Compartir
Migración centroamericana se queda en México

Migración centroamericana se queda en México

Muchos confunden a las caravanas de migrantes de centroamericanos, como un hecho aislado. No conocen que por nuestro país, pasan en tránsito a diario, mensual y por año, cerca de 300 mil emigrantes de los tres países conocidos como Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala).

En un principio, dichos cruces eran sólo de tránsito, ya que los migrantes usaban nuestras carreteras como vías de paso para llegar a su llamado “sueño americano”, buscando en sus mentes cumplir un mejor modo de vida al huir de penurias, desempleo, pobreza y violencia.

Recientemente, ante las dificultades de pasar la frontera de EU, por endurecerse las políticas migratorias tanto por el Gobierno de Barak Obama, como en de Donald Trump, los transmigrantes están optando por quedarse a vivir y trabajar en las fronteras de México. Esto tiende a convertir al viejo sueño americano, en el “nuevo sueño mexicano”.

Por ello, no se trata de juzgar si son pocos o muchos los actuales 7 mil 350 integrantes de las tres caravanas que desde el 19 de octubre surcan nuestro país de sur a norte. Lo que se trata es de interpretar cuantos migrantes cruzan México continuamente, ya sea por medio de caravanas, a pie, auto, tráiler, autobús, tren la bestia, o por balsas…

A continuación reproduzco parte del más reciente informe que a mediados de este año 2018 dio a conocer la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Aquí podremos reconocer la gran cantidad de migrantes que anualmente pasan por México y que cada vez más integrantes de los migrantes de esos tres países, sumando también a los recientes grupos de cubanos, haitianos y africanos que buscan cruzar por México hacia EU.

EMIGRACION HACIA EU:

Emigración desde América Latina y el Caribe hacia EUA, características, de origen y destino de las migraciones desde, en y para América Latina y el Caribe, informadas por el Informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en junio 2018.

[…] Una característica fundamental de la región de América Latina y el Caribe es la migración hacia América del Norte.

En 2015, aproximadamente 25 millones de migrantes habían emprendido la travesía hacia el norte y residían en América del Norte. La población de América Latina y el Caribe que vive en América del Norte ha aumentado de manera considerable a lo largo del tiempo: se calcula que ha pasado de 10 millones en 1990 hasta casi 25 millones en 2015.

En 2015, México fue con creces, el principal país de emigración de América Latina y el Caribe. Ese año, más de 12.5 millones de personas nacidas en México vivían en el extranjero, convirtiendo al país en el segundo país de origen de migrantes más importante del mundo después de la India. La mayoría de los emigrantes mexicanos vivían en los Estados Unidos de América (EUA), lo que explica que el corredor que une México y los EUA continúe siendo el mayor corredor migratorio entre países del mundo.

Muchos otros países de América Central como El Salvador, Guatemala y Honduras también cuentan con importantes poblaciones de migrantes en los EUA, al igual que lo hacen países de América del Sur como Colombia, el Ecuador, el Brasil y el Perú.

En México, había 880,000 migrantes nacidos en los EUA, de los 20 principales países de inmigración y emigración de la región, Costa Rica presentaba el mayor porcentaje de inmigrantes respecto de su población total (casi el 9%), debido a la tradicional migración desde la vecina Nicaragua.

Otros países de la región, pese a no figurar entre los 20 principales países de migrantes, presentaron una mayor población de migrantes como porcentaje de su población total, como Belice, con un 15%.

La característica más llamativa de los principales corredores migratorios dentro y desde la región es el predominio de los Estados Unidos de América como principal país de destino.

La mayoría de los corredores se dirigen hacia los EUA, mientras que el resto discurre dentro de la región (por ejemplo, de Colombia a la República Bolivariana de Venezuela. Hoy día, a la inversa, por la reciente crisis del régimen de Maduro).

Estos corredores representan una acumulación de movimientos migratorios producidos a lo largo del tiempo y ofrecen una idea general del modo en que los patrones de migración en determinados países de destino han dado lugar a extensas poblaciones de personas nacidas en el extranjero.

En 2016, Colombia fue el principal país de origen de refugiados en América Latina y el Caribe debido a su prolongado conflicto interno. La mayoría de los refugiados de Colombia fueron acogidos en los vecinos países de la República Bolivariana de Venezuela y el Ecuador.

Haití fue el segundo país de origen de refugiados de la región y de él procedían más de 20,000 solicitantes de asilo. México fue el país de origen de 64,000 solicitantes de asilo, seguido de El Salvador (62,000), Guatemala (46,000), la República Bolivariana de Venezuela (45,000) y Honduras (35,000).

Muchos de estos solicitantes de asilo se encontraban en los EUA.

México, desde donde miles de personas emigran cada año principalmente a los Estados Unidos de América, sigue ocupando una posición destacada como país de origen. También es un importante país de tránsito para los migrantes que viajan hacia el norte en dirección a la frontera sur de los EUA.

Sin embargo, debido a la mejora de su situación económica y al aumento del nivel educativo del país, así como al cumplimiento más estricto de las leyes de inmigración en los EUA, México se está convirtiendo en un país de destino cada vez más atractivo para los migrantes internacionales.

Con todo, los EUA es de lejos el destino más popular de los migrantes de América Central: en 2015, el 78% de los migrantes centroamericanos vivía en los EUA, y solo el 15%, en otros países de la región y en México.

Sin embargo, en 2014, y nuevamente en 2016, las detenciones de centroamericanos procedentes de la región del Triángulo Norte, compuesta por Guatemala, Honduras y El Salvador, superaron en número a las de mexicanos en la frontera de los Estados Unidos de América y México.

Además, los flujos de migración irregular a través de América Central y México se han diversificado considerablemente para dar cabida a una gran cantidad de migrantes caribeños, así como a un número cada vez mayor de asiáticos y africanos.

En total, durante el año fiscal 2015, se produjeron más de 55,000 detenciones de migrantes no latinoamericanos en la frontera de los Estados Unidos de América y México.

Más de 6,000 migrantes haitianos “inadmisibles” (inadmissible) alcanzaron los puertos de entrada de la frontera sudoccidental de los EUA durante el año fiscal 2015, mientras que casi 8,000 migrantes africanos y asiáticos llegaron a los puestos de control de inmigración de México en la primera mitad de 2016, un aumento considerable respecto de años anteriores.

La diversificación y aparición de nuevos flujos migratorios en la región ha llevado a varios países de tránsito y de destino a incrementar el control y la protección de sus fronteras. Como respuesta al aumento de los flujos de migración irregular, en particular de cubanos y haitianos.

Dejar un Comentario