Compartir
A consulta parquímetros y ¿la calle 17 Xico?

A consulta parquímetros y ¿la calle 17 Xico?

Si dentro de su campaña política, el hoy alcalde electo de Victoria Xicoténcatl González Uresti, tuvo la osadía de patear un parquímetro en una de las calles de la capital, como también se lanzó al querer parar la obra de la avenida del 17. Hoy sale que consultará para dejar o quitar los parquímetros, pues que también consulte la obra de esa calle del centro de la capital del estado.

Creo que una campaña política no es un juego y si realizó ese tipo de acciones para llamar la atención. Ahora como alcalde y con fuero, puede que esas acciones se consulten y se tome en cuenta a la población de Victoria que al fin es la que viene pagando los platos rotos.

La primera es convenio entre priistas, donde el municipio, en aquel entonces, se prestó a ello, ya que la empresa de los parquímetros que dicen que es un ex delegado del PRI, llamado Salomón Rosas, hizo el negoció de su vida, al plantear un convenio de varios años y donde sólo ganaba él, en caso de cancelarse dicho convenio.

Esto lo hizo, sin duda con alevosía y ventaja, como cuando una persona es asesinada por la espalda (disculpen la expresión) pero creo que así fue. Porque hubo intentos de hacerlo la administración priista anterior, pero se quedaron con las ganas, porque de hacerlo le costaría al Ayuntamiento algunos millones de pesos.

Sin embargo, hoy las cosas son otras, el actual edil se aventó el tiro de “patear” un parquímetro y que se iban a quitar. No se hizo y ahora proponen una consulta, la cual sí duda, será ganada, debido a que el Ayuntamiento no gana nada con ello. Si no que existen serios abusos en las multas que están por arriba de la Unidad de Medición y Actualización, mejor conocida como UMA, pese a que hagan el 50 por ciento de descuento si pagan el mismo día. Bueno eso dicen.

Veremos que sucede con estos parquímetros, donde una empresa uso al Ayuntamiento para hacer su negocio particular, donde creo que les dejo buenos dividendos, ya que el objetivo era instalar en casi toda la ciudad, porque así, se guardaría un orden, pero no, el negocio era otro.

En tanto, el ahora alcalde, en su campaña político electoral, también se lanzó a querer parar los trabajos de embellecimiento de la calle 17, pero al final lo frenaron, debido a que las constructoras que llevaban esos trabajos eran amigos nada más y nada menos de que quién manda en el tercer piso del Palacio de Gobierno. Por lo que dejo los rayones.

Pero las resientes lluvias que azotaron Victoria, dejaron ver el mugrero de trabajo que hicieron, ya que nunca se dio a conocer a la opinión pública un verdadero estudio de “impacto ambiental”, no sólo de las empresas que ganaron los concursos, sino de las propias autoridades en ese entonces del Ayuntamiento local que encabezo, Oscar Almaraz Smer, sino de la Secretaría de Obras Públicas y la propia, Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Estado.

Esperemos que estos trabajos que se hicieron a la calle 17 y que hoy de nuevo la andan haciendo pedazos a lo ya construido, sea llevada a consulta ciudadana. Es hora que se empodere al pueblo y no soy “Obradorista”, porque también tiene sus asegunes, sino obras de esa índole y otras deben de consultarse. Hasta ahorita, no se quien la pidió. Pese que hubo recursos económicos etiquetados.

Este embellecimiento de la avenida del 17, es más bien, como la califique en su tiempo en estos mismos espacios, como una “OCURRENCIA” porque salió más caro el caldo que las albóndigas.

Lo bonito, siempre sale caro, dice el refrán. Y esto es la realidad de esta obra, una verdadera vergüenza y una falta de respeto al pueblo de Victoria. Y más aún que el nuevo Ayuntamiento de Victoria, este tapando el mugrero que hicieron sus antecesores.

Hay que recordar que en ese tiempo de la construcción de esa obra, Victoria vivió, no sólo un verdadero estiaje de agua, sino también serios problemas de inseguridad, que por cierto se siguen padeciendo. Creo que esos millones de pesos que se tiraron en esa ocurrencia, bien pudieron ser destinados al problema de agua, como de inseguridad que se vive en la capital del Estado de Tamaulipas.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

[email protected]

Dejar un Comentario