Compartir
Dos individuos de cuidado

Dos individuos de cuidado

El ex diputado local, Patricio King López, resultó bastante sinvergüenza, pues ya abandonó la dirigencia estatal del Partido Verde Ecologista de México, (PVEM), tras varios años de mantenerlo y de donde desde hace tiempo debió ser retirado, despedido, auditado y hasta expulsado, por comparsa, esquirol, traidor y “gandaya”.

Este politiquillo banquetero y francachelero, es hechura del también ex diputado Jesús González Macías, dos sujetos de marras profesionales para el agandalle, indeseables, insoportables y oportunistas que donde pisan queman, infectan y marean con su olor a corrupción y que son los verdaderos responsables del fracasos del Partido Verde en Tamaulipas, pues el financiamiento público lo utilizaron a su antojo y a favor de sus intereses.

Pero además utilizaron al PVEM, para el acuerdo y la negociación política, ocasionándole la pérdida de su registro como partido político en el Estado, y no podrá participar con candidatos a puestos de elección popular, por culpa de esos vividores del presupuesto y buenos para nada, porque como legisladores sólo se dedicaron a cobrar un insultante sueldo, sin gestionar ni una gota de agua al pueblo y crear leyes de beneficio de la sociedad.

Ambos, en su momento, se rolaron la diputación que les correspondía al Partido por el porcentaje de votación, hicieron dinero con la bandera ecologista, se divirtieron y gozaron con las prerrogativas que da el Poder Legislativo e incurrieron en la práctica de uso influencias, pero como el instituto ya no tendrá prerrogativas o sea dinero público, ya no les interesa y lo abandonan, al manos hasta el momento anunció su retiro el muchacho King López.

Ya se acabaron a dicho Partido y han decidido dejarlo a su suerte, como esos políticos cobardes, mal agradecidos, traidores y abusivos que deciden arrojar al cesto de la basura lo que ya no les sirve, lo que les estorba y representa una carga, lo que ya no les deja ganancia económica. Dedicaron tiempo y espacio al placer, a los viajes al extranjero y a la borrachera, motivando la pérdida del registro del instituto político, quedando fuera de toda participación electoral.

Como el partido ya no tendrá candidaturas y mucho menos dinero por concepto de financiamiento público, ya no les interesa dirigirlo, mucho menos representarlo, porque no tiene nada que saquearle. Por cierto es conveniente se les aplique una auditoría, para que hagan entrega de todos aquellos bienes muebles e inmuebles que adquirieron con dinero del pueblo y que utilizaron para las actividades del partido, porque son tan sinvergüenzas, que podrían apropiarse de los mismos.

King López, se está despidiendo de la dirigencia del PVEM, no es ninguna sorpresa ni noticia, puesto que jamás trascendió, porque no dirigió con seriedad ni productividad al instituto, lo único destacado es que sobrevivió y mantuvo a toda su pandilla durante su estancia en la dirigencia ecologista, con el dinero público. A nadie le interesa se vaya, que deje la comité estatal y se dedique a otras actividades, porque a la gente del pueblo no le ha servido para nada ni en nada.

Es hasta en este momento que algunos tamaulipecos se dieron cuenta que este aprendiz de político estaba al frente del instituto político, ya que entre la gente de no dejo huella, constancia, participación, ayuda, apoyos, beneficios, algo que merezca la admiración y reconocimiento de la sociedad.

Como político no le sirve a ningún partido y como servidor público tampoco le es útil a la gente, porque si ya tuvo la oportunidad de servir y no lo hizo y decidió servirse, es mejor que se jubile de la política, porque si aparece en escena electoral, lo aporreará la gente y hasta podría recriminarle sus actos gandayas.

La gente lo repudia, detesta y principalmente los militantes de ese patio que tienen bien puesta la camiseta y que la sudaron para no perder el registro y aplauden su salida de la dirigencia, porque no estaban dispuestos a seguir soportante a un representante flojo, enemigo de servirle a la gente, voraz para el dinero público, aficionado al viaje, a la embriaguez, al baile, pero como ya no tendrá la partición de prerrogativas, decide abandonar al instituto político.

Su actitud es reprochable, criticable y porque no sancionadora por parte de la militancia y ante su actitud desleal, traidora y mal agradecida, debe exigírsele una renuncia para ya nunca regresar, por nocivo.

