Compartir
La bolsa de papel no es una alternativa sostenible al plástico

La bolsa de papel no es una alternativa sostenible al plástico

Tras los altos niveles de contaminación y por ende los efectos del cambio climático se han tomado diversas medidas para mitigar esta situación, una de ellas es la prohibición de las bolsas de plástico, y por lo que algunos establecimientos han optado por usar bolsas de papel, sin embargo este material no son más ecológicas que las de plástico.

Así es, de acuerdo con un estudio de la Agencia Medioambiental de Reino Unido, explicó que una bolsa de papel tiene que utilizarse tres veces para que su periodo de vida, desde el momento en el que se extrae la materia para que se fabrique o el transporte, perjudique menos al medio ambiente que una de plástico de un solo uso.

Cultura de usar y tirar

De igual forma si la segunda se utiliza para un bote de basura, la de papel podría salir perdiendo, y también tomando en cuenta que es más rígida y más fácil que se rompa; como comentamos en diversos establecimientos ofrecen esta bolsa de papel como una opción eco, y solemos comprar esa idea porque es de color marrón.

Ante esto, la responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace, Alba García explica que “la bolsa de papel no es una alternativa sostenible al plástico, el tetrabrik a la lata o la botella. El asunto es otro: hay que acabar con la cultura de usar y tirar. Y dejar de utilizar materias primas nuevas cuando ya hay otras que, para el mismo fin, pueden durar años”.

Por otro lado la diseñadora creativa experta en sostenibilidad, Leyla Acaroglu, recordó una plática TED en el año 2013, que “el papel, en el medio natural, ciertamente se degrada. Pero la mayoría de las cosas van a parar al vertedero, no a la naturaleza, Y ahí el medio es distinto, pues no hay oxígeno, y las moléculas del papel, la lechuga o lo que sea, se convierten en metano, un potente gas de efecto invernadero”.

Pensar si realmente necesitamos ese objeto

Finalmente, la responsable de Greenpeace explica que hay plásticos buenos: “siempre que duren años”, puesto que la idea que sostienen los expertos es que se descarte lo desechable. También en pensar antes si realmente necesitamos eso que queremos comprar, sea del material que esté hecho. La periodista Brenda Chávez, en el libro Al borde de un ataque de compras, menciona lo siguiente:

“En la mayoría de las ocasiones, los recuerdos felices no tienen que ver con el consumo, sino con el conocimiento y el aprendizaje”.

Dejar un Comentario