Compartir
Patricia Castro y su ejército de burros enzapatados

Patricia Castro y su ejército de burros enzapatados

· Desde la clandestinidad, y por órdenes de la alcaldesa de Reynosa, Martha Patricia Castro Granados y “La Verruga” Flores atacan y denostan a quienes no piensan como ellos.
· “Dios los castigo”: Barbosa
· ¿Fraude laboral en Bienestar Social de Matamoros?
· Roxana Gómez ¿para alcaldesa de Río Bravo?

En la última entrega de esta colaboración periodística, le contaba lo ocurrido en el parlamento abierto de la Cámara de Diputados, con miras a la construcción del paquete fiscal 2020 y en donde la presidente municipal de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez, fue a pedir que se les cobraran impuestos a los taqueros, eloteros y, en general, todo el comercio informal, buscando que a “ella” se le entreguen más participaciones. Adicional, pidió también que se les aplicara una tasa a los pagos en efectivo. Este dato más la presión que está ejerciendo sobre los carretoneros permiten observar que Maki odia a los pobres, que en este país representan a más del 60 por ciento de la población.

 

Y fue más allá: ofreció Maki al gobierno federal el padrón del comercio informal en Reynosa que asegura tener.

Sobre el particular, escribí mi opinión sobre esta muy polémica declaración, a mi forma de ver, desafortunada, y más cuando esta señora tiene aspiraciones a ser candidata a gobernadora, porque afecta, principalmente, a su ejercito de electores, quienes están verdaderamente molestos ante la posibilidad de pagar mayores impuestos, porque no podemos perder de vista que los eloteros, los taqueros, los agüeros y, prácticamente, los miles de comerciantes informales pagan en Reynosa derecho de piso que, más allá de los tecnicismos fiscales, estos recursos son impuestos que nadie sabe ni en que se gastan ni a donde van a parar.

Si la administración municipal que preside la originaria de Chihuahua, pero residente de Mission, aplicara con honestidad, con transparencia, con inteligencia esos dineros en la ciudad, créame que Reynosa estaría rechinando de limpia y sería la mejor ciudad de México. Pero… eso por desgracia no sucede. El verdadero interés de Maki son sus ansias recaudadoras para acrecentar su fortuna personal que le permita vivir como señora feudal más allá del Río Bravo.

O dígame usted querido lector de Reynosa: ¿cuándo se ha encontrado a la alcaldesa de Reynosa comprando en algún super de la ciudad? ¿O cuando se la ha encontrado comiendo en algún restaurante? ¿O paseando por la plaza principal comiéndose un elote? Nunca, y me imagino yo, porque la señora hace su vida en los Estados Unidos y la suerte y el destino de Reynosa sólo le importan por la capacidad que tienen ella, su consorte y su Makito, de hacer negocios y seguir lucrando y ganando muchos millones de los ciudadanos de Reynosa al amparo del poder.

Pero, le comento con verdadera pena, después de estos comentarios producto de la libertad de opinión que me da nuestra Constitución General de la República y en este oficio que un servidor ejerce desde hace más de tres décadas, me di cuenta que Reynosa no avanza porque Maki se ha rodeado de un ejército de burros enzapatados, y que me perdonen los burros enzapatados, que no rebuznan porque no se saben la tonada.

También, ayer confirmé lo que desde hace tiempo se dice de Maki, que paga mucho dinero de los contribuyentes para tener un ejército de boots comandado por Anibal Flores, “La Verruga” y por su descoordinadora de Comunicación Social, Martha Patricia Castro Granados, para descalificar a quienes no pensamos como ella, a quienes decimos lo que realmente sucede en Reynosa, porque es verdaderamente de pena ajena que la Chihuahuense se ha rodeado de colaboradores tan sordos, torpes y miopes, que en esa misma medida su destino estará condenado al fracaso porque Maki, y nadie más que Maki, está pagando ya el precio de la soberbia de quienes están a su alrededor y de sus decisiones fuera de lugar.

En próximas colaboraciones daré a conocer los nombres con que Castro y Flores tienen a sus boots con los que descalifican a sus adversarios. Y digo que esta es una estrategia miope, porque en lugar de andar gastando el tiempo y dinero de los contribuyentes en difamaciones, descalificaciones y andar inventado “jaladas”, deberían construir estrategias inteligentes y cerrarle el pico a su alcaldesa porque Maki, tal vez por su precario estado de salud mental, se ha vuelto sincronizada: abre la boca y mete la pata. Sin embargo, eso no será posible, porque lo que natura no da Salamanca no presta.

