Compartir
Tamaulipas Sixtina

Tamaulipas Sixtina

ANECDOTARIO.
POR JAVIER ROSALES ORTIZ.

No es por nada, pero Tamaulipas se deja acariciar la mejilla con comentarios diversos sobre el gran paso con el que brinco a la historia y se sacudió un poco esas bofetadas que duelen y que colocan a esta entidad norteña en la mira nacional de manera no muy agradable.

Y cómo no, si Tamaulipas hace suya una maravilla, una creación monumental que rompió moldes del arte renacentista, gracias a la voluntad del gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de procurar acercar el arte y la religión a una comunidad que solo pela los ojos sorprendida cuando siente el peligro.

Cerca de mi, a unos milímetros, tengo a una mujer que no hace nada más que hablar de lo complicado que es viajar de Tamaulipas a El Vaticano, no solo porque los separa casi diez mil kilómetros, sino también porque para tener acceso a la Capilla Sextina, se tiene que recurrir a reservar lugar por medio del Internet y cubrir una serie de requisitos para apreciar cara a cara este legado cultural que tuvo en la mano Miguel Angel.

Dice, ella, que estar allá ha sido una experiencia incomparable que pone chinita la piel y que se avanza con cuidado por el interior de la papilla, porque parece que hasta con la mirada se puede dañar una obra en la que se entrelazan el arte y la buena fe.

Lo que más le sorprende, a esta mujer, es la rebeldía que mostró Miguel Angel, quien con desnudos y otras cosas más, desafió el tiempo en que trabajo en la obra, a la cual por exigencias superiores le tuvo que hacer algunos ajustes.

Para ella, estar dentro de la Capilla Sextina no es solo para tomarse la foto como lo hacen, por ejemplo, los coreanos que viven de la pose y de la rapidez, porque como los latinos que han pisado el viejo continente es más decente valorar de cerca esa obra para procurar elevar el conocimiento en pintura.

Y es que los coreanos, por sus antepasados, están muy lejanos de la religión católica, contrario a los habitantes de otros países del mundo, que siempre se han identificado con la doctrina de el Señor.

Y me refiero a la Capilla Sextina porque una réplica que alcanza un 95 por ciento de similitud con la obra original, se exhibe ya en Reynosa, Tamaulipas, desde este sábado, donde en 500 metros de extensión 2 millones 700 mil fotografías y frescos esperan a 4 mil 500 visitantes diarios para que califiquen el valor de este trabajo de Miguel Angel.

Es una obra intinerante y ahora le toco a Reynosa presumir de una calidad que solo pueden regalar los artistas que crearon obras como La

oración de Adán, El juicio final, Creación de Eva, La embriaguez y Cartones de Rafael, entre otras mundialmente conocidas.

Por un mes este espectáculo cultural y religioso estará al alcance de los tamaulipecos, quienes resulta necesario que aprovechen la oportunidad de enriquecer sus conocimientos y de que se sientan en el interior del palacio apostólico que le da abrigo al Papa en turno.

Se trabajo en el montaje de esta obra 170 noches, por lo que los espectadores tienen a la mano este regalo que gratuitamente les hace el Gobierno de Tamaulipas.

Usted, decide.

Correo electrónico: [email protected]

Dejar un Comentario