Compartir
El médico negligente y el árbitro iluso

El médico negligente y el árbitro iluso

Si no hay cambios de última hora, la primera quincena de septiembre, el viernes 13, en el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Tamaulipas (SUTSPET), será elegido el Comité Ejecutivo Estatal para el periodo 2019-2023, el cual debería seguir siendo encabezado por la actual líder Blanca Guadalupe Valles Rodríguez, por su capacidad, experiencia y buenos resultados, no permitiendo los servidores públicos aspirantes improvisados, pillos, ambiciosos, ineficientes e irresponsables como el negligente“doctor” Armando Trejo Moreno y el improductivo chofer y arbitro Ezequiel “Cheque” Alfaro.

Votarán los delegados electos por las bases, para asistir al Congreso Estatal Ordinario que se realizará en el edificio gremial. La convocatoria estable que el pasado 13 de junio se integró la Comisión Estatal de Elecciones, que se encuentra en sesión permanente para regular y vigilar este proceso interno; y en su caso turnar la Comisión de Honor y Justicia a quien viole la normatividad del mismo.

Recibirán la solicitud de registro de planillas de candidatos los días 4, 5 y 6 de septiembre, teniendo hasta el 12 del mismo mes para informar a los aspirantes quienes cumplieron con los requisitos y documentos establecidos por los estatutos del SUTSPET para la elección interna, Las planillas aprobadas se presentarán el 13 de septiembre para someterse a votación de los delegados presentes.

Es conveniente la permanencia de Blanca Valles Rodríguez, en el liderazgo del SUSPET, pues daría continuidad a los proyectos y programas que ha elaborado para lograr mayores beneficios a favor de los servidores públicos estatales.

Además, porque es una dirigente que lleva una relación de respeto con las autoridades del Gobierno de Tamaulipas y ha expresado su firme determinación de trabajar en coordinación para gestionar mayores beneficios a los trabajadores.

Y uno de los mayores esfuerzos de Blanca Valles, es promover la buena relación entre el Gobierno del Estado y todos los trabajadores, para que siempre exista un ambiente laboral tranquilo, en paz, cómodo y obtener los mayores logros que atiendan las demandas de los servidores públicos.

Es cierto, la señora Blanca Valles, tiene varios años al frente del SUSPET y se ha mantenido en el cargo, porque los trabajadores así lo han decidido, tras darles resultados con múltiples beneficios como aumento de salario, becas, prestamos, ayudas alimenticias y para la educación, entre otros apoyos que le han permitido tener un liderazgo fuerte y avalado por la burocracia estatal.

Por eso, se vaticina que a Blanca Valles, los mismos trabajadores le pedirán que participe en este proceso eleccionario y si la petición se hace, lo más seguro es que registre su planilla, la cual ganaría de manera inobjetable y contundente, pues los trabajadores decidirán elegirla para darle continuidad a su trabajo que durante varios años muchos beneficio les ha dejado. Como dice el conocido refrán: “Más vale viejo por conocido, que nuevo por conocer”.

Y es que los trabajadores estatales sindicalizados, apostarle a aspirantes, sin oficio ni beneficio, es poner en riesgo la estabilidad, la paz, tranquilidad y el orden de dicho sindicato, pues a dirigirlo aspiran dos tipos de desconfiar, irresponsables, flojos, vividores, deshonestos, prepotentes, altaneros, inútiles e incapaces, como lo son el negligente e irresponsable médico Armando Trejo Moreno y el arbitro “Cheque” Alfaro, ambos con negros antecedentes.

Por ejemplo, el fracasado y bueno para nada del “galeno” Armando Trejo Moreno, no le importa la vida de los humanos y deberían cancelarle su licencia médica, si es que la tiene, por negligente e irresponsable en el desempeño de sus funciones como galeno.

Los trabajadores no deberían dejarse engañar por el pillo de Trejo Moreno, pues busca el poder para enriquecerse y proteger de la justicia y otros intereses, es inhumano y abusivo, odia gestionar la solución de las demandas de quienes representa, está demostrado, pues en los cargos que ha desempeñado ha provocado un montón de problemas y sólo ha buscado el interés económico para elevar su fortuna.

Lo más grave y por lo que no debería aceptársele su registro como aspirante a dirigir la citada organización sindical, es que Armando Trejo Moreno, en su contra interpusieron una demanda por negligencia médica. Lo negó y dijo que si se le comprueba esta situación está dispuesto a asumir esta responsabilidad hasta las últimas consecuencias.

