Compartir
Contar las cosas

Contar las cosas

El fin de semana el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca rendirá su segundo informe de actividades como titular del Ejecutivo de Tamaulipas, en evento que seguramente será muy atendido por la opinión pública.

Por ser el primer gobernador no miembro del partido dominante -PRI-, Cabeza de Vaca ha sido muy cuestionado y defendido en forma por demás agresiva: unos piensan que las cosas no han sido lo que se esperaba, y otros, por el contrario, dan calificación aprobatoria ala gestión del de Reynosa, al menos en sus primeros dos años.

Nadie somos monedita de oro, como diría el inolvidable altamirense Cuco Sánchez, pero no podemos negar que como en otras administraciones, hay muchas cosas que deben hacernos sentir orgullosos, y otras que suponemos, habrá que mejorarlas para dar respuesta a la ciudadanía.

Un claro ejemplo es la puesta en marcha del parque eólico de Reynosa, que constituye un avance mucho muy significativo en materia de conservación del planeta y procuración de energía “limpia”, como se le conoce. Muchos millones hay ahí trabajando por Tamaulipas.

El turismo, del que somos beneficiados miles de tamaulipecos, sigue su marcha ascendente, y cada año se presentan nuevas estrategias que nos permiten tener la capacidad de recibir más paseantes, más visitas que, en términos duros, significan más dinero al estado.

La salud ha sido cuestionada desde que existen instancias oficiales: nadie puede negar que las instituciones no se dan abasto gracias a la proliferación de enfermedades crónicas, producto no de epidemias, sino de malos hábitos de salud y una política preventiva mucho más agresiva, que de una u otra forma nos haga entender la maravilla que significa comer bien, hacer ejercicio adecuado y cuidar los riesgos naturales del organismo, sin dejar de tener presente que con los años el organismo tiene más riesgos, o como dirían los abuelos: más achaques.

No es construyendo escuelas como se atiende el problema de la educación, sino aplicando políticas integrales que incluyan sí, infraestructura, pero lo más importante: el recurso humano capacitado para estar frente a un grupo y enseñar a los estudiantes.

Eso no se da por decreto, y el gobierno ha instrumentado políticas que nos permiten presumir avances importantes.

Podríamos mencionar otros rubros, como la infraestructura carretera que, en conjunto con la administración federal se ha crecido en forma importante, así como otras actividades productivas como la agricultura y ganadería, pesca y más.

Para los enemigos de Cabeza de Vaca, ha sido una administración cuestionable, en tanto que para sus allegados y simpatizantes del partido que domina en la entidad, la administración cabecista ha dejado muy buenos resultados.

Dicen que cada quien habla de la feria de acuerdo a como le va en ella, y en este caso, son muy respetables las opiniones en ambos sentidos.

Lo que no podemos negar es que Tamaulipas sigue avanzando, sigue creciendo, y aunque hay un enorme desarrollo que se puede notar, el aspecto de seguridad todavía nos queda a deber, y los tamaulipecos queremos que este aspecto sea solucionado, aunque entendemos que para que ello suceda se requiere de la conjugación de esfuerzos federales estatales y municipales, de la iniciativa privada, la sociedad en general y todos los que de alguna forma somos afectados o beneficiados con acciones comunitarias.

El fin de semana tendremos el mensaje del gobernador Cabeza de Vaca, y deseamos, por el bien de Tamaulipas, que las cifras y datos nos favorezcan, porque somos parte de una entidad pujante que busca un mejor desarrollo en todos sentidos, y que quiere seguir creciendo, con el concurso de sus habitantes y el apoyo de un gobierno que prometió que las cosas serían mejores.

La opinión pública es el mejor juez, y Cabeza de Vaca lo sabe.

Comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario