Compartir
Urgente cambio de formato de comparecencias

Urgente cambio de formato de comparecencias

Después de lo ocurrido, ayer en la comparecencia del Secretario de Educación en Tamaulipas, Héctor Escobar Salazar, ante la comisión de Educación que por cierto preside el diputado local de Nueva Alianza, Rogelio Arellano Banda y donde su homólogo, el diputado panista y secretario de la comisión, Glafiro Salinas Mendiola, en una ronda de preguntas, el también presidente del Congreso, no sólo alzo la voz, sino señalo con el dedo al diputado que el presidente de la comisión le había dado la palabra y que era su compañero de bancada, Oscar Martín Ramos Salinas.

Esto fue obvio, porque el diputado, Salinas Mendiola, interrumpió la comparecencia, para indicar que el diputado Ramos Salinas, no podía expresarse porque no había participado en una de las sesiones de preguntas, lo que ocasiono un pequeño “encono” legislativo, debido a que el secretario de la comisión de Educación, decía que no estaba bien y que se había aprobado con anterioridad un protocolo para la realización de las comparecencias en comisiones y en el pleno legislativo.

Sin embargo, pese a eso, el presidente de la comisión, le dio la palabra al diputado, Ramos Salinas para que expresara su punto de vista. Esto molesto más aún la diputado panista, Glafiro Salinas, quien permaneció ahí, pero se notaba la molestia, debido a que en varias ocasiones dijo que el protocolo no era así.

Por lo tanto, luego de esta acción, desde mi punto de vista, estas comparecencias de los secretarios que van desglosar un informe debe ser cambiada radicalmente, estos eventos, no deben ser tan acartonados y con tiempos, sino deben ser abiertos, donde haya preguntas y respuestas, porque llevarlo de esa manera, es coartar la libertad de expresión, en un lugar como es el Congreso que es para debatir idea, sean buenas o malas o en su caso, no les parezcan a ciertos diputados.

La transparencia y rendición de cuentas debe ser abierta, clara, precisa y contundente; es decir sin tapujos de ninguna índole, porque tener formatos de esa naturaleza para las comparecencias, hace que ocurra como en esta comisión de Educación y ante la presencia del titular de Educación en Tamaulipas.

Con esto queda demostrado, que acartonar demás las comparecencias de los funcionarios para el desglose de un informe de gobierno, hacen ver mal, no a los funcionarios, sino al trabajo de los diputados locales. Quienes no con respeto se deben de dirigir, sino exigirles a que contesten con veracidad, porque para eso están ahí.

En fin, esto que sucedió, pone de manifiesto que lo que se busca con ese formato o protocolo es cuidar al Secretario en turno. Esto no puede seguir así, se necesita que haya más apertura, democracia legislativa y parlamentaria, tanto en comisiones legislativas como en el pleno del Congreso del Estado. Urge un cambio de formato de estas comparecencias.

Veremos que sucede, el próximo 17 de septiembre, cuando estén dos áreas importantes, delicadas y sobre todo con serios problemas de transparencia, rendición de cuentas y más aún, donde se juega con las cifras, como es la Secretaria de Seguridad Pública y Procuración de Justicia.

El secretario de Seguridad, ira a comisión legislativa, donde la preside, nada más y nada menos que Glafiro Salinas Mendiola, donde de entrada, habrá de llevar con “severidad” el reglamento de la comparecencia, con el fin de que no vaya ocurrir como la del Secretario de Educación, Héctor Escobar Salazar y se salga de la biblia aprobada.

En tanto, el Procurador de Justicia, estará en el pleno. Donde se espera, tenga la información a la mano y completa, ya que como procurador tamaulipeco, poco se sabe de esa área de la procuración de justicia. Donde dicen que esas oficinas son un verdadero Partenón en seguridad. Lo creo, mientras la ciudadanía común y corriente reciente los embates de la inseguridad y que viven a diario con el “Jesús en la Boca”.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario