un 49.33 porciento; con un 38.67 porciento ubican a José Ramón Gómez Leal, de la coalición “Juntos Haremos Historia” y con un 8.00 por ciento a Serapio Cantú Barragán, del PRI y médico de los pobres.

En Tampico, en primer lugar figura, Jesús Nader, de la coalición “Por Tamaulipas Al frente”, con un 44.74 por ciento, le sigue con un 28.07 por ciento Rosa María Muela Morales, ex priista y abanderada de la coalición “Juntos Haremos Historia” y en último sitio aparece con un 24.56 por ciento, la alcaldesa con licencia y que busca la reelección Magdalena Pereza Guerra.

El sondeo sufrirá variación, toda vez que recientemente arrancaron las campañas políticas-electorales y cada uno de los candidatos aplican diversas estrategias para ganar simpatías y ocupar el primer lugar en las preferencias electorales.

Cambiando de tema, la que sorpresivamente renunció a su candidatura independiente a la Presidencia de la República, fue Margarita Zavala, esposa del repudiado ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, sin justificación de credibilidad entre la ciudadanía y sí con críticas de que le llegaron al precio o pactó con alguno de los candidatos presidenciales, sobre todo con el panista Ricardo Anaya, para cederle los votos calderonistas o panistas.

Lo hizo sin declinar a favor de ningún candidato y justificó su retiro de la contienda electoral a un principio de congruencia y de honestidad política, lo cual no explica nada a los miles de ciudadanos que le otorgaron su firma y confianza para que buscara de manera independiente la Presidencia de México.

“Retiro la candidatura de la contienda por un principio de congruencia y honestidad política, pero también para dejar en libertad a los que generosamente me han apoyado y tomen su decisión como se debe tomar en esta contienda para México”, dijo Zavala en un noticiero televisivo.

Eso es traicionar a la confianza de la gente y las promesas personales, lo que deja claro que esta politiquilla improvisada, sólo le jugó el dedo en la boca a los mexicanos y huyó como una auténtica cobarde, para asegurar sus intereses y dejar abandonados a los de la gente que confió en ella.

Sin duda, muy pronto anunciará que apoyara a alguno de los candidatos, porque buscará colgarse de algún tren para seguir sobreviviendo del presupuesto público.

Hago a un lado a esta política traidora, para pasar a informarle que el sinvergüenza y vividor del presupuesto electoral Enoc Pineda Morín, presidente de la Comisión Política de medio tiempo del Partido Encuentro Social (PES), se niega a pagar los daños que un camión materialista de su propiedad ocasionó a una camioneta de reciente modelo en esta ciudad capital.

El chofer del mueble del prepotente y altanero lidercillo de ese partido en Tamaulipas, andaba en completo estado de ebriedad y fue detenido por los agentes de Transito Local, así como además fue denunciado ante la Agencia del Ministerio Público, pero Enoc, hermano del ex diputado federal Abdíes Pineda Morín y cacique del Partido Encuentro Social, afirma ser muy influyente y que no pagará nada, porque las autoridades le hacen lo que el aire el hizo al respetable licenciado Benito Juárez García.

Grita a los cuatro vientos que los tránsitos, los ministerios públicos ni los jueces procederán en su contra, porque es representante de un partido y amigo de Ricardo “El Negro” Gamundi Rosas, quienes lo respaldan para gozar de impunidad.

Enoc, es acusado de incurrir en corrupción, al robarse el dinero del financiamiento público que otorga la autoridad electoral por concepto de prerrogativas para las campañas políticas y de exigir a los candidatos firmar las facturas falsas de sus supuestos gastos, sin recibir ningún cinco para sus actividades proselitistas.

El INE y el IETAM, debería vigilar el correcto uso del dinero del financiamiento que se le otorga al Partido Encuentro Social, para que Enoc, su hermano Abdíes y pandilla, comprueben de acuerdo la ley el gasto del dinero público.

Afirma que tiene poder y puede gozar de impunidad, ya que su hermano es diputado federal y le brinda toda la protección para que no se le aplique la ley, en aquellos casos en que la viole.

A sus candidatos los tiene a cuota, pues les exige para comprar gasolina para sus vehículos particulares y de sus empresas y para cubrir las cuentas de lujosos restaurantes.

El partido Encuentro Social está manejado por un grupo de bandidos y ladrones, vinculados con el ex gobernador y convicto Eugenio Hernández Flores y su “guarura”, asesor y confidente Ricardo “El Negro” Gamundi Rosas.

El afectado por ese choque, tiene plena confianza en el Gobierno de los vientos de cambio, por lo que está seguro que pronto se le hará justicia, ordenando las autoridades competentes se le cubran los daños perpetrados por el camión materialista de Enoc Pineda Morín.

El dato: La dirigencia de un partido o una diputación federal no es para gozar de impunidad y para robar el dinero público, como lo hacen los hermanos Pineda Morín. En Tamaulipas se está aplicando la ley a todos los que la violan, sea quien sea, de ello hay pruebas, por lo que hay la confianza que pronto las autoridades actuarán contra Abdiés Pineda Morín, para que cubra los daños del choque.

Correo:[email protected]

Dejar un Comentario