Compartir
La irresponsabilidad y deficiencias de los aeropuertos

La irresponsabilidad y deficiencias de los aeropuertos

Las administraciones de Aviación y Aeronáutica Civil, están fallando, se mantienen tiradas a la hamaca, son irresponsables, desobligadas, ineptas y deficientes en el desempeño de sus funciones, pues en menos de 24 horas se han registrado dos “avionetazos” con la lamentable muerte de varias personas, debido a las irregularidades y descontrol existente en la vigilancia en el vuelo de este tipo de unidades.

La dirección general de Aeronáutica Civil (DGAC) es una unidad administrativa dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que está encargada de asegurar que el transporte aéreo participe en el proceso de crecimiento sostenido y sustentable, contribuya al bienestar social, al desarrollo regional y a la generación de empleos, apoyando la conformación de una sociedad mejor integrada y comunicada en México, para lo cual cuenta con diversas atribuciones que se enlistan en el artículo 21 , del reglamento Interior de la citada Secretaría.

La mencionada unidad administrativa y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, no realizan su chamba para que se cumpla con todo lo anterior, ni mucho menos ejercen estricta inspección en aras de que los aeropuertos cuenten con las medidas de supervisión, vigilancia y control para constatar el buen estado de las aeronaves y así garantizar la seguridad y protección de los pasajeros.

Esa irresponsabilidad y los intereses económicos de los administradores de los aeropuertos y de altos funcionarios de la SCT, es un factor que ha motivado los accidentes de aviones y avionetas que han dejado un saldo de varias personas muertas y heridas en Tamaulipas.

El Ministerio Público y otras autoridades competentes en tomar conocimiento de este tipo de accidentes, están obligadas a aplicar una responsable, detallada y estricta indagación, para conocer los motivos que provocaron dichos accidentes aéreos, esto con el fin de que se castigue a los responsables y tomar las medidas necesarias para prevenir este tipo de hechos que han enlutado varios hogares.

Se tiene que saber si los pilotos cuentan con la capacitación para volar los aeroplanos, si su condición física es apta para realizar este trabajo, si las condiciones mecánicas de los aviones y avionetas son las que marca el reglamento, si los pasajeros pueden para viajar.

Si las pistas de despegue y aterrizaje se encuentran en buenas condiciones, entre otras medidas, porque de no cumplir con esto, se estaría incurriendo en anomalías, irresponsabilidades y hasta la posible comisión de algún delito para parte de los administradores de los aeropuertos y de altos mandos de la SCT.

Como es del conocimiento público, una avioneta se desplomó en el área rural del municipio de Altamira, cayendo y embistiendo a dos estudiantes que viajaban en una motocicleta, los cuales perdieron la vida en forma a instantánea. Se reportó la fuga de los tripulantes, los cuales más tarde fueron encontrados internados en el Hospital Ángeles y quienes responden a los nombres de Marco Antonio González “G” y Miguel Gerardo González.

Los responsables del accidente tienen que enfrentar proceso penal por el delito de homicidio y abandono de personas. También tienen que ser sujetos a la acción penal la persona o personas que los ayudaron a huir del lugar.

Las autoridades deben actuar, debido a que la avioneta particular tipo cessna 206 con razón social “JCStationAir con matrícula XB-ILM, fue reportada por sus tripulantes con fallas mecánicas en el motor al centro de control del Aeropuerto Internacional de Tampico, de donde instantes antes habían despegado.

El aterrizaje forzoso lo realizaron en un tramo carretero estatal, momentos en que los motociclistas circulaban por la rúa y los cuales tuvieron una muerte instantánea al impactar la hélice en sus rostros.

El otro “avionetazo” registró dos muertos y este se suscitó en un rancho cocido como “El Sauce”, ubicado en el kilómetro 163 más 000 de la carretera Ciudad Victoria-Matamoros, entrada al ejido “La Ribereña”.

La aeronave quedó completamente destruida y en cuyo impacto murieron los pasajeros identificados como Moisés Roberto Castillo García y Cristian Ramírez José Enrique, el primero era médico cirujano del centro de Atención Médico y Quirúrgico K-3 de Matamoros y el segundo tenía su domicilio en Cuernavaca, Morelos. De estos lamentables hechos tomaron conocimiento las autoridades de Servicios Periciales y de diversas corporaciones policiacas, además, acudieron elementos de Protección Civil.

