Compartir
Campeón Rayados en el Torneo de Verano

Campeón Rayados en el Torneo de Verano

Los galardonados fueron rayados Victoria como campeón, Deportivo Rangel que recibió material deportivo, además de haberse premiado al campeón de la categoria Crack’s, Academia Lucas Ayala como campeones y a Titanes como sub campeón.

Antonio Serna Muñiz
Reportero

Rayados Victoria conquistó el Torneo de Verano del balompié Infantil de la Copa UAT, categoría Biberones, al imponerse por tres goles a uno al Deportivo Rangel en juego celebrado el Viernes por la tarde en una pésima cancha de la ‘Américo Amigo’.

Un partido muy parejo fue el que se vivió en los primeros minutos, pero fue el cuadro de Rayados el que se puso en ventaja con la anotación de Rodolfo Cedillo con un disparo cruzado que dejo sin oportunidad al cancerbero del Rangel Maldonado Zapata para irse al descanso.

En la segunda parte los dirigidos por Ramiro Zúñiga, Deportivo Rangel logró el empate por parte del recién ingresado Joshua Garza y parecía que podrían darle la ventaja en el marcador.

Pero cuando mejor jugaban vino un letal contragolpe por parte de Rayados tomando mal parado a la defensiva para que Alexis Torres pusiera el dos a uno y después sellaría la victoria Rodolfo Cedillo con el tercer tanto para conseguir el triunfo y el campeonato.

Al termino del partido se llevo a cabo la ceremonia de premiación haciendo entrega del trofeo, medallas y playeras, Agustín Gómez en representación del Director de Deportes y Recreación de la UAT, Efraín Rangel, así como los coordinadores de la Copa UAT, Mario Sarmiento y Mitchel Lumbreras.

Los galardonados fueron rayados Victoria como campeón, Deportivo Rangel que recibió material deportivo, además de haberse premiado al campeón de la categoria Crack’s, Academia Lucas Ayala como campeones y a Titanes como sub campeón.

LOS RAYADOS CAMPEONES: Ángel Avalos, Rodolfo Cedillo, Matías Bujanos, Iker García, Juan Rodríguez, Alexis Torres, Carlos Rodríguez, Hanssel Solano, Cristian Guerrero y Emilio de la Fuente, dirigidos por Ramón Cedillo.

Dejar un Comentario