Compartir
El agua en Victoria, dolor de cabeza

El agua en Victoria, dolor de cabeza

Mientras cientos de familias en la capital de Tamaulipas, ciudad Victoria, donde me incluyo, padecemos la falta de agua en las casas, la COMAPA, se sigue lavando las manos como “Poncio Pilato”, porque han comenzado a vociferar desde el propio Ayuntamiento, como del organismo de agua que los mantos freáticos se están secando.

Esto se ha convertido en una verdadera “escusa” que se considera piadosa de estás autoridades, cuando el hoy alcalde, junto con el gobierno del Estado, destrozaron la avenida del 17, donde se gastaron varios millones de pesos. Al final lo bonito sale caro, mientras Victoria padece el vital líquido que es el agua.

Creo y lo he dicho en otras ocasiones que esos recursos que se destinaron a esta obra de relumbrón, se debió destinar para la terminación del acuiférico, obra mucho más importante que estas ocurrencias del 17 que dan lastiman y denigran a todos los victorenses.

También para vergüenza no ganamos, la empresa de clase mundial; es decir la Comisión Federal de Electricidad, les cortó la luz a la COMAPA-Victoria, por exceso de pago, esto no tiene madre, esperemos ahora que no digan que es culpa de los usuarios que no pagan el recibo de agua.

Ante ello, sería conveniente que el Congreso de Tamaulipas, por medio de la comisión del Recurso Agua que presidente el diputado local, por cierto de Victoria, Carlos Guillermo Morris Torre, comienza a levantar alguna acta; es decir firmas de los victorenses que padecen de agua y con ello, se haga una denuncia en contra de la COMAPA- Victoria, porque dicho organismo está violando la Constitución, en lo que se refiere al derecho humano que es el agua.

Urgente que se tomen medidas drásticas y evitar que tanto el Ayuntamiento de Victoria, que está compuesto por regidores y síndicos, como de otras autoridades y la propia COMAPA no se vayan limpios de este “desgarriate” que traen con la falta de agua, cuando en muchos fraccionamientos “privados”, el agua no falta.

Veremos que sucede más adelante, pero de que la están regando en ese organismo de agua es más que claro, nunca pensaron en andar de esa manera y más que su gerente, Gustavo Rivera Rodríguez, este por segunda ocasión en ese puesto que es más político que técnico, creó que aquí está el problema y más aún que nunca se diera cuenta de lo que hoy están viviendo.

Esperemos que con la llegada del nuevo gobierno que encabezara el doctor, Xicoténcatl González Uresti, tenga en sus manos una buena propuesta para “curar” a los habitantes de Victoria que padecemos de agua, sino será la misma gata, pero revolcada.

De igual manera, esperemos que las palabras de curar Victoria, no se las vayan a llevar los “Vientos del Cambio”, porque entonces sí, saldrá más caro el caldo que las albóndigas. Seguiremos padeciendo de ese vital líquido que es un derecho humano, consagrado en la Constitución de México. En tanto, el agua en Victoria, dolor de cabeza.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario