Compartir
El Trump mexicano y el no financiamiento a partidos

El Trump mexicano y el no financiamiento a partidos

El gobierno ya no debería apoyar con financiamiento a los partidos políticos, es tiempo se retire esa carga de mantenerlos, es necesario reformar la ley para que cada instituto obtenga dinero en otras esferas para el pago de sus actividades y de sus candidatos.

Y además la autoridad electoral tiene que ser más estricta en la fiscalización para comprobar la procedencia lícita de los apoyos económicos que reciben.

Los partidos son una carga financiera para el Gobierno y nada le aportan a la sociedad, se han convertido en unos parásitos, termitas y zopilotes hambrientos devoradores del dinero público proveniente de los impuestos del pueblo y esto no es justo, pues hay miseria y hambre entre la gente.

Ya es hora de eliminar su añeja costumbre de sobrevivir del presupuesto gubernamental y con el cual los más beneficiados son los dirigentes que viven con lujos y en la comodidad.

Son muchos los millones de pesos los que el Gobierno gasta por concepto de financiamiento público o en las denominadas prerrogativas para los partidos políticos y sus candidatos, dinero que de mucho beneficio sería, si se destina a apoyar a las familias que no tienen trabajo y por consecuencia ingreso económico para mal comer.

Los partidos políticos se han burocratizado, están estancados y durante años han funcionado con un esquema inútil para la sociedad.

Sus dirigentes los han utilizado para satisfacer intereses personales y no de grupo, de la mayoría, para enriquecerse, actúan como auténticos dictadores y pisotean los reclamos de su militancia sobre democracia y de servir con honestidad y eficiencia a la población.

Los partidos son los responsables de reclutar y postular candidatos a los puestos de elección popular, hasta aquí es aceptable, pero la ciudadanía no tiene porqué pagar con sus impuestos los costos de propaganda, gasolina, vehículos, comidas en restaurantes, hospedaje y otras necesidades de su campaña política-electoral.

Si los partidos y los candidatos desean y ansían servir al pueblo, pues simplemente deben financiar sus aspiraciones con su dinero, porque no es justo que para darles una chamba, el ciudadano tenga que pagar los trámites para obtenerla.

Los dirigentes de los institutos políticos tienen una chamba cómoda, relajada, papita y redituable, han privilegiado la paz y tranquilidad en la fresca oficina, sentadotes en un sillón reclinable y esponjoso.

No han practicado un liderazgo auténtico y me atrevo a comentar que no saben el concepto de “líder”, sólo han utilizado la audacia para administrar el dinero de las prerrogativas, no para realizar un trabajo de campo, en donde los campesinos, los obreros, las mujeres, los niños, las niñas, las amas de casa, los estudiantes, los maestros y los empresarios necesitan de su ayuda.

Son miles de millones que el Gobierno gasta en financiamiento a los partidos y ya es hora que los diputados y el titular del Poder Ejecutivo analice la posibilidad de eliminarles el apoyo económico y destinarlo a los sectores poblacionales que viven en extrema pobreza y que padecen hambre y enfermedades.

Incluso, es necesaria la conveniencia de no autorizar más el registro a partidos de nueva creación y cancelar el registro a los que no reúnen los requisitos.

Hay algunos partidos que sólo le sirven al gobierno y creados por el mismo sistema, que son dirigidos por personas sin liderazgo, insensibles, vividores del presupuesto, enemigos de la gente pobre y que sólo utilizan los institutos para satisfacer intereses personales, de estos hay varios en México y a los cuales se debe eliminar por no aportar nada a la sociedad.

Cambiando de tema, los candidatos presidenciales parasen chiquitos, están cayendo en el infantilismo, en la irresponsabilidad y en la sin razón, pues acusarse de corruptos ningún beneficio le genera a la sociedad, al contrario enrarece el ambiente político electoral y confunde al electorado.