Además, Castro y Flores, Flores y Castro, no han entendido que, primero, quien acusa está obligado a probar y de no hacerlo se constituye un delito contemplado en el código penal que se llama difamación. Y segundo no han dimensionado que lo que ellos hacen, escondidos detrás de una computadora, se llama cobardía, porque cuando yo escribo mis colaboraciones, todas, llevan el nombre del responsable del texto, mientras que ellos se esconden tras de pseudónimos para que no los vayan a descubrir, pero son tan obvios y torpes que todos sabemos que son ellos, porque así operan y le han lavado el coco a Maki de que ellos los van a llevar, junto con Makito y al Consorte, al palacio de Gobierno de Ciudad Victoria.

Pero más allá de sus solos deseos y ambiciones de poder y de dinero, a Maki se le olvida que la gente que votó por ella ya no lo va a hacer. ¿Se imagina cuál sería su primera decisión de gobierno de Maki si ésta llegara a donde pretende? Claro, incrementaría los impuestos ese mismo día en detrimento del bolsillo de las familias tamaulipecas. Y eso los electores no lo deben de permitir.

¿Recuerda usted cuando en campaña Maki decía que Reynosa estaba imposible y que si querían seguir como estaban votaran por los mismos y que si no ella era la opción? ¿Y qué pasó? Reynosa como ciudad, bajo el gobierno municipal de Maki, está peor, está invivible.

Además, por favor no olvide Usted que, al llegar a la presidencia municipal de Reynosa, Maki intentó cobrar la recolección de la basura, como primera medida recaudatoria y gandalla la cual, afortunadamente no pasó, porque el Congreso de Tamaulipas no lo permitió, pero si por Maki hubiera sido, hubiera apuñalado por la espalda a los ciudadanos con un cobro que, en teoría, el ayuntamiento ya realiza a través del impuesto predial.

Y si no lo cobran, si la gente no paga, entonces es porque Esmeralda Chimal Navarrete, la multipremiada tesorera, no tiene la capacidad para recaudar los impuestos que ya están establecidos y que los ciudadanos deben de pagar.

Pero más allá, Chimal Navarrete no cobra porque el ciudadano sabe que lo que recaudan no llega a su destino, se lo roban, se lo transan, y por ello en Reynosa las calles están en muy mal estado, el alumbrado público es prácticamente nulo, la recolección de basura terrible y, no hay, lamentablemente, un gobierno municipal que sepa que quiere y a donde va y, ni siquiera, Maki ha sido capaz de comunicarle a la sociedad en donde están y que quieren. Puras obras al aventón, como la Calle del Taco, y sin sentido, todo con tal de llevarse unos centavos, o muchos pesos, a la bolsa.

Recuerdo que, en una entrevista, cuando era candidata allá por 2016, Maki se comprometió a hacer campañas en los medios de beneficio social: cultura vial, valores familiares y convivencia ciudadana. También, se comprometió a que su administración sería una caja de cristal, en donde los ciudadanos conocerían el monto y el destino de cada cheque emitido por su administración, hasta el más ínfimo, se comprometió a tratar con respeto al ciudadano y a velar por las clases sociales más vulnerables. Y al día de hoy no sólo no ha cumplido con ello, sino que, además, en las últimas semanas ha atentado y tratado con desprecio a los carretoneros, a los eloteros y a los taqueros. En la administración de Maki es un delito ser pobre.

Las ambiciones de poder y de dinero de Maki son brutales. Y ella, y Makito, el hijazo de su vidaza, a quien le quiere ceder la presidencia municipal en 2021, quieren ser todo al precio que sea, incluyendo pasar por encima de quien se les ponga enfrente.

Pero no hay una estrategia política inteligente. Maki se ha aliado con lo más rancio del PRI, con el grupúsculo del ex gobernador Egidio Torre Cantú, para lograr su cometido. Pero yo creo que los priístas de sepa, los que se han jodido durante años para construir lo que han construido, no creo que se dejen imponer una figura desgastada, ineficaz, ineficiente y mitómana como Maki, para abanderar a ese partido en las elecciones de 2022.

