Compartir
Hipertensión, enfermedad que puede ser controlada

Hipertensión, enfermedad que puede ser controlada

Expertos aseguran que los malos hábitos son una de las causas principales de la tensión arterial alta

Ciudad de México.- La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta, se puede controlar de ser identificada a tiempo, siempre y cuando se lleven las indicaciones médicas de forma correcta, afirmó la doctora Mariana Sainos.

“Actualmente sabemos que podemos tener un control adecuado de pacientes hipertensos con el simple hecho de corregir hábitos como: bajar de peso, hacer ejercicio y una alimentación adecuada”, explicó la especialista en síndrome cardiometabolico y nutrición clínica en entrevista.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica; el número inferior se llama presión arterial diastólica. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mm Hg).

“En mis consultas en el 2014-2015 eran pacientes de 45 años, pero del 2016 a la fecha te puedo decir que tengo un 50-50 en porcentaje de pacientes entre los 23 y 39 años”, dijo la doctora Sainos.

Es notable ya que la vida para los mexicanos cada vez se ha vuelto más complicada y esto implica que a más corta edad se encuentren con problemas de sobrepeso, mala alimentación, alcoholismo, estrés y un estilo de vida muy sedentario, razones conocidas como causas ambientales que llevan a la “hipertensión primaria”.

Explicó que este tipo de hipertensión es la más común en México con un 90 por ciento, pero con la detención a tiempo y la valoración médica correcta puede controlarse esta enfermedad.

Mientras que la “hipertensión secundaria” solo se presenta en el 10 por ciento ya que además de los malos hábitos como en la primaria, está acompañada de otros problemas o enfermedades.

Este porcentaje menor “se asocia con problemas renales, de la aorta, algunas enfermedades congénitas y en esos casos si será una hipertensión de por vida y con un tratamiento probablemente para siempre”.

Desafortunadamente no existen síntomas para identificar la hipertensión, “el 80 por ciento de los casos no habrá síntomas hasta que esto ya sea avanzado o tengan una crisis hipertensiva” indicó la especialista en nutrición clínica.

Una crisis hipertensiva es un aumento grave de la presión arterial que puede provocar un accidente cerebrovascular, el corazón no podría bombear la sangre de forma eficaz, provocando un ataque cardíaco, insuficiencia renal, la rotura de la arteria principal del cuerpo (aorta), una hemorragia o trombosis cerebral, entre otras complicaciones.

La única manera de identificarla es a través de exámenes médicos, por lo que se recomienda que mayores de 30 años se realicen un chequeo anual, con estudios de laboratorio y que el diagnostico lo haga un médico especialista, que identifique si tiene la enfermedad y cuál es la causa.

El tratamiento para la hipertensión de cualquier tipo primero tiene que ser la pérdida de peso e implementar actividad física de rutina, según la Especialista en Síndrome Cardiometabolico y Nutrición Clinica y Médico Prescriptor PronoKal Group México.

La segunda parte ya va enfocada “al tratamiento farmacológico que incluye diversas familias de antihipertensivos, tienen diferentes mecanismos de acción, y los vamos a elegir dependiendo la etiología (causa de la hipertensión); así como la severidad”.

“Como extra agregamos medidas generales, ejemplo, dieta hiposódica (baja en sal), descanso adecuado, hidratación de calidad, actividades que ayuden a disminuir estrés y siempre mantener una dieta y ejercicio”.

Uno de los problemas por lo que no se puede curar esta enfermedad “es el poco apego que los pacientes tienen al tratamiento y obviamente que no corrigen los hábitos gineco-dietéticos”.

Los pacientes deben entender que no siempre será el mismo gramaje para los enfermos, ya que es personalizado, “inclusive si el paciente obedece las indicaciones del médico el 70 por ciento de los casos se puede retirar los fármacos”.

Se aconseja el constante monitoreo en los pacientes con hipertensión, por lo que tener un baumanometro es indispensable.

Dejar un Comentario