Compartir
Jorge Oswaldo Valdez Vargas, cero a la izquierda en la política de Tamaulipas

Jorge Oswaldo Valdez Vargas, cero a la izquierda en la política de Tamaulipas

Hay quienes creen ser más de lo que realmente son. Otros se sienten indispensables y necesarios, cuando verdaderamente su presencia es repudiada en una organización o en una sociedad. A otros mejor se les saca la vuelta ante lo dañina y tóxica que puede ser su sola presencia. Este es el caso de Jorge Oswaldo Valdez Vargas, quien siente que su sola opinión “pone a temblar a todos”.

Nada más falso puede decirse de este sujeto, quien empinó al Partido de la Revolución Democrática cuando a alguien se le ocurrió ponerlo como candidato a Gobernador, cuando el personaje en cuestión no trae nada en las alforjas.

El PRD ha ido de mal en peor en Tamaulipas. Baste recordar que en 1998, en la elección de gobernador, por las siglas del orinegro participó Joaquín Hernández Correa, quien logró 141,380 votos, lo que correspondió al 15.66% de la votación en el estado. En la elección realizada el 14 de noviembre de 2004, el PRD participó con Alvaro Garza Cantú como candidato a gobernador, en donde el orinegro logró 78,333 sufragios, lo que significó el 7.71% de la votación para el partido del sol azteca.

En la elección del domingo 4 de julio de 2010, Julio Almanza Armas fue el candidato a Gobernador por el Partido de la Revolución Democrática, y quien obtuvo 31,361 sufragios, lo que significó 2,84% de la votación. Y en la elección del 4 de julio del 2016, cuando este sujeto, Jorge Oswaldo Valdez Vargas, obtuvo un paupérrimo y miserable 1.21% de los votos, gracias a los 17,324 votos que logró.

Y obviamente, con ese pésimo resultado el PRD perdió el registro estatal, como consecuencia del mal candidato que designaron para competir en la elección local del 2016. Un candidato sin carisma, sin gracia, sin ideas, sin proyecto, cuyo único mérito, fue haber sido puesto en esa posición por Egidio Torre Cantú, entonces gobernador de Tamaulipas, el último de la dinastía priísta en los últimos 86 años en la entidad, y el peor mandatario que ha padecido Tamaulipas en toda su historia.

Valdez Vargas es un sujeto exageradamente ordinario. Ni como persona ni como político, Jorge Oswaldo tiene nada que ofrecer a Tamaulipas. Es un hombre “poquita cosa”. Ello quizás pueda explicar el por qué como candidato se dio el lujo de despreciar entrevistas con diversos medios de comunicación, a quienes dejó plantados, me imagino, que basado en el sentimiento de una soberbia exagerada, lo que sólo provocó que el PRD se quedara sin simpatizantes y sin su registro ante el IETAM.

Pareciera como si a Jorge Alberto Sánchez Neri y Jorge Osvaldo Valdez Vargas les hubieran pagado por acabar con la franquicia del PRD en Tamaulipas, lo remataron por un mendrugo de comida y hoy son acusados y señalados como quienes dejaron al partido sin oficinas ni en Ciudad Victoria ni en otros municipios del estado. La dupla de los Jorges dejaron al PRD en las ruinas. Ese ligero detalle parece habérsele olvidado a Jorge Oswaldo.

Además, Valdez Vargas a lo largo de su “vida política”, ha sido permanentemente incongruente. Apenas el primero de junio pasado, Valdez Vargas en su papel de Presidente del Consejo Político del PRD en Tamaulipas, anunciaba que el candidato de la Coalición Por México al Frente por el VII Distrito Federal, con cabecera en Altamira, sería el ex presidente del partido orinegro en Tamaulipas, Cuitlahuac Ortega Maldonado. Y ahí anunció su total respaldo al proyecto de la Coalición. Pero algo muy serio tuvo que haber pasado por la cabeza de Valdez Vargas para que un par de semana después se desdijera y anunciara que se iba a apoyar a otro partido.

Insisto. Me parece, en lo personal, que Valdez quiere asustar con el petate del muerto, pero él apenas si mueve a dos o tres paleros por lo que de irse por otra opción política, no pasará a mayores en el escenario de la Coalición Por México al Frente. Con él y sin él, la Coalición sigue adelante.

Insisto, este personaje político no carga nada en el morral lo que deja claro que este tipo sólo intenta asustar con el petate del muerto. Valdez Vargas ha sido un personaje gris a lo largo de su “carrera política” si es que así se le pudiera calificar y seguirá siendo por los siglos de los siglos.

Por lo pronto, Fernando Martínez Rodríguez, “La Mayra” está pidiendo la apertura de la averiguación previa penal 400/2014 por el delito de amenazas y golpes, ocurrido en Nuevo Laredo, cuando este personaje era diputado local por el apoyo de su padrino Egidio Torre Cantú.

El caso es que las declaraciones de Jorge Oswaldo Valdez Vargas fueron un muy mal ejercicio para intentar asustar o negociar algo, lo que sinceramente no creo que ocurra.

PD. 1. Por cierto, y hablando de el ex Gobernador, Egidio Torre Cantú, la opinión pública de México quiere crucificar al líder del Sindicato Petrolero, el tamaulipeco Carlos Romero Deschamps, porque se compró una manisonsita de 6 millones y medio de de dólares y en el caso de Torre Cantú nadie ha dicho esta boca es mía por su modesta y sencillita residencia de San Pedro Garza García, con un costo de 17 millones de billetes verdes.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico [email protected] Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX

 

Dejar un Comentario