No sería el mejor candidato del nutrido grupo de trabajadores que lo promueven, porque enfrenta problemas con la justicia y de nada les serviría un dirigente en la cárcel por negligente en su profesión y chamba.

Trejo Moreno, es delegado Sindical del Hospital Civil de ciudad Victoria y reitero, aspirante la dirigencia estatal del SUTSPET, pero mantiene olvidados a sus representados, no cumple con su obligación ni como médico ni su compromiso de gestionar beneficios a los trabajadores del mencionado nosocomio.

Es bastante problemático, tiene mala relación con las autoridades de la Secretaría de Salud, se ha pelado con varios doctores y enfermeras, le han reclamado su incapacidad e irresponsabilidad como delegado sindical y un aspirante con estas características de nada le es útil a la bese trabajadora, es más no le sirve ni para estorbar.

Por eso muchos trabajadores han decidido no apoyarlo y respaldar la continuidad de Blanca Valles Rodríguez, al frente del SUTSPET.

Trejo Moreno, es sinvergüenza, tiene “la cola muy larga”, les está jugando el dedo en boca a los trabajadores, les hace promesas que no podrá cumplir, critica y acusa sin pruebas. Las acusaciones que ha hecho contra Blanca Valles, debería comprobarlas, sino la dama tiene todo el derecho de acusarlo penalmente para que se le aplique la ley y la sanción penal correspondiente por difamar y buscar desprestigiar a una líder que, ha dado vida y esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y mantener el bienestar y tranquilidad de los mismos.

Lo que sus seguidores deben saber, es que Armando Trejo, fue cesado, despedido, corrido, puesto en la calle por el IMSS, por tener en su contra varias denuncias por negligencia médica. Algunas ya las arregló, con eso de que la justicia en México, es débil, este sujeto logró resolverlas.

Sin embargo, aún tiene algunas denuncias en su espalda y tiene pendientes ante la ley y así a los trabajadores no les conviene tenerlo como representante sindical, es más hasta debería convocar a elecciones para sustituirlo como delegado sindical del Hospital Civil.

Armando Moreno, no tiene capacidad ni para resolver los conflictos y necesidades que le pudiesen surgir en su persona y al anterior de su hogar.

En lo que respecta a Ezequiel Alfro, “El cheque”, este individuo, que se dice trabajador del Gobierno del Estado desde hace varios años, es un iluso, un ridículo y un improvisado, pues de liderazgo no sabe nada, su única experiencia es la de chofer y arbitro y realmente no conoce las demandas de los trabajadores.

Tan repudiado y de desconfianza es que como chofer los actuales funcionarios no solicitan sus servicios, lo tienen en la fría banca y se la pasa sentadote, todos los días en la Plaza del 15 Juárez, ubicada frente al Palacio Estatal y lo tienen lo más retirado que pueden, porque no sirve para nada.

Ezequiel Alfaro, es hijo de quien fuera líder de colonias Eloy Alfaro Salinas. “El Cheque nada se parase a su padre y nada le aprendió, pues su papá si gestionaba beneficios para los colonos.

Sin embargo, “El chueque” , hasta con los boleros, vendedores ambulantes y taxistas que se concentran en la plaza del 15, se pelea, al no estar de acuerdo con su actitud y proceder.

“El chqque Alfaro”, no cuenta con el respaldo ni de sus familiares que laboran en Gobierno, a recomendación de él.

Le debería dar vergüenza que le paguen un sueldo sin trabajar, es conveniente tenga dignidad u busque otros horizontes donde sí sea productivo, pues tenerlo sentado en la banca y pagándole un salario, se interpreta que su persona no es de confianza, no es útil y que es repudiable y que lo mejor es tenerlo retirado de los que sí trabajan.

“El Chuque “ Alfaro, lo que debería hacer es buscar la unidad de los árbitros, para que los dirija, su capacidad le alcanza para encabezar este grupo, porque como juez de línea del futbol soccer es bastante bueno.

Ya es tiempo se le de una comisión al árbitro “Cheque” Alfaro, para que desquite su salario, pues no es justo que los tamaulipecos le paguen un sueldo, sin trabajar y estar ocupando un espacio durante varias horas en las bancas de la plaza del 15.

El dato: Armando Moreno, no debería jalarle los bigotes al tigre, pues no se le debe olvidar que enfrenta una denuncia y puede ser distinguido huésped de la fresca cárcel. Se le recomienda aprenda de política y de medicina, porque en estas actividades enfrentan evidente fracaso.

Correo:[email protected]

Dejar un Comentario