Compartir
Nave espacial Dawn de NASA termina misión, tras quedarse sin combustible

Nave espacial Dawn de NASA termina misión, tras quedarse sin combustible

En 2011, luego de un viaje de casi seis mil 900 millones de kilómetros, Dawn llegó a Vesta, el segundo objeto más grande en el cinturón principal de asteroides

FLORIDA (Agencias).- A 11 años de haber sido lanzada la nave espacial Dawn de la NASA se quedó sin combustible, con lo que concluyó su misión de exploración al planeta enano Ceres y el asteroide Vesta, ubicados en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Desde el pasado 31 de octubre y 1 de noviembre, Dawn no atendió las sesiones programadas de comunicación con la Red del Espacio Profundo.

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), la sonda espacial ya no puede mantener sus antenas hacia la Tierra para comunicarse con el control de la misión o girar sus paneles solares al Sol para recargarse.

En 2011, tras un viaje de casi seis mil 900 millones de kilómetros, Dawn llegó a Vesta, el segundo objeto más grande en el cinturón principal de asteroides.

Luego de haberse convertido en la primera nave espacial en orbitar un cuerpo en la región entre Marte y Júpiter, en 2015, entró en órbita alrededor del planeta enano Ceres, el más grande del cinturón de asteroides.

Mediante los datos de la misión, los científicos pudieron comparar dos mundos similares a los planetas que evolucionaron de manera diferente, así pudieron demostrar la importancia de la ubicación en la formación y evolución de los objetos en el sistema solar temprano.

Dawn también reforzó la idea de que los planetas enanos podrían haber albergado océanos a lo largo de una parte significativa de su historia, y potencialmente todavía lo hacen.

“Las asombrosas imágenes y datos que Dawn recopiló de Vesta y Ceres son fundamentales para comprender la historia y la evolución de nuestro sistema solar”, dijo el administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington, Thomas Zurbuchen.

Dejar un Comentario