Continúan con su método de desprestigiarse a través de supuestos actos de corrupción cometidos en su pasado, esto poco le interesa a la sociedad, pues el ciudadano ya tiene en su pensamiento que todos los políticos son iguales, por la constante corrupción que malos funcionarios han practicado en este país.

Reitero, al ciudadano lo que en este momento le importa, es como van a resolver el grave problema de inseguridad, como van a generar mejores condiciones de vida para las familias, de qué manera van apoyar a los trabajadores y a sus hijos que desean estudiar, su plan para generar empleos con buenos salarios y cuál será su apoyo a los empresarios.

Le interesa saber su compromiso con el pueblo mexicano, que le demuestren sinceridad, seriedad, honestidad, transparencia, lealtad y ganas de trabajar para generar un clima de paz, tranquilidad, estabilidad, orden, justicia y respeto a los derechos ciudadanos, pues con chismes, acusaciones y amenazas de encarcelamiento, no se van a resolver las adversidades que enfrentan los mexicanos.

Hay demasiada inseguridad, bastante desempleo, ineficiente procuración y aplicación de la justicia, alto índice de corrupción gubernamental, elevados impuestos, falta de obra pública, pésimo servicio de las instituciones públicas, educación de mala calidad, bajos salarios, constantes aumentos a las tarifas de los servicios públicos, al precio de las gasolinas y de los productos de la canasta básica.

Sobre ello, deberían proponer soluciones los candidatos presidenciales, no aplicar un comportamiento como mujeres de lavandería, al utilizar el mayor tiempo de su campaña para acusarse, de esto ya está cansado el pueblo mexicano y quiere soluciones concretas, porque tiene muchas necesidades

que los candidatos deberían presentar el plan de trabajo adecuado para resolverlas.

Están en la recta final de su campaña y ya es hora se dediquen a establecer compromisos serios, claros y precisos para sacar adelante a México y su gente. Los aspirantes deben saber que las elecciones se ganan con propuestas de trabajo y con votos, no con acusaciones, chismes y denuncias.

A ningún candidato se le debe declarar en este momento ganador ni perdedor, la gran encuesta será el 1 de julio. Es de gran relevancia que los ciudadanos preparen ya su credencial de elector, para que cumplan con su deber cívico de votar ese día por el candidato que más les convenga.

Puede acudir a la casilla electoral correspondiente, dado que los Gobiernos Federal y Estatal, ofrecerán la seguridad necesaria para garantizarle que acuda a votar en un marco de tranquilidad.

En otro asunto, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, fue calificado como el “Trump mexicano”. The Washington Post, afirmó que Andrés Manuel López Obrador, tiene mucho parecido con Danald Trump y sostuvo que su eventual triunfo en las elecciones presidenciales del 1 de julio significará “más problemas en ambos lados de la frontera”.

En un editorial institucional titulado “El Peligro de un Trump Mexicano”, el diario estadounidense sostiene que el tipo de políticas y planteamientos del candidato presidencial mexicano es muy similar a los de Trump, aunque ello no quiere decir que se llevarían bien.

“Si el señor López Obrador, gana el voto el 1 de julio, las relaciones bilaterales, ya envenenadas por el señor Trump, probablemente se convertirán todavía más tóxicas”, alertó el diario.

El dato: Provocó indignación la separación de niños de sus padres y la manera que son “retenidos” en refugios temporales con jaulas de alambre, esto en McAllen, Texas. Dentro de espacios delimitados por mallas de alambre, como si fueran animales enjaulados, sobre colchonetas y en medio

de gemidos que se convierten en sollozos, decenas de niños claman por “mamá” y “papá”, luego de haber sido separados de sus padres al ser detenidos por agentes federales en la frontera. Esta es la política que contra los migrantes aplica el señor Donald Trump. Y dónde está el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el cual ni una nota diplomática ha enviado para pedir un alto a estos abusos del presidente estadounidense contra la comunidad infantil mexicana.

Correo:[email protected]

Dejar un Comentario