Compartir
Lactancia materna disminuye riesgo de cáncer de mama y ovario en madres

Lactancia materna disminuye riesgo de cáncer de mama y ovario en madres

Los beneficios nutricionales e inmunológicos de la lactancia materna no los tiene la leche de fórmula

Ciudad de México (Agencias).- La Secretaría de Salud indicó que la lactancia materna proporciona a los infantes las defensas y nutrientes necesarios para que sean adultos sanos y menos propensos a padecer enfermedades crónico-degenerativas y en las madres disminuye los riegos de cáncer de mama y ovario.

La dependencia informó a través de un comunicado que se busca fortalecer el área de lactancia materna en las unidades de salud del estado y que se asuma un rol preventivo para favorecer el desarrollo de los menores.

Explicó que los beneficios nutricionales e inmunológicos de la lactancia materna no los tiene la leche de fórmula, por lo que la osteoporosis, el cáncer de mama y de ovario son menos frecuentes en aquellas mujeres que amamantaron a sus hijos.

Señaló que del 13 al 15 de este mes se brindó una capacitación al personal médico y paramédico y al personal Centro de Atención de Partos Eutócicos, así como de las unidades de Salud de la localidad de Tixtla.

Durante el curso se dio la enseñanza sobre las herramientas necesarias para impulsar la lactancia humana desde el nacimiento hasta los dos años de edad, con especial énfasis en los primeros seis meses de vida que debe ser exclusiva.

Asimismo, se resaltó la importancia de la atención médica de calidad, en cuanto a que la madre tenga un parto en las mejores condiciones, es decir, de manera saludable, con calidez y trato humano para que el bebé nazca en las mejores condiciones que favorezcan la lactancia materna y su desarrollo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), podrían salvarse en el mundo más de un millón de vidas infantiles al año si todas las madres alimentaran exclusivamente con la leche materna a sus hijos los primeros seis meses de vida.

Al respecto, la Organización Panamericana de La Salud (OPS), señala que el riesgo de morir de los niños menores de un año alimentado artificialmente, es de tres a cuatro veces mayor que para los bebés alimentados al seno materno.

Dejar un Comentario