Compartir
Ulises Ruiz quiere ser presidente nacional del PRI

Ulises Ruiz quiere ser presidente nacional del PRI

Este jueves estuvo en Ciudad Victoria el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz y quien aspira a arrebatarle el PRI de las manos al grupo que hoy detenta el poder al interior de ese partido político. Ruiz Ortiz se les aventó a la yugular al asegurar que no pueden refundar al Partido Revolucionario Institucional, quienes lo refundieron, y pidió que se forme una comisión especial para coordinar el proceso de renovación de la dirigencia nacional, ya que, desde su perspectiva, la actual dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, no tiene la legitimidad necesaria para conducir este proceso.

Para ello, el oaxaqueño pidió que el próximo dirigente nacional que se elegirá el en 2019, se haga por el método de consulta a los militantes y simpatizantes, instalando urnas en todo el país para que sean los propios priístas quienes decidan quién será su líder nacional del PRI, pero siempre bajo reglas claras y estrictas en la participación, exigiendo que quienes no las cumplan sean expulsados del propio proceso. Desde ahí todo parece estar correcto.

Sin embargo, Ulises Ruiz acusó que ni el Comité Nacional ni Claudia Ruiz Massieu tienen credibilidad y por el contrario, aseguro que con Miguel Ángel Osorio Chong el partido está secuestrado. “El Comité Ejecutivo Nacional no tiene legitimidad alguna, razón por la cual es necesario abrir el partido”.

También, el oaxaqueño propuso que, en Tamaulipas, como en el resto de los estados donde habrá elecciones en 2019, se abran los distritos electorales para que el PRI elija a sus candidatos. Ulises Ruiz viene realizando gira por todo el país buscando construir una nueva corriente democrática al interior del PRI. Además, consideró que haber modificado los estatutos y haber abierto los candados del PRI, es parte de la derrota que se construyó en 2018 y el responsable es Enrique Peña Nieto.

La convocatoria para elegir al nuevo dirigente nacional del tricolor deberá expedirse en febrero de 2019, como dice el estatuto, y definir entre febrero y junio a la nueva dirigencia nacional que deberá ser quien convoque a la asamblea nacional para hacer los cambios y la refundación que el PRI está requiriendo después de los muy pobres resultados electorales.

Además, Ruiz Ortiz adelantó que en la asamblea nacional impulsarán, entre otras medidas, que solo quede el procedimiento de elección de candidaturas y dirigentes del PRI por consulta directa a militantes y simpatizantes. “Esto es, si quieres ser dirigente del Comité Municipal, o dirigente del Comité Directivo Estatal o del Comité Ejecutivo Nacional, tendrás que ir a una consulta en las urnas y ganarte ese cargo”.

Y quienes quieran ir a un puesto de elección popular, como alcalde, gobernador, diputados locales o federales, incluso plurinominales, senadores, o candidato presidencial, también tendrán que ir a un proceso interno en donde sean los militantes y simpatizantes quienes decidan si el aspirante va o no va.

“Por eso queremos mover el estatuto en la asamblea nacional para que solo quede ese procedimiento y con ello se acabe ya la cultura de las imposiciones y las decisiones verticales”, aseguró en Ciudad Victoria, Ulises Ruiz.

Y me parece que, en este momento, en que Ulises Ruiz acusa a Osorio Chong de tener secuestrado al PRI, la pregunta obligada es ¿por qué lo acusa hasta hoy? ¿por qué no lo hizo cuando el ex gobernador de Hidalgo era Secretario de Gobernación? ¿Si Osorio Chong ha tenido al Partido secuestrado, como asegura Ulises, por qué no se hizo de la candidatura presidencial como era su deseo y su aspiración? ¿A poco cree Ruiz Ortiz que el PRI se va a abrir ahora a una corriente crítica y democrática tras tantos años de dedazo y autoritarismo político? Sólo son estas preguntas inocentes que sería bueno que alguien con calidad política y moral dentro del partidazo, pudiera contestar.

Si el paseo de Ulises Ruiz Ortiz por Tamaulipas es estrategia para iniciar campaña en favor de quienes buscarán ser diputados tricolores el próximo año, me parece es muy prematuro, muy endeble como estrategia, y de pocos resultados. Al día de hoy, lo que parece, es que la mayoría del Congreso Tamaulipeco seguirá estando pintada de azul. Tiempo al tiempo.

PD. 1. Y hablando del PRI, la dirigente nacional de ese partido, Claudia Ruiz Massieu, nombró al ex alcalde de Victoria Oscar Almaraz Smer como delegado especial en Baja California junto a un nuevo secretario general adjunto a la presidencia, a cinco delegados estatales y un delegado regional del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Además de Almaraz, Ruiz Massieu entregó nombramientos a Marisela Velásquez Sánchez en Guanajuato; a Víctor Hugo Celaya a Nuevo León; a Roberto Padilla Márquez en Durango; a Ernesto Castillo Rosado quien será el nuevo secretario general adjunto a la presidencia y designó a Fernando Moreno Peña como delegado regional para los estados de Baja California, Baja California Sur y Chihuahua.

A muchos les parece lógico que Oscar ponga pies en polvorosa después de haber entregado la presidencia municipal, la que hoy está siendo producto de una auditoría con lupa, pero que el PRI lo mande como delegado a Baja California con el estigma de perdedor, francamente parece increíble.

Y es que no hay que olvidar que Baja California, quien cayó en manos del Partido Acción Nacional desde 1989 hasta hoy, tendrá elecciones para gobernador el domingo 9 de junio del próximo año, una de las primeras elecciones que tendrá que afrontar la nueva administración federal.

PD. 2. Este sábado se celebra un aniversario más de Ciudad Victoria, el número 268, de la ciudad que fue fundada el 6 de octubre de 1750 por Don José de Escandón y Helguera, Conde de Sierra Gorda, con el nombre de Villa de Santa María de Aguayo.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico [email protected] Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Dejar un Comentario