Compartir
No te sientas culpable al consumir chocolate y vino, retardan el envejecimiento

No te sientas culpable al consumir chocolate y vino, retardan el envejecimiento

Así que una copa de vino y un delicioso trozo de chocolate negro, lejos de perjudicar, nos ayudan a mantenernos jóvenes

Ya no nos sentiremos culpables al consumirlos. El chocolate y el vino, no solo alimentan el alma y nos conquistan con su delicioso sabor, sino que además retardan el envejecimiento.

Según estudios recientes, la aplicación de compuestos llamados análogos de resveratrol, químicos basados en una sustancia que se encuentra de manera natural en el vino tinto y el chocolate negro, provocan que nuestras células se vean y actúen como células más jóvenes, es decir, los factores de empalme vuelven a activarse.

Los factores de empalme son los que se encargan de que los genes funcionen como deben, sin embargo, con la edad pierden efectividad en su funcionamiento, o bien, dejan de funcionar, lo que limita la capacidad de las células para responder a los desafíos en su entorno.

Incluso, una de las razones por las que nos enfermamos fácilmente cuando envejecemos es porque nuestros tejidos acumulan células que están vivas pero no funcionan como deberían.

Incluso, comer chocolate amargo con un alto contenido de cacao nos proporciona gran cantidad de fibra soluble y minerales como hierro, magnesio, cobre y manganeso, asimismo es una fuente rica de antioxidantes, polifenoles y flavonoides, que mejoran el flujo sanguíneo y disminuyen la presión arterial.

Por su parte, el vino tinto nos aporta vitaminas, minerales, como zinc o hierro, entre muchos otros, por lo que reduce el riesgo cardíaco. No obstante, tampoco se debe de abusar en su consumo.

Así que una copita de vino y un delicioso trozo de chocolate negro, lejos de perjudicar, nos ayudan a mantenernos jóvenes.

Dejar un Comentario