Se desconoce los motivos de este nuevo accidente, el cual se suma al registrado el pasado lunes en el Municipio de Altamira y los cuales arrojaron cuatro personas fallecidas.

Ambos accidentes tendrían que generar preocupación entre los responsables de los aeropuertos y de la SCT, quienes están obligados a redoblar las medidas de seguridad y ser más estrictos en la autorización de vuelos, a fin de prevenir este tipo de hechos. Esto no debe quedar en la impunidad, se tienen que investigar para que se aplique las sanciones a los responsables.

Cambiando de tema, los que anduvieron muy activos exigiendo el pago de impuesto predial a la administración del Aeropuerto Internacional del Municipio de Tampico, fueron estudiantes y maestros de la Universidad del Norte de Tamaulipas, encabezados por Rector Francisco Chavira Martínez.

Chavira, ex candidato a la Gubernatura de Tamaulipas y los alumnos, realizaron una protesta en las afueras de dicha terminal aérea exigiendo a que se pague el impuesto predial, al considerar que ese terreno se usa con fines lucrativos.

Incitaron a la población a no pagar sus impuestos hasta que las compañías que manejan los aeropuertos cumplan con esta contribución.

Paco Chavira, aseguró ue ningún aeropuerto del país paga impuesto predial. Tienen que cumplir con esta obligación,, como lo hace toda la población, ya que las empresas que los administran obtienen fuertes ganancias y no hacen ninguna aportación al municipio ni de beneficio social.

Asegura que el aeropuerto de Tampico tiene muchos años funcionando y nunca ha pagado predial, lo que representa un abuso y burla para la sociedad, ya que obtienen ganancias por alrededor de 720 millones de pesos por año.

Denunció que todos los aeropuertos no pagan impuesto predial, ni el de la ciudad de México ni el de Victoria, que está obligado a cubrir esa contribución al municipio de Güémez, al argumentar que están asentados en terreno federal.

Los acusó de ladrones y abusivos por lo caro de sus servicios y criticó el hecho de que si los ciudadanos no pagan el impuesto predial los ayuntamientos lo acosan enviándoles requerimientos de pago y los amenazan con embargarles la propiedad y les aplican recargos.

La exigencia y lucha de ese grupo de estudiantes y su Rector es plausible, pues todos los que son sujetos al pago de impuestos tienen que cumplir con esta contribución, de lo contrario tienen que aplicárseles las sanciones que establece la ley, pues no porque son empresarios poderosos, no van a pagarlos.

Las autoridades municipales tienen que implementar las medidas legales para obtener los ingresos por ese concepto, recursos económicos que muy bien servirían para invertirse en obras de infraestructura y atención a la salud.

En otro asunto, el presidente municipal de ciudad Victoria, Xicoténcatl González Uresti, fue designado vocal y vicepresidente del Consejo Internacional para las Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI), en el cual participan 9 mil alcaldes y algunos gobernadores de 84 países de América Latina y El Caribe.

El organismo es promotor del Pacto Mundial para el Medio Ambiente, Cambio Climático y el uso de la Energía renovable.

Por ese motivo en los ejes del gobierno municipal de la capital de Tamaulipas, el edil destaca temas relacionados con el cuidado y la sustentabilidad el Medio Ambiente, así como trabajar con los lineamientos del Acuerdo de París, que se firmó en el año 2015.

El nombramiento del alcalde victorense como vocal y vicepresidente tuvo lugar el 23 de octubre del mes anterior, durante el congreso internacional de ese organismo, celebrado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Los ediles y gobernadores que participan en este organismo, están dispuestos a tomar medidas concretas a largo plazo, que garanticen un entorno amigable desde el punto de vista económico, social y medioambiental para las generaciones actuales y futuras. La responsabilidad colectiva implica construir territorios sustentables y sostenibles, atractivos, habitables, resistentes al cambio climático, y enérgicamente eficientes.

Cuide el pasto sembrado en el camellón de la Avenida del 17 en ciudad Victoria, no lo pise, camine y cruce por las áreas señaladas, con el objetivo de no dañarlo y siga promoviendo belleza y buna imagen de esa zona de la capital tamaulipeca.

El dato: El Subsecretario de Ingresos del Gobierno Estatal, Arturo Soto Alemán, afirmó que en el año 2019 disminuirá el cobro de la tenencia y no descarto que este pago deje de aplicarse a los automovilistas. Veremos si es cierta ésta información de Soto Alemán.

Correo:[email protected]

Dejar un Comentario