Todavía tuvo la desfachatez de despedirse en conferencia de prensa y agradecer haberle permitido estar dos años en la Secretaría General del Partido, como su hubiera hecho un buen trabajo. Para empezar nadie le permitió, pues fue impuesto. Mejor se hubiera ido por la puerta d atrás, porque su único logro fue enviar a la tumba política al partido; vergüenza debería tener y pedirle disculpas a la militancia, dado que no pudo con el paquete.

Hablar con la verdad, humildad, sencillez y reconocer su fracaso como dirigente partidista. Reconocer que como líder no sirve. Que no tuvo capacidad para ganar la simpatía de la gente, obtener votos y seleccionar buenos candidatos. Reconocer que sólo puede llegar a servir por la vía plurinominal, a cuyo cargo tendrá que esperarse muchos años para arribar, porque su partido no tiene registro y no tienen derecho a esta prerrogativa de representación popular.

Al muchacho King, seguramente le dará chamba el ex legislador González Macías, quien estima mucho al joven Patricio, pero tendría que soportarle, su rebeldía y borracheras.

La labor como dirigente estatal ha concluido, dijo, sin embargo, no se sabe a qué trabajo se refiera, porque no existe un informe de labores que precise los logros alcanzados, sólo destaca malos resultados como es la pérdida del registro de su partido. Resaltó que trabajará en nuevos retos, seguramente se le va a pegar al ex diputado Macías, quien siempre lo ha mantenido y protegido de sus actos rebeldes e insoportables.

King López, fue Diputado en el Congreso de Tamaulipas, fracasó en sus aspiraciones de ser Senador de la República y lo único que obtuvo fue menos del 1.5 por ciento de la votación, perdiendo el registro estatal. A nivel nacional el PVEM mantiene el registro, pero no creo que lo llame la dirigencia nacional y si le da cabida debería cuidarle las manos, porque es muy aficionado al dinero para satisfacer sus desordenes y tiene fama de perdedor.

Patricio King, con su decisión, ha llegado al fin de su pésima carrera política y esto lo merece, porque se olvido que la política es el arte de servir a la gente y trabajo a la inversa, dado que prefirió servirse, pero lo más lamentable es que lo hizo con la cuchara grande y con el dinero de los tamaulipecos.

Por eso a nadie le importa un comino que se vaya del partido, que lo deje, lo abandone, es más no se descarta que muchos militantes hagan fiesta por la salida de “El Pato King”, porque se quitan de encima a una pandilla que no llena para el dinero.

Cambiando de tema, ojalá no se le olviden al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, los compromisos que hizo con la población, durante su reciente visita al Estado de Tamaulipas. Vino emitió su discurso, criticó a la mafia del poder, hizo promesas y se fue.

Los tamaulipecos tienen confianza en que hará realidad los beneficios que ofreció y que pronto llegarán directamente a quien deben entregárselos. De no ser así, seguirá ganando o acumulando en su espalda más mentiras y el desaliento de mucha gente.

En otro asunto, cualquiera merece ser líder estatal del PRI en Tamaulipas, menos el ex alcalde de San Fernando, Tomás Gloría Requena, porque durante su desempeño público, solo utilizó los puestos para servirse, sino pregúntenle a los sanfernandenses, quienes tienen muy mal recuerdo de ese 4ex edil, quien se creía poderosos e intocable cuando fue presidente municipal. Y porque hasta pretendía irse a otro partido. Es traidorcillo y el PRI está harto de traidores.

El PRI de Tamaulipas necesita un líder popular, cercano a la gente, que los priistas y no priistas le tenga confianza, que encabece las cusas populares, con capacidad y experiencia política, gestor incansable de las demandas ciudadanas y el que reúne este perfil es el ex alcalde de Victoria Enrique Cárdenas del Avellano.

Ahora resulta que Gloria Requena, es amigo del líder nacional priista, Alejandro Moreno Cárdenas y ya se mueve en los medios de comunicación con mentiras, para disputar una dirigencia que no merece y que no tiene capacidad para encabezarla, pus simplemente no tiene “tablas” para ofrecer buenos resultados.

Enrique Cárdenas del Avellano o Edgar Melhem Salinas, son algunos de los priistas fieles, sinceros y leales que podrían rescatar al PRI de Tamaulipas, Gloria Requena, sólo lo llevaría al cementerio.

El dato: Vino el Presidente AMLO a Tamaulipas y apareció José Ramón Gómez Leal (JR). Le deberían pagar un día de salario, porque sólo ese día se le vio trabajando, aunque no sirvió ni tan siquiera para estorbar.

Correo:[email protected]

Dejar un Comentario