Además, el equipo del que se ha rodeado la chihuahuense en el Ayuntamiento de Reynosa ha salido bueno, pero para robar y abusar de los dineros de los contribuyentes. Ahí tiene a Hugo Ramírez, el alcaldito, quien de la noche a la mañana se convirtió en un “respetable” empresario de la industria gastronómica; la tesorera Chimal Navarrete que en tres años pudo juntar para comprarse su humilde residencia más allá del Río Bravo, lo que nunca en su vida soñó; Zita Guadarrama, la Síndica que no canta mal las rancheras y se alimenta opíparamente con cargo al erario público y su esposo, Cesar Bahena, quien está inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública, pero como es amigo del consorte de Maki, sigue haciendo pingues negocios.

Por cierto, al consorte, los rumores de radio pasillo lo acusan de pedófilo y van más allá al sentenciar que Maki puso al lobo en el corral de las ovejas – el DIF municipal- y también hay quienes aseguran que Maki lo ha hecho llorar en varias ocasiones y públicamente, cuando le da con el látigo de su desprecio. Pero este último dato es historia personal y a mí, en lo personal, no me interesa.

Y por supuesto, también parte del equipo de la alcaldesa son Martha Patricia Castro Granados y Aníbal Flores, “La Verruga”, quienes están haciendo su agosto todos los meses, cosa nomás de que la Auditoria Superior del Estado y la Auditoría Superior de la Federación hagan bien su trabajo y se van a encontrar con una serie de tranzas y trastupijes en beneficio personal, así como lo hizo Castro Granados en Tampico en donde la administración municipal de Jesús Nader Nasrallah ya está investigando los excesivos gastos y desvíos en la Coordinación de Comunicación Social del puerto en tiempos de la descocada alcaldesa Magdalena Peraza Guerra.

No te confundas Martha Patricia Castro Granados: esa silla no es para robar y no es para confrontar a tu jefa con los periodistas y reporteros, como lo hiciste en Tampico con Magdalena Peraza. Esa silla es para comandar la Comunicación entre gobierno y sociedad. Pero, además, no seas cobarde, da la cara, asume tus acciones y tus responsabilidades. Voy a dar a conocer a tu ejército de boots. No seas cobarde, reitero. Tu no sirves para comunicar sino para enfrentar. La soberbia y la petulancia te han ganado en los últimos años. Qué pena.

Pero además se más inteligente, estudia, lee, apréndele a los que si saben. Denostando a quienes no pensamos como ustedes y vemos la realidad diferente no va a llegar Maki a la Gubernatura. No seas torpe. La gente va a votar en el 2022 por quien le garantice avanzar en los temas torales de Tamaulipas y Maki no lo hace. La gente va a votar por quien le garantice resolver los problemas de los 43 municipios y Maki no ha resuelto ni los de Reynosa. La gente va a votar por quien los mire de frente y les hable con honestidad. Y Maki no es esa persona. La alcaldesa se siente complacida cuando compran encuesta que dicen que ella es la más bonita del reino.

Y en lo que falta de aquí a la campaña, no vas a poder construir una figura competitiva porque Maki representa más agravios que soluciones, representa más engaños que verdades, representa más ofensas que sinceridad y todo mundo sabe que ella y su familia se han enriquecido ofensivamente con el presupuesto de Reynosa, ese que debería servir para tapar baches, para comprar luminarias a precios decente y no pagados al doble, garrafones de agua pagados a precio justo y no inflados y comprar papel al precio en que lo venden en las empresas papeleras y las papelerías de la ciudad y no en las comercializadoras fantasmas al servicio de quienes detentan el poder.

Los Reynosenses ya conocen a Maki y saben que en el remoto escenario de que llegara al Palacio de Gobierno lo primero que haría sería cobrar más impuestos y desterrar a quienes no pensamos igual que ella, haría a su Makito alcalde y, tal vez, a su consorte presidente del Congreso, porque a Maki el nepotismo es un tema que no le importa en lo más mínimo, como no le importó la salud de los mexicanos cuando de la mano de Margarita Zavala y Felipe Calderón llegó a la subsecretaría de salud federal. Maki lucra con su estado de salud y, gracias a la lástima que inspira y que le tienen, la chihuahuense ha logrado hacer trastupijes y medio desde la presidencia municipal y todos los cargos en los que ha cobrado.

En fin. Lo peor que le podría pasar a este estado es que Maki fuera gobernadora, lo que no se ve en el horizonte. Y yendo más allá, me atrevería a decir que Maki ha sido la peor presidente municipal que ha tenido Reynosa en los últimos años, peor que Everardo Villarreal y que José Elías Leal, y eso ya es decir mucho.

Maki, por vergüenza, debería ofrecer disculpas públicas y renunciar porque no está viendo por el bien de la sociedad de Reynosa, sino por el bien de su familia, los Peña Ortiz, y de quienes la ayudan a hacer de Reynosa la ciudad que es, que no es la mejor, por cierto. Y que eso ya quedo consignado en la historia.

Y tu también Martha Patricia Castro Granados. Si tienes vergüenza deberías de irte a tu pueblo, al que por cierto ya también le hiciste mucho daño y el que te abomina. Refúgiate en tu casa, que compraste a partir de tus “jugosas utilidades” obtenidas en la administración pública y ofrece disculpas. Ya has ofendido bastante a los tamaulipecos desde un cargo sin mayor trascendencia, lo que es verdaderamente difícil.

Y no, no extorsiono. Yo no gano las cantidades de dinero que tu sí ganas, porque recuerda que a tu llegada a Reynosa viviste meses en un hotel, el que sólo se podría pagar con ilimitados recursos. Te reitero, el Estado de Derecho ha costado sangre, sudor y lágrimas de generaciones de mexicanos, y él establece que quien acusa está obligado a probar. Hazlo, prueba tus acusaciones, no seas cobarde. Y finalmente asesora a Maki para conectar el cerebro antes de poner a funcionar la lengua. Se tenía que decir y lo dije.

PD. 1. Quien se pasó de la raya con sus comentarios fue el Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien, en un discurso en Huejotzingo, se aventó la puntada de decir “Yo gané, me la robaron, y los castigó Dios”, sobre las elecciones de junio de 2018

en las que resultó vencedora la panista Martha Érika Alonso, quien murió seis meses después tras el desplome del helicóptero en que viajaba junto con su esposo, el exgobernador Rafael Moreno Valle.

Luego de su frase, silencio sepulcral, lo que debe valorar Barbosa, porque la sociedad no está dispuesta a aplaudir comentarios tan desafortunados y torpes como éste, aunque vengan de la boca del Gobernador. ¡Ojo!

Por lo pronto Barbosa, por ese dislate, por decir lo menos, es la tercera tendencia a nivel nacional en Twitter por su declaración.

PD. 2. Sin duda que, en la Secretaría de Bienestar Social del Ayuntamiento de Matamoros, el que preside Mario López Hernández “La Borrega”, decenas de trabajadores de esa dependencia contratados por Alberto Granados, después de meses sin cobrar, se enteran que nunca estuvieron dados de alta y que Recursos Humanos, nunca tuvo conocimiento de su trabajo. Y denuncian que está siendo contratado personal de nacionalidad cubana.

Un grupo de casi diez personas, que por temor a que no les paguen sus salarios vencidos desde hace meses, manifestaron que luego de entrevistarse con la titular de Recursos Humanos, comprobaron que José Alberto Granados Favila las estuvo engañando por meses, con la promesa de que si les pagarían, pero antes de liquidarles sus salarios prefirieron contratar a cubanos.

Molestos, acudieron a presentar su queja ante los regidores del Ayuntamiento de Matamoros quienes igualmente expresaron rechazo a esa medida por considerar que primero se debe dar trabajo a los mexicanos.

Mencionaron que acudirán a todas las instancias legales para exigir el pago de sus salarios, como la Junta de Conciliación y arbitraje, la delegación estatal y nacional de los derechos humanos, y en el ramo penal, ya que se sienten defraudados, pero, dijeron, no permitirán que Alberto Granados o cualquier otro funcionario disfrute del fruto del trabajo de decenas de incautos, a los que este mal y deshonesto funcionario no pagó un solo centavo.

Por cierto, este funcionario, quien se ostenta como abogado no lo es. Ninguna página electrónica tiene referencia de que este mal funcionario haya cursado una carrera universitaria.

PD. 3. ¿Será cierto, como se rumora, que la diputada local por el octavo distrito con cabecera en Río Bravo, Roxana Gómez Pérez, se perfila a convertirse en la virtual candidata del PAN a Presidenta Municipal?

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

HIPÓDROMO POLÍTICO D.R. 2019

Dejar un Comentario