Compartir
De poco o nada sirvió el director de tránsito en Victoria

De poco o nada sirvió el director de tránsito en Victoria

A casi de que cumpla un mes de estar al frente de la dirección de Tránsito en Victoria, Leoncio Ariel López Talamantes, fue más recaudador de recursos económicos con sus operativos que haber llevado en la capital de Tamaulipas, acciones de prevención de accidentes, un programa de señalización directa y afectiva en las calles, avenidas y libramientos de la ciudad.

Esa creo es su función, pero nunca la realizó, se preocupó más, repito por cobrar infracciones, principalmente en esos operativos anti-alcohol en calles, por cierto las más obscuras que existen. Ahí manda a los elementos de tránsito a detener cuando automovilista pase por ese lugar. Denuncian uno que es la calle Berriozábal, con el libramiento Naciones Unidas.

Ahí se paran estos efectivos que manda este sujeto de marras a infraccionar. Por cierto multas que están por encima de la Unidad de Medición y Actualización mejor conocida en el bajo mundo como UMA.

Mientras tanto, vemos hoy en día, como este director en su tiempo, porque creo que le quedan algunos días, nunca como dije líneas arriba realizó un programa de prevención de accidentes, de señalización, existen lugares, esquinas o cruceros peligrosos, pero para él, no es importante, porque no deja dinero que es lo que más le ha interesado desde su llegada al cargo.

Nunca se le vio en la calles sólo en eventos del alcalde, Oscar Almaraz Smer o del gobernador, ahí si enviada patrullas con elementos, que por cierto circular con clima en sus unidades, más no en otros sectores de la ciudad, donde no hay rallas centrales o laterales o franjas amarillas. Quiero creer que es competencia de esa dirección de tránsito que el maneja.

Vemos también que nunca tuvo interés en prevenir, por el contrario, dejo a la deriva su obligación, ya que hoy en día, existe un descontrol vehicular a todas horas, los motociclistas sin luces, casco, espejos y otros instrumentos que ellos deben de prevenir, pero no muchas de las veces los tránsitos los dejan pasar en sus meras narices.

Esto se puede ver en todas las calles de las ciudad, donde circulan esas unidades, hoy automotrices que son las motos, cuatrimotos y con una “impunidad” impresionante, mientras el director de Tránsito, López Talamantes se pasa por el arco del triunfo la Ley de Tránsito.

Tampoco se vieron programas en las escuelas de cultura vial, ni él y sus elementos salieron a las calles a realizar cruzadas u operativos, no de infraccionar, que es el común denominador de esa dirección municipal, sino para proteger a todos los que usan las calles para trasladarse en sus centros de trabajo, escuelas y demás actividades donde se usa una vía de comunicación.

Esta ley de tránsito de Victoria, debe ser enviada al Congreso del Estado, para que sea derogada de una vez por todas, porque es más bien una Ley Recaudatoria, no es para prevenir, sino dañar el bolsillo de los automovilistas que circulan por las calles de Ciudad Victoria.

En fin, esto es una parte de las violaciones que hoy se cometen en las calles y que la dirección de tránsito a cargo de este director nunca le preocuparan, sino más bien cuanto entraba a las arcas municipales que es el objetivo principal de esta área municipal de un gobierno.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario