Compartir
Conductores de transporte público sufren alto estrés laboral

Conductores de transporte público sufren alto estrés laboral

El calor y el intenso tráfico que se registra sobre todo en horas pico han ocasionado que los choferes de microbús en ciudad Victoria sufran un alto grado de estrés laboral con consecuencias graves en su salud.

Ramón Mendoza S.
Reportero

Las sofocantes temperaturas que se siente , la falta de cultura vial y el intenso tráfico que se registra sobre todo en horas pico incrementa el estrés y el mal humor entre los choferes del transporte público, admitió Presidente de la Asociación de Transportistas de Ciudad Victoria línea de los Rojos Pedro García Silva.

Añadió que acostumbrados a culpar de todo al chofer de microbús, los habitantes de esta capital no ven el otro lado de la moneda, la presión y el estrés a que son sometidos para “sacar la cuenta”

Dijo que las altas temperaturas de hasta 40 grados centígrados que registra la ciudad influye en el humor de los conductores en general, no solo de los choferes de microbuses, sin embargo, estos últimos se presionan aún más por los tiempos que deben cumplir con las rutas.

“Hemos detectado un alto grado de estrés entre los choferes que les provoca hipertensión, dolores abdominales, estomacales, gastritis y otra clase de enfermedades” afirmo.

Pidió comprensión a los usuarios de ser conscientes con los operadores del volante pues laboran largas horas sentados soportando el agobiante calor y lidiando con el tráfico vehicular, aspectos que influyen en su estado de ánimo.

Sin embargo, agregó que los propios conductores de microbuses pueden poner mucho de su parte conduciendo con moderación y sin la música a alto volumen pues eso también molesta a los pasajeros que también sienten los efectos del calor que se siente en micros.

Destacó que para los que se dedican a la prestación de este servicio, no hay nada más valioso que los pasajeros porque por ellos existe esta actividad, pero también pidió comprensión porque en ocasiones también son los propios usuarios los que propician que el microbusero violente la normatividad.

En este mismo sentido demando que también los peatones deben ser responsables a la hora de atravesar las calles, ya que a veces lo hacen desafiando el semáforo verde y sin importarles que se trate de una vialidad con alto flujo vehicular. Insistió en que el trabajo de los choferes es extenuante y agotador, que está lleno de estrés y aunque de ello nada de culpa tienen las personas que se suben, no es bueno generalizar ni encasillar a todos los operadores de microbuses por igual.

Dejar un Comentario