Compartir
Cuándo el café es perjudicial para la salud

Cuándo el café es perjudicial para la salud

Otro aspecto adverso es que tiñe los dientes de un color amarillo poco agradable y los ácidos que genera pueden provocar dolores estomacales

Consumir máximo dos tazas de café para al día, son suficientes para mantener el estado de alerta y la función cognitiva, en tanto, el abuso puede resultar perjudicial al provocar trastornos en el sueño, aumento en la presión arterial y dolores estomacales por acidez producto del componente cafeína que es una droga psicoactiva que produce importantes efectos en el sistema nervioso.

El especialista en medicina familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Ángel Hernández Solano, explica que este líquido es de las bebidas de mayor consumo en el mundo, es un producto de origen vegetal que presenta componentes similares a los que se encuentran en las frutas y verduras, en el cacao o té; además de vitaminas y minerales.

Su principio activo es la cafeína y si bien se ha llegado a considerar como un alimento funcional, con beneficios para la salud, la ingesta excesiva también puede desencadenar consecuencias.

A decir del médico, la cafeína actúa en el cerebro bloqueando un neurotransmisor que se denomina adenosina, de esta manera aumentan otras sustancias como la dopamina o la norepinefrina, que aceleran la actividad, el estado de alerta y la función cognitiva en general, además contiene antioxidantes, vitaminas y minerales.

La contra parte es que en cantidades excesivas puede provocar trastornos en el sueño y dificultar la absorción de algunos minerales y vitaminas, como el magnesio, zinc y hierro.

El abuso en el consumo de este producto puede elevar la presión arterial, incrementar el riesgo de sufrir alucinaciones, irritabilidad, ansiedad y por su efecto diurético, provocar una deshidratación; además se considera adictivo. Otro aspecto adverso es que tiñe los dientes de un color amarillo poco agradable y los ácidos que genera pueden provocar dolores estomacales.

Por último señala que no se recomienda el consumo en menores de edad, ni en personas con trastornos del sueño o pacientes con úlceras, colitis, reflujos o hernia hiatal. Lo más importante, insiste, es no rebasar el límite de las dos tazas diarias.

Dejar un Comentario