Compartir
El PRI en Tamaulipas, debe de refundarse

El PRI en Tamaulipas, debe de refundarse

Luego de la sacudida que políticamente le dieron, no sólo en Tamaulipas, sino en todo el país, este buro político debe de refundarse o morir, máxime que tienen en puerta otra elección, hoy local; es decir con la renovación del Poder Legislativo en el Estado.

Por lo tanto, el Comité Directivo Estatal que está a cargo todavía de Sergio Guajardo Maldonado y de Aida Zulema Flores Peña, ambos personajes protegidos de Egidio Torre Cantú, deben ser los primeros en renunciar, luego de que no entregaron resultados favorables, sino todo lo contrario. Dicen que son los paladines del actual gobierno de Tamaulipas.

Los cambios deben ser profundos y sin miedo, las personas que lleguen deben ser priistas de hueso colorado, no ser títeres del gobierno u otras cosas, esto con el fin de que salgan de la tumba en que están, luego de que fueron borrados del mapa político electoral en Tamaulipas.

Los cambios deben ser serios y responsables, deben de evitar que la mugre y la pus siga llegando a ese partido político, sino deben ser hombres y mujeres con calidad moral y política, que hayan luchado por el partido; es decir que se la hayan partido bien y bonito, no con gente que busca solo llevar agua a su molina y hacer su propias canonjías personales.

Se habla de que César García puede ser, no creo, porque este sujeto que ha sido o que ha portado al PRI, creo que nada, sólo pertenecer a un grupo de amigos que desea apoderarse del partido, ya que lo ligan con Eugenio Hernández Flores, preso aquí en la capital del Estado.

También salió otro personaje de nombre, Emilio Grimaldo Hernández, no sabemos quién lo patrocina, sólo lo conocen en su casa, eso digo yo. Así el PRI no saldrá de este atolladero en que está, se necesita de gente mucho más capaz e inteligente para levantar de la tumba al partido, no con este tipo de personajes que desde ahora se ven que están manejados como títeres.

Por lo tanto, veremos que sucede más adelante, porque a nivel nacional, llego al PRI, Claudia Ruiz Massieu, no por experiencia y capacidad, sino al propio estilo de ese partido, por las cúpulas, no por las bases.

Esperemos que al menos en Tamaulipas, no se haga de manera, sino que sea por elección interna, donde se registren dos o tres, para que por medio de una consulta a la base sea electo o electa según el caso, el próximo líder estatal del PRI en el Estado, sino de lo contrario las cosas seguirán igual, no habrá cambios profundos y serios.

Hoy más que nunca, el PRI de Tamaulipas, necesita un dirigente opositor al sistema, no que esté entregado a los “vientos del cambio”, como hoy sucede, deben de elegir a una persona que tenga los tamaños para enfrentar la próxima elección local, donde habrá reelección de legisladores locales, como elección de nuevos diputados. Aquí, se verá si el PRI cambio o sigue igual, sumido en la pobreza política electoral en la que se encuentra.

Veremos si hay una refundación profunda del partido en la entidad o continúan teniendo gente que no da resultados, sino vergüenza como las dadas a conocer en las elecciones del 2016 y hoy 2018, donde hasta eso perdieron; es decir la vergüenza.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.
[email protected]

Dejar